Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Archivo de junio, 2015

Hola.com, que cumplirá 15 años en Internet, apuesta por la expansión internacional

Portada del primer número de la revista ¡Hola!, 8 de septiembre de 1944

Portada del primer número de la revista ¡Hola!, 8 de septiembre de 1944.

¡Hola! cumplió 70 años el día 8 de septiembre de 2014. La revista, “un semanario de amenidades”, nació en Barcelona en 1944 como proyecto de vida de una pareja de recién casados. En papel, ¡Hola! cuenta con 2.307.000 lectores semanales en España, según el EGM de marzo 2015. Pero como explican en la revista, además publican 34 ediciones que llegan a más de 120 países en todo el mundo, con 25 millones de lectores semanales a nivel mundial y se edita en 13 idiomas.  “Cada segundo, en distintos rincones del planeta, 15 personas leen ¡HOLA!-¡HELLO!, y lo hacen en castellano, inglés, ruso, árabe, francés o tailandés”, aseguran en la revista.

El 12 octubre celebrarán su 15 cumpleaños en Internet. Algunos de los datos facilitados por la revista (marzo 2015)  confirman que Hola.com es uno de los gigantes de Internet en español: Hola.com recibe a casi 12 millones de navegadores únicos mensuales y 8 millones de visitantes únicos mensuales en movilidad (tableta o smartphone). En redes sociales cuenta con más de 4 millones de seguidores en Facebook y casi 2 millones en Twitter.

En la redacción en Madrid trabajan más de 200 personas para nacional y equipos internacionales. Alrededor de 60 forman el equipo “digital”, quienes, dependiendo de la actualidad publican entre 70 y 100 noticias diarias. Cada portal o sección tiene su propio equipo de redacción que actualiza la información en cualquier momento de las 24 horas de los 365 días del año.

Tal vez los dos hitos más importantes en la internalización de ¡Hola! sean el lanzamiento de ¡HELLO! en Reino Unido en 1988 y la apertura en 2013 de ¡Hola! TV, el canal de televisión que crearon junto con Atresmedia,  que emite desde Miami para América Latina y EE UU, con 500 horas anuales de producción original y una audiencia de suscriptores que supera los 9 millones de hogares.

La revista ¡Hola! que aparece en papel es semanal, pero en Internet es un diario digital. El gran reto al que se enfrentan ahora mismo es “seguir como hasta ahora innovando y adaptándonos a todos los dispositivos facilitando a los seguidores de la marca la información más actualizada de Actualidad Social y Estilos de Vida.  Seguir con nuestra expansión internacional e incrementar el número de webs locales e internacionales”, explican desde la revista.

¡Feliz día del periodista!

El domingo se celebró el día del periodista en Argentina. La fecha, según se puede leer aquí y en otros sitios, es “un homenaje a la creación de la Gazeta de Buenos Ayres, el primer diario de la etapa independentista argentina fundado en 1810 por Mariano Moreno”.

De las muchas felicitaciones que han circulado por las redes sociales, me ha llamado la atención la que publicó Liniers en Twitter.

En 2014, la publicidad digital creció casi un 10% en España

Según el Estudio de Inversión en Publicidad Digital, que realiza IAB Spain, la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, junto con PWC, la inversión en publicidad digital en 2014 ha sido de 1.065,6 millones de euros, una cifra que supone un crecimiento del 9,9% respecto a 2013.

Captura de pantalla 2015-06-08 a las 09.41.02

El crecimiento de la publicidad digital no deja lugar a dudas. “La inversión en Desktop (990,7 millones de euros), Mobile (42,9millones de euros) y Digital Signage (32millones de euros). Cabe destacar que la publicidad digital representa un share del 22,9% respecto al total de la inversión publicitaria, consolidando su segunda posición en el ranking de medios”, explican en el informe.

A la hora de hablar de publicidad digital conviene diferenciar entre display (anuncios de imagen gráfica) y search (publicidad en buscadores). La inversión en publicidad Mobile ha aumentado un 63%. Display supone un 77% y search el 23%.

Captura de pantalla 2015-06-08 a las 09.40.44

Desktop

La inversión en Desktop se ha distribuido en un 43% para display y un 57% para search. Los tres sectores que más invierten en display son Automoción, Tecnología y Telecomunicaciones y Servicios Financieros y Seguros, que suponen 46% de la inversión total. Para fijar el precio de la publicidad, el CPM (Coste por Mil impresiones) sigue siendo el modelo más extendido con un uso del 55%. Le siguen tiempo, fijo y patrocinios con un 22% y CPC (Coste por Clic) con un 15%. La inversión en vídeo continúa su crecimiento alcanzando los 71,5 millones de euros, significando el 16,6% de la inversión display.

Mobile

La inversión en Mobile en 2014 aumentó un 62,87% respecto a 2013 según las tendencias aportadas por las agencias participantes, ascendiendo a los 42,9 millones de euros. Al contrario que en Desktop, los formatos display concentran un 77%  de la inversión (27,7 millones de euros) frente al 23% de search (9,7 millones de euros).

Los tres sectores que más invirtieron en 2014 en display mobile, han sido Automoción (35%),Telecomunicaciones (13%) y Alimentación y Bebidas (12%). En search destaca Tecnología y Telecomunicaciones (35%), Automoción (31%) seguido de Servicios financieros y seguros (10%). Respecto la inversión en vídeo mobile Automoción (41%) y Alimentación y Bebidas (21%) son las destacadas.

El modelo destacado para fijar los precios es el CPM (Coste por Mil impresiones) con un 63% de peso en inversión. La compra programática en mobile supone un 4,32%, y donde más se invierte es en los medios de comunicación (53%).

IAB estima que la previsión de crecimiento de la publicidad digital para 2015 estará por encima del 5%.

Captura de pantalla 2015-06-08 a las 09.40.04

¿Quién ha dicho que el papel no tiene futuro?

suplementos

Uno de los datos que más me ha llamado la atención del Congreso Mundial de Medios de Comunicación, que se ha celebrado esta semana, es que alrededor del 90% de los ingresos de los periódicos proviene de las ediciones impresas. Internet da audiencia y relevancia, pero la pasta todavía viene del papel. Así que no resulta extraño que los diarios vuelvan a sacar productos al kiosco para venderlos, junto con el periódico o como se pueda, para intentar mejorar los ingresos.

Pero no todos son productos periodísticos. Algunos siguen apostando, como en los viejos tiempos, por convertir los puestos de venta de prensa en ferreterías. Con la Thermomatic, La Razón consiguió superar en ventas en marzo al ABC y a El Mundo. Los nuevos lectores de La Razón ya han dejado de serlo y de 105.000 ejemplares en marzo pasó a vender 53.000 en abril.

¿Por qué los medios aparecen en la sección de tecnología?

PREGUNTAS CON UNA POSIBLE RESPUESTA

tecnologia

¿Qué criterio han seguido en un diario español “de calidad” para emplazar durante dos días seguidos en la sección de Tecnología la información del Congreso Mundial de Medios de Comunicación que se ha celebrado en Washington del 1 al  3 de junio?

‘El Mundo’, mejor sin Sostres (y se ahorran una pasta)

Sostres, ayer en El Mundo.

Sostres, ayer en El Mundo.

David Jiménez, el nuevo director del diario El Mundo, no renovará el contrato de Salvador Sostres. Con esta decisión, Jiménez se ha ganado el respeto y el interés de muchos lectores, entre los que me encuentro.

Algunos columnistas salen caros. Sostres cobra (todavía escribía ayer como se puede ver en la imagen), más de 6.000 euros al mes por escribir sus cosas. Fuera del ecosistema de los medios tradicionales que tan bien les pagan y tanto dinero pierden, muchos columnistas no conseguirían ganar ni siquiera la mitad haciendo destajos en los nuevos medios. Tres por el precio de uno. Ya se sabe: más por menos.

Desconozco si Sostres tiene planes profesionales para el futuro. Ayer por la noche, un amigo, con buen criterio, me decía que comienza a haber overbooking en el sector más facha de los que escriben en periódicos en España. Cuando hay exceso de producto en el mercado, los precios bajan. Y se reducen más todavía cuando ni siquiera hay tertulias televisivas donde se cobre.

Pero hablemos de lo interesante. Jiménez ha abierto una puerta en El Mundo y por ella debe salir la tristeza y entrar la esperanza en un medio que se ha apalancado en los últimos meses. El buenismo de Casimiro García-Abadillo ha pausado el pulso de la redacción.

Los ejecutivos de la casa se mantienen cautelosos ante un nuevo director que se ha saltado el escalafón. Mientras tanto, Jiménez ha elegido “Notas desde Aquilea” como título de su columna dominical, inspirado, seguramente, en el nombre de un sitio asediado del que solo se puede defender con coraje. Con esa premisa, escribía el domingo pasado una primera declaración de intenciones. Tituló el artículo “Periodismo, nada más” y , entre otras cosas, con una expresión que recuerda a la mili, aprovechaba para recordar el  papel que han desempeñado o, mejor, que no han  desempeñado la mayoría de los medios de comunicación en España en los últimos años:

“Era cuestión de tiempo que nos durmiéramos en la garita de ese sistema que habíamos prometido vigilar y que lo hiciéramos en el peor de los momentos, en vísperas de la mayor crisis económica de la Democracia. ¿Cuánto dinero habrían ahorrado los contribuyentes si hubiéramos investigado a las cajas de ahorro y sometido a sus directivos a las preguntas pertinentes, antes de que fuera demasiado tarde?”

El director terminaba su primera nota desde Aquilea haciendo suya una frase de uno de los periodistas más citados.

Kapuscinski tenía razón cuando decía que nuestra labor no consiste en pisar las cucarachas -no somos jueces ni policías-, sino “en prender la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse”.

Despedir a Sostres es un buen inicio para eliminar toxinas del diario. Si Jiménez quita algo de caspa de las columnas y, como anuncia con la cita de Kapuscinski, opta porque El Mundo haga periodismo y no se dedique a pisar cucarachas, habrá que volver a ir al kiosco a comprarlo y visitarlo en Internet todos los días.

Rusbridger, un director con coraje

 

Alan Rusbridger. Foto: Alessio Jacona - International Journalism Festival, Perugia, Italia, 2014

Alan Rusbridger. Foto: Alessio Jacona – International Journalism Festival, Perugia, Italia, 2014

El sábado en The Guardian despidieron con una fiesta a Alan Rusbridger, quien, después de 20 años, deja la dirección del periódico. Además de liderar la transformación digital y convertir a The Guardian en un referente planetario, Rusbridger es un firme defensor de la distribución de contenidos digitales en abierto. Le sucederá Katharine Viner, la primera directora en los 194 años de historia del periódico.

Con millones de visitantes a través de Internet, las ventas en papel del rotativo inglés están por debajo de los 180.000 ejemplares (casi 40.000 más que El País en el mes de marzo), pero su difusión crece en Internet y su alcance es global. En The Guardian compraron la última rotativa en 2004, pensando que ya no adquirirían ninguna más. “Pero ahora no lo podemos asegurar al cien por cien. Sé que en un momento dado dejará de funcionar la rotativa, pero el papel es todavía muy importante para nosotros”, decía el exdirector ayer en una recomendable entrevista publicada por El Mundo.

Entre los últimos éxitos periodísticos de Rusbridger se encuentra la difusión de los informes de Wikileaks en 2010, el escándalo de las escuchas telefónicas que conmocionaron a Reino Unido en 2011 y las revelaciones del caso Snowden en 2013, que abrieron un debate sobre la seguridad y la privacidad de las comunicaciones en todo el mundo, trabajo por el que obtuvieron un premio Pulitzer de periodismo junto con The Washington Post en la categoría de servicio público.

Nick Davies, periodista que investigó durante seis años las escuchas telefónicas ilegales del periódico News of the world, de Rupert Murdoch (aquí explica Rusbridger como destaparon el asunto), publicó un libro, Ataque al imperio, donde cuenta con pelos y señales cómo fue la génesis, la investigación y el desenlace de uno de los mayores escándalos informativos que se han producido en Inglaterra. Davies también explica que contó desde el principio con el apoyo de Rusbridger y el coraje que mostró su director en la gestión de un caso tan complicado para un director, como se puede leer en el siguiente párrafo.

“La prensa británica está bien surtida de cobardes ambiciosos, que han llegado a lo más alto sonriendo obedientemente a cualquiera que estuviera por encima de ellos en el escalafón. Un director de esa clase hubiera echado un vistazo a una historia que no podía por menos que causar problemas con la mayor empresa periodística del país, la mayor fuerza policial, el mayor partido político y, en buena medida, con la Comisión de Quejas de la Prensa, y las habría abortado, recortado o relegado al final de la página 5, confiando en que nadie repararía en ella. Pero a Rusbridger le gustó“.

Todo un ejemplo para tantos responsables de medios que consideran que la gestión empresarial está por encima del periodismo a la hora de dar la información.