Entradas etiquetadas como ‘simon roberts’

Pesos pesados de McLaren revelan qué falló en el coche de Alonso este año

Alonso observa su McLaren averiado en los test de pretemporada, en Montmeló (Foto: archivo).

Pesos pesados del departamento técnico de McLaren, Simon Roberts (director de operaciones) y Andrea Stella (ingeniero jefe), han explicado en la revista alemana Auto Motor und Sport los motivos por los que su monoplaza MCL33 fue este año un auténtico desastre.

El primero de ellos hace referencia al tiempo, algo que ya he comentado varias veces en este blog. El cambio de ‘motorista’ se hizo tarde y mal, no hubo tiempo material para adaptar el chasis al motor Renault y eso lastró todo el proyecto. Lo dice Roberts:

“Tuvimos que desarrollarnos a la velocidad de la luz porque queríamos estar listos para el primer test de pretemporada. No tuvimos tiempo para integrar correctamente todos los sistemas en el coche”

El segundo está íntimamente ligado con el primero: las prisas provocaron numerosos fallos de fiabilidad en pretemporada:

“Tuvimos muchos problemas de fiabilidad en los test. Las pruebas de invierno no fueron según lo planeado. Rodamos poco, eso nos costó tiempo de desarrollo porque nos costó entender el coche”

A pesar de todo, Fernando Alonso consiguió maquillar los defectos del coche en las primeras carreras (fue quinto en la cita inaugural de Australia) y McLaren no empezó a notar que algo no funcionaba hasta Bahréin. Aún así, no fue hasta Canadá cuando la escudería se dio cuenta de la magnitud de del problema. Habla Stella:

“En Bahréin vimos que algunos aspectos del coche no funcionaban como debían, pero luego llegó nuestro paquete de España y las actuaciones en Barcelona y Montecarlo fueron decentes. Sabíamos que no entendíamos algunas cosas, pero pensamos que podríamos resolverlo. En Montreal, la realidad nos alcanzó. Finalmente nos dimos cuenta de que teníamos un problema. Desde entonces, el desarrollo estuvo virtualmente silenciado”

Y ese problema, explica Stella, deriva del coche de 2017, que era muy bueno en curva rápida (de ahí que se hablara entonces del mejor chasis de la parrilla), pero sufría en curva lenta. McLaren minusvaloró ese defecto y decidió evolucionar la misma base para 2018, con resultados catastróficos:

“Nuestro modelo de 2017 tenía una buena base, pero en determinadas curvas perdíamos tiempo de forma masiva. Intentamos solucionarlo, pero transferimos esa debilidad al nuevo coche. En retrospectiva, fuimos muy lejos en algunas áreas, pero creamos otros problemas aerodinámicos que nos llevaron a un callejón sin salida”

Parte de esos problemas en curva lenta derivan de las turbulencias generadas por las ruedas delanteras más anchas que se introdujeron en 2017. El coche era poco estable y McLaren trató de solucionarlo incrementando la carga aerodinámica, lo que lastró muchísimo la velocidad punta en recta (de ahí que apenas se notara la diferencia entre el motor Honda y Renault en ese aspecto).

Para resumir, el coche no tenía solución porque cuando McLaren intentaba corregir una área, creaba un problema en otra. Así sintetizan Stella y Roberts los esfuerzos realizados en vano:

Stella: “Llegamos a los límites de lo que puede hacer un túnel de viento y una simulación de CFD. Tuvimos que utilizar los entrenamientos de los viernes como test, salíamos con los coches llenos de sensores”

Roberts: “Dimos la vuelta a cada piedra para descubrir dónde estaba el error”

PD. Lo único positivo de todo esto es que McLaren ha tenido este año más de media temporada para preparar el coche de 2019. Espero que el cambio sea notable a partir de la próxima pretemporada.