Entradas etiquetadas como ‘lio’

Guía práctica para entender el lío con los nuevos neumáticos de la Fórmula 1

La nueva temporada de Fórmula 1 se acerca y con ella llegan algunas novedades técnicas como, por ejemplo, un cambio en la gama y la nomenclatura de los neumáticos.

Tras el experimento del año pasado, en el que Pirelli convirtió el sistema en una especie de arcoiris multicolor, con siete compuestos distintos y nombres tan extravagantes como ultrablando o hiperblando, este año ha optado por simplificarlo un poco, aunque no estoy seguro de si lo ha conseguido del todo. Aquí os recuerdo cómo era en 2018:

La cosa es que este año solo habrá cinco compuestos y los tres que se utilizarán en cada Gran Premio se llamarán siempre igual: duro, medio y blando.

Es decir, que no importa que los tres compuestos elegidos para un circuito sean los tres más blandos o los tres más duros de esa gama de cinco neumáticos, porque su denominación durante el fin de semana será siempre la misma para evitar hablar de ultrablandos, hiperblandos o ‘megamaxiduros’.

Dicho esto, los cinco tipos de neumáticos que se utilizarán durante la temporada se denominarán técnicamente C1, C2, C3, C4 y C5, según su grado de dureza, aunque, insisto, esa nomenclatura no se utilizará en el Gran Premio, sino que se hablará sencillamente de duro, medio o blando.

No obstante, los cinco tipos de neumáticos se diferenciarán según este esquema que ha facilitado este martes Pirelli:

-El compuesto más duro, denominado C1, será blanco y sin rayas.
-El C2 será blanco y rayado.
-El C3 será amarillo y rayado.
-El C4 será rojo y rayado.
-El C5, el más blando de todos, será rojo y sin rayas.

Los cinco tipos de compuestos se podrán ver por primera vez en los próximos test de pretemporada que arrancan el 18 de febrero en Montmeló.

PD. ¿Qué os parece la nueva nomenclatura de Pirelli?

Hamilton se hace un lío y no sabe qué botones debe tocar en su volante

hamilton

Lewis Hamilton ha protagonizado una de las anécdotas del día en el GP de Europa al atascarse con los controles de su volante.

El piloto inglés ha informado por radio de que su coche tenía un problema, pero en Mercedes no han podido ayudarle debido a la prohibición de la FIA, que impide a los ingenieros aportar información a sus pilotos en carrera.

Esa limitación en las comunicaciones ha propiciado una cómica conversación entre Hamilton y su ingeniero de pista:

Hamilton: “Estoy perdiendo potencia, ¿hay alguna solución?”
Mercedes: “El problema parece estar en tu configuración actual…”
Hamilton: “No sé a qué te refieres, no sé qué está mal. Esto es ridículo, no puedo estar tocando los controles cada cinco segundos”
Mercedes: “Lewis, no es que estés haciendo nada mal, es una configuración incorrecta”
Hamilton: “No puedo terminar la carrera así, voy a intentar cambiarlo todo. ¿Puedo hacer sugerencias y me decís si es buena idea?”
Mercedes: “No, no está permitido”

Al final, y después de toquetear todos los botones de su volante, Hamilton ha conseguido solucionar el problema, pero su lentitud a la hora de encontrar una solución le ha costado el podio en Bakú.

Su compañero Nico Rosberg ha sufrido el mismo problema, que se debía a un defecto de software de Mercedes, pero, al contrario que Hamilton, ha sabido solucionar el problema rápidamente y ha ganado la carrera. Nico no ha dejado pasar la oportunidad de meter el dedo en la llaga de su compañero:

“Sí, yo he tenido el mismo problema, pero lo he reconfigurado y ya está. Se ha solucionado”

Cambiando de tema, la carrera de Bakú ha sido dramática para McLaren, que no ha podido contrarrestar su enorme déficit de potencia en la recta de 2,1 kilómetros del circuito, y ha sido incapaz de meterse en los puntos. La guinda ha sido el abandono de Alonso por un nuevo problema mecánico. Mucho trabajo todavía por hacer para Honda.

PD. Bakú ha sido una carrera aburrida que se ha decidido en las rectas, donde los mejores motores han marcado las diferencias.