Deportes

Archivo de marzo, 2019

Alonso, en el Kalahari: “Es difícil saber cómo son de altos los baches”

Alonso, tras probar el Toyota en Sudáfrica (Foto: Toyota Gazoo).

Las primeras impresiones de Fernando Alonso tras probar un coche del Dakar en el desierto del Kalahari han sido muy positivas.

En un vídeo difundido en redes sociales por el equipo Toyota Gazoo (que luego ha sido eliminado), se ve al piloto asturiano muy sonriente, prueba fehaciente de que le ha gustado la experiencia y un síntoma de que su participación en el rally más duro del mundo podría ser una realidad el próximo mes de enero.

Fernando ha destacado como principal dificultad el relieve del terreno, un obstáculo que, lógicamente, no existe en los circuitos:

“Hemos ido despacio al principio y luego vuelta a vuelta hemos ido ganando confianza. Son especialmente difíciles los baches porque es complicado leer qué altitud tienen y a qué velocidad puedes pasar por ellos”

El bicampeón español también ha valorado muy positivamente sus sensaciones al volante del Toyota Hilux, un rocoso vehículo 4×4 que pesa más de 1.800 kilos (un Fórmula 1 no llega a los 700 kilos) y tiene un motor V8 de 5 litros que genera 400 caballos de potencia:

“El coche lo he sentido genial, muy buen agarre, un buen equilibrio, buena potencia, también buena frenada… ha sido realmente increíble”

Me quedo, además, con su última valoración, fiel reflejo de que esta toma de contacto con el desierto no será la única: “Me he sentido más cómodo de lo que esperaba”.

PD. Ver a Alonso en el Dakar sería, sin duda, espectacular.

Boullier alertó a McLaren de la catástrofe que se le avecinaba con Honda

Fernando Alonso y Eric Boullier (Foto: archivo).

El exdirector deportivo de McLaren, Eric Boullier, sabía desde el primer momento que la asociación con Honda no funcionaría. O eso es lo que dice ahora porque a toro pasado siempre es fácil adivinar.

La cosa es que el francés ha explicado en la revista japonesa Sokuho que alertó a Ron Dennis de la catástrofe que se avecinaba:

“Ya en la primera reunión con Honda me di cuenta de lo poco preparados que estaban para el enorme desafío al que se tenían que enfrentar. Le dije inmediatamente a Ron Dennis que necesitaríamos como mínimo tres o cuatro años de desarrollo para estar arriba, pero los contratos ya estaban firmados y Dennis estaba convencido de que podría revivir los éxitos del pasado”

Visto con perspectiva, es evidente que Boullier tenía razón y que Dennis cometió, seguramente, el peor error en su carrera deportiva desde que provocó la marcha de Fernando Alonso en 2007.

Pero Boullier no culpa a Honda de su falta de preparación, ni tampoco a McLaren por buscar un nuevo proveedor de motores. Culpa a la coyuntura del momento:

“Los motores actuales son muy sofisticados y en ese momento solo Mercedes estaba listo para superar a sus competidores después de años de desarrollo. La unión entre McLaren y Honda no pudo haberse producido en un momento técnico-histórico más complicado”

Y con el equipo en caída libre, Boullier subraya que el precipitado cambio a Renault solo hizo que agravar los problemas en 2018, año que colmó la paciencia de Alonso en la Fórmula 1:

“El chasis no estaba preparado para ese cambio. Encontramos serios problemas en la correlación de datos y ninguna solución hasta que fue demasiado tarde. En algunos aspectos fuimos menos competitivos que en 2017 y eso es muy difícil de manejar para la moral del equipo”

PD. Sabiendo lo que sabía, Boullier disimuló muy bien durante sus años como director de McLaren.

McLaren baraja abandonar la Fórmula 1

Monoplaza McLaren (Foto: Efe).

El abismo en el que se halla sumergido el equipo McLaren podría tener fecha de caducidad: el año 2021. Pero ese final podría no ser el esperado ni el deseado, pues si mucho no cambian las cosas, en Woking están dispuestos a cerrar la persiana de la Fórmula 1.

Lo ha explicado su director, Zak Brown, en una entrevista en el diario The Guardian:

“Para McLaren tienen que cumplirse dos condiciones: que la Fórmula 1 sea económicamente viable para nosotros y que podamos competir de una forma justa y competitiva. Si sentimos que las nuevas reglas no nos permiten ser competitivos de ninguna de las dos formas, tendríamos que revisar nuestra participación en la Fórmula 1”

Y la realidad es que de esas dos condiciones que pone Brown sobre la mesa, actualmente no se está cumpliendo ninguna de las dos.

Por un lado, la Fórmula 1 ha dejado de ser financieramente viable para McLaren, ya que los costes de participación se han disparado exponencialmente y solo grandes firmas automovilísticas como Mercedes o Ferrari (Grupo Fiat Chrysler), además de los multimillonarios de Red Bull, pueden sufragarlos. Además, los problemas de McLaren para encontrar patrocinadores son ya endémicos porque esto es un pez que se muerde la cola: sin resultados no hay patrocinadores y sin patrocinadores, no hay resultados.

La segunda condición de la que habla Brown hace referencia a la ausencia de fair-play en la Fórmula 1 desde hace años porque las grandes firmas automovilísticas antes mencionadas están compitiendo en el Mundial con uno o dos equipos filiales, una práctica que adultera la competición y deja en inferioridad de condiciones al resto de competidores.

Brown pone la fecha de 2021 porque ese año se supone que habrá una revolución en la reglamentación y confía en que sirva para corregir estos dos graves desequilibrios.

PD. Sin McLaren y, previsiblemente, sin Williams, el futuro de la Fórmula 1 estaría muy comprometido.

Alonso estudia disputar la gran carrera de superturismos Bathurst 1000

Imagen de la Bathurst 1000 (Foto: wikipedia).

Le Mans, Daytona, Indianapolis… Fernando Alonso sigue buscando carreras emblemáticas por el mundo y una de las que tiene en mente es la Bathurst 1000, o los 1.000 kilómetros de Bathurst, la carrera más importante de superturismos que se disputa en Australia.

El director de McLaren, Zak Brown, su mecenas en este tipo de aventuras fuera de la Fórmula 1, lo ha explicado en el portal Motorsport:

“Fernando está muy interesado en Bathurst. Quiere ganar todas las carreras importantes y considera que Bathurst es una de ellas. Piensa que los coches son geniales y no descartaría verlo en uno de ellos en el futuro. No creo que sea este año, pero quizás sí en 2020”

Brown sabe de lo que habla porque, además de apoyar los proyectos de Alonso, es propietario de una parte del equipo Walkinshaw Andretti United (WAU), uno de los contendientes en esa carrera y con el que participaría el piloto asturiano.

Alonso es un piloto global, capaz de sacar el máximo rendimiento de todo tipo de coches. Lo ha demostrado con los monoplazas de F1 e IndyCar, y también con los prototipos de Resistencia. Subirse a un superturismo sería una nueva aventura en su carrera.

El bicampeón español es también un piloto global por su repercusión a nivel mundial, pues cuenta con seguidores en todas las latitudes. Solo hay que ver las pasiones que levanta en Estados Unidos. En Australia, donde le han visto pilotar en F1 (y ganar en 2006), también es admirada su figura. Los patrocinadores no faltarían.

PD. Lo que está claro es que en Bathurst ya se frotan las manos pensando en la posible llegada de Fernando.

El jefe de Ferrari excusa a Vettel por su bajo rendimiento

Sebastian Vettel, en Melbourne (Foto: Efe).

El nuevo responsable de Ferrari, Mattia Binotto, ha admitido que el rendimiento de la Scuderia estuvo por debajo de las expectativas en el GP de Australia, pero considera que fue una excepción debido a las especiales características del circuito de Melbourne:

“Desde el viernes, no nos sentimos cómodos en esta pista. A pesar de que trabajamos mucho en la configuración, no encontramos el balance adecuado y sufrimos para adaptarnos a la pista de Albert Park”

Binotto también ha salido en defensa de Sebastian Vettel, que ha canalizado buena parte de las críticas por haber sido más lento que su nuevo compañero, Charles Leclerc. El jefe de Ferrari dice que los neumáticos le jugaron una mala pasada al alemán:

“Después de su parada en boxes, el coche de Seb nunca tuvo el nivel adecuado de agarre con los neumáticos medios y fue imposible para el piloto atacar a los coches que tenía delante”

Señalar a los neumáticos es siempre una excusa recurrente que puede justificar un mal día, o quizás dos. Veremos si en Bahréin el tetracampeón hace méritos suficientes para demostrar que es el líder de Ferrari porque, de lo contrario, quizás en la Scuderia empiecen a concentrarse algo más en el otro lado del box.

PD. Siempre pensé en pretemporada que Mercedes seguía siendo la primera fuerza de la parrilla. Lo que no me esperaba es que Ferrari fuera la tercera.

Red Bull dice que el punto fuerte de su coche es… ¡el motor Honda!

Max Verstappen, tercero en el GP de Australia (Foto: Efe).

Si en pretemporada ya vimos un incipiente idilio entre Red Bull y Honda, el resultado del GP de Australia ha exacerbado aún más las emociones y ya podemos hablar de planes de boda.

En la escudería energética están encantadísimos con el motor japonés, hasta el punto de que lo consideran el punto fuerte de su monoplaza, por encima incluso del chasis, su seña de identidad en los últimos años.

Así lo ha explicado Helmut Marko en la revista alemana Auto Motor und Sport:

“La mejor parte de nuestro paquete es el motor Honda y ahora necesitamos mejorar el chasis. Nos faltó algo de carga aerodinámica en Australia”

Lo curioso del caso es que Marko explica que esa falta de carga aerodinámica se debe a la mentalidad de trabajar con Renault, que les obligaba a minimizar el tamaño de los alerones para compensar la falta de potencia en las rectas. Ese problema, dice, ya no existe con Honda (toma gancho de izquierda en la cara de Renault):

“Nos faltó carga de aerodinámica, pero se debe a nuestra filosofía de los últimos cinco años en los que siempre tuvimos que compensar la falta de potencia. Siempre hemos intentado reducir la resistencia al aire en las rectas y por eso no utilizamos grandes alerones en Melbourne. De hecho, ni siquiera existen en nuestra imaginación”

Dicho esto, Marko apunta alto y confía en superar pronto a Mercedes:

“Estamos por delante de Ferrari, pero queremos estar por delante de todo el mundo. Está en nuestra mano desarrollar el chasis para superar a los que tenemos delante”

PD. Admito que me ha sorprendido el rendimiento de Honda. Y eso solo significa una cosa: que en McLaren han sido unos ineptos.

En la prensa italiana llaman “débil” a Vettel por su actuación en Australia

Sebastian Vettel, en el GP de Australia (Foto: Efe).

Poco han tardado en empezar las críticas a Sebastian Vettel en la prensa italiana. Después de un 2018 en el que se rompió el idilio entre los medios transalpinos y el piloto alemán, con críticas (justificadas) a su bajo rendimiento,  la primera carrera de 2019 solo ha servido para que esas críticas vuelvan a la palestra.

La Gazzetta dello Sport, el diario deportivo de referencia en Italia, ha tildado de “débil” a Vettel y, aunque ha considerado decepcionante el rendimiento de Ferrari, ha señalado especialmente al tetracampeón del mundo:

“Sebastian ha justificado en los neumáticos su modesto rendimiento en Australia que incluso le llevó a preguntar por radio ‘¿por qué soy tan lento?’. Su SF90 fue demasiado lento

Sin embargo, la valoración que hace este diario sobre Charles Leclerc es mucho más benévola:

“Hasta el punto de que Charles Leclerc quizás pudo adelantar a Vettel al final de la carrera y admitió que había obedecido las órdenes del equipo para mantener su posición”

Este último detalle, las órdenes de equipo que evitaron el adelantamiento de Leclerc a Vettel, lo recogen todos los medios italianos, entre ellos el diario La Repubblica:

“El monegasco de 21 años se acercó a su capitán con una velocidad decididamente más alta, pero se quedó detrás respetando las jerarquías que dictaron desde el muro”

PD. Si se repiten actuaciones como la de Australia, el box de Ferrari puede ser un polvorín esta temporada.

Menos mal que Alonso estaba triunfando en Sebring y no en Australia…

Fernando Alonso celebra con sus compañeros de equipo la victoria en las 1.000 Millas de Sebring (Foto: efe).

El GP de Australia nos ha demostrado este domingo que poco han cambiado las cosas para McLaren respecto a los últimos años, pues el equipo británico ha terminado con un coche en la cuneta y otro fuera de los puntos. Más o menos como en sus mejores tiempos con el motor Honda.

Habría sido, por lo tanto, muy duro volver a ver a Fernando Alonso sufriendo al volante de un McLaren con el único objetivo de pelear por los puntos. Y aunque estoy convencido de que Alonso habría sido hoy capaz de puntuar con ese coche, no es un objetivo que merezca la pena para un campeón de la talla del asturiano.

Viendo entonces cómo ha comenzado el Mundial, creo que la decisión de Fernando de tomarse un respiro este año ha sido la correcta, ya que la única opción que tenía sobre la mesa para seguir en la Fórmula 1 era la de McLaren.

Y ha sido una decisión correcta porque Alonso sigue disfrutando y triunfando al volante fuera de la Fórmula 1. Mientras McLaren se arrastraba por el circuito de Albert Park, Fernando maravillaba este fin de semana en las 1.000 Millas de Sebring, la prestigiosa carrera de resistencia americana que el español ha ganado con autoridad después de marcar la pole y pulverizar el récord del circuito.

Es evidente que hay vida fuera de la Fórmula 1 y también es evidente que la Fórmula 1 siempre estará ahí porque es una puerta que Alonso no se ha cerrado. Y aunque parece que volver con McLaren puede ser complicado (mucho tendría que mejorar el equipo para convencerle), sí parece que podría abrirse la puerta de Ferrari.

Solo hay que ver el pésimo arranque del equipo italiano en Australia. Después de proclamarse campeón de los test de invierno, cuando ha llegado la hora de la verdad Ferrari se ha desinflado como un globo. Y su piloto estrella, Sebastian Vettel, ha necesitado de las órdenes de equipo para no verse superado por el joven Charles Leclerc.

Con ese panorama no me extraña que en Maranello empiecen a pensar en un gran piloto de garantías.

PD. Mucha fortaleza mental va a necesitar Sainz este año…

Alonso no mentía: Sebring casi dobla en espectadores al GP de Australia

Fernando Alonso, en Sebring (Foto: Efe).

Fernando Alonso dijo ayer que el centro del automovilismo mundial estaba esta semana en Sebring, donde él disputará a partir de mañana las 1.000 Millas, antepenúltima prueba del Mundial de Resistencia (WEC).

Rápidamente se le echaron encima sus detractores clamando que el evento más importante del automovilismo será el GP de Australia, que este fin de semana inaugura el Mundial de Fórmula 1.

Evidentemente, comparto que el evento más importante de esta semana está en Melbourne, pero tengo que decir que las palabras de Fernando se han malinterpretado.

Lo que Fernando quiso decir es que su atención está centrada al 100% esta semana en Sebring y que no tiene ningún interés especial en lo que pueda ocurrir en el GP de Australia.

No se trata de ningún menosprecio a la Fórmula 1, sino de demostrar su profesionalidad y su implicación con sus actuales objetivos: ganar el Mundial WEC y disfrutar también de una de las carreras históricas que se celebran en Estados Unidos.

Dicho esto, y aunque a los aficionados europeos pueda chocarles un poco, lo cierto es que Fernando tampoco iba tan desencaminado si tenemos en cuenta la expectación que levantan las 1.000 Millas de Sebring, una carrera pionera de la Resistencia en Estados Unidos y una de las más esperadas anualmente por el público americano.

Durante esta prueba, el circuito de Sebring acostumbra a reunir a más de 150.000 espectadores en las gradas, esto es prácticamente el doble de los aficionados que suelen acudir al circuito de Albert Park para ver el GP de Australia. Es decir, que el ambiente que se vive en la pista es mucho más animado en Sebring que en Melbourne, y a eso hizo también referencia Alonso.

PD. Que Alonso no pueda ver el GP de Australia, como dijo en Sebring, se debe a que a la hora de la carrera estará volando de regreso a Europa, pero es evidente que seguirá muy de cerca el desarrollo del Mundial de Fórmula 1 porque sigue muy implicado en el proyecto de McLaren.

Ecclestone: “Alonso tal vez vuelva a Ferrari en 2020”

Bernie Ecclestone (Foto: archivo).

El expatrón de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone ha concedido una entrevista al diario italiano El Corriere della Sera en la que, entre otras cosas, no descarta el regreso de Fernando Alonso al Mundial la próxima temporada. Esto dice cuando le preguntan por el asturiano:

“Es una gran pérdida. En 2020 quizás regrese a Ferrari…”

Muy cerca de cumplir los 90 años, Ecclestone también se ha pronunciado sobre la crisis de McLaren y Williams, dos históricas y laureadas escuderías que atraviesan los peores momentos desde su fundación.

Bernie, sin embargo, tiene la receta para que vuelvan a ser grandes y señala también a los, a su juicio, responsables de haber llevado esos equipos a una crisis de tal magnitud. Esos responsables son sus directores, dice:

“McLaren y Williams ya no están en manos de hombres supercompetitivos como Ron Dennis y Frank Williams. Tienen que encontrar a otro Ron y a otro Frank para volver a ser grandes”

También pronostica que Red Bull triunfará con el motor Honda y subraya que confía plenamente en el fabricante japonés:

“Le sugerí esa alianza hace tres años: Honda es competitiva por naturaleza, solo hay que ver lo que hacen en las motos”

PD. Que Mercedes vuelva a ganar el Mundial facilitaría la primera previsión de Ecclestone…