Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Entradas etiquetadas como ‘hoy voy a ir a montar en bici otra vez’

Catalina Howard: aun más frívola que Paris Hilton en el momento de su muerte.

Catalina Howard nació en 1522, a la edad de 0 años.

A los 12 años de edad vivía con su abuela, regentando una casa de huéspedes. De espaldas a su abuela, Catalina se tiraba a los huéspedes y a su profesor de música.

A los 17 años consigue un gran empleo en palacio: dama de compañía de la reina. Ese mismo año Catalina Howard se folla al rey Enrique VIII (que tiene 50 años).

Dos meses después, el rey anula su anterior matrimonio y se casa con Catalina Howard (1540). El rey Enrique VIII, feliz, inunda de joyas y otros valiosísimos regalos a la nueva reina. Mientras, Catalina, se folla a quien puede: entre otros, a uno de los cortesanos favoritos del rey: Thomas Culpeper

El rey Enrique VIII sospecha hasta que encuentra una carta porno de Culpeper en la habitación de la reina. A Culpeper se le ejecuta. A la reina Catalina, también.

Catalina Howard, la noche anterior a su ejecución, ensaya la ceremonia de su decapitación, incluso obliga a participar al verdugo con su hacha. Catalina practica durante horas cómo hacer que le corten la cabeza de manera elegante.

Nota.- Pincha aquí para ver el video del fantasma de Catalina Howard.)

3 SANDWICHES CULTURALES

1.-El rey Enrique VIII murió a los 56 años de edad. Ningún médico se atrevía a pronosticar la muerte del rey ya que hacerlo era considerado delito de alta traición. Hasta que uno se atrevió a hablar francamente con el rey. Enrique VIII, tras escuchar al médico, dijo que dormiría un rato y que después resolvería dicho problema (su muerte). Falleció de un absceso infectado en una pierna, consecuencia de la gota (que colmó el vaso).

2.-Extraña gamberrada. Dos hombres se dedican a chupar mofletes, piernas, hombros de mujeres cuando ellas están desprevenidas. Luego lo cuelgan en Internet. Aunque estos videos, en primera instancia, me hacen gracia, la sonrisa se me borra cuando pienso en el miedo que han podido sentir estas mujeres en este claro abuso de fuerza.

3.-Te quiero follar y al otro cortarle las patillas. Llamada en directo a uno de esos programas de llamadas telefónicas. El tipo, cansado de masturbarse mirando a la presentadora, necesitaba algo más: así que llamó al programa y, con voz temblorosa, le confesó cuanto la deseaba. Y al otro, como le estropeaba el orgasmo cuando le enfocaban, le amenazó con cortarle las patillas. Ver el video.