Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Archivo de octubre, 2007

Mis problemas sexuales en Sitges.

Llevo en Sitges cuatro días sin ligar y ando bastante desesperado sexualmente. Hoy, en la rueda de prensa de la cruda película “El rey de la montaña” , he tenido un orgasmo, pero nadie se ha enterado porque, justo al eyacular, fingí un estornudo.

-¿Qué es esto con lo que me has manchado el cabello? –me ha preguntado la periodista que estaba sentada justo delante de mí.

-Flema. Por el estornudo –he contestado-. Lo siento. No he puesto la mano a tiempo.

La periodista se lo ha creído. Porque hoy es domingo y casi todos los periodistas están de resaca y cuando los periodistas están de resaca no les importa tanto que les eyaculen por encima.

La culpa la ha tenido la gran actriz María Valverde, que ya no es la niña de La flaqueza del Bolcheviquesino que se ha convertido en una mujercita delicada, que parece una estrella del cine francés, por su elegancia y porque cada poro de su piel rebosa erotismo y delicadeza. Abobado me he quedado mirándola en estado comatoso durante toda la rueda de prensa, hasta que ella se ha puesto a hablar. Todo lo que decía ella yo lo asociaba (entre paréntesis) con el sexo:

-La película era muy física. El director me vio correr y me dijo que (me) corría fatal. Por eso tuve que apuntarme en un gimnasio para entrenar (la imaginé follando sin parar, a lo Melisa P, con cada nuevo socio de un gimnasio).

Quedé en el hall del hotel Meliá, lugar donde se celebran las ruedas de prensas en Sitges, mirando con una sonrisa de atontado a las guapas clientas del hotel que pasaban por allí.

El botones, alarmado, se ha acercado y me ha preguntado si necesitaba algo.

-Unna mujerrr –le he dicho con los ojos vidriosos de un zombi.

El botones se ha ido bastante asustado, creo que en busca de algún miembro de seguridad, pero yo he salido inmediatamente después del hotel porque ya me han avisado los de la organización que como me vuelva a masturbar durante el transcurso de una rueda de prensa o les vuelva a dar algún problema de índole sexual me quitan la acreditación y me mandan cubrir los actos sociales que ocurren en los cuartos oscuros de las discotecas gays de Sitges.

…………………………………………………………………………………………

Gonzalo López-Gallego es el director de “El rey de la montaña”. Nació en Madrid en 1973. En 1994 comenzó a dirigir cortometrajes que fueron premiados en diversos festivales. Su primer largo, “Nómadas” (2000) recibió, entre otros, el premio a la mejor película extranjera en el festival de Cine Independiente de Nueva York. Su filmografía incluye también “Sobre el Arcoiris” (2004) y el corto “Thumbs up” (2005).

“La habitación de Fermat”: crítica y rueda de prensa.

El debut, como directores de un largometraje, de los guionistas cómicos (y mago y monologuista y presentador) Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña no se puede catalogar como decepcionante: han rodado una película digna, casi adulta, nunca genial. Una película como ya se han visto millones antes, pero no una mierda. Si la vas a ir a ver al cine, no te aburrirás demasiado, pero tampoco te van a entrar ganas de comprarte una camiseta del mercandashing de la película.

Llevo toda la semana viendo a Luis Piedrahita con semblante nervioso, intranquilo, recorriendo de arriba abajo, los pasillos del hall del Hotel Meliá Sitges: nos miraba a los ojos de los periodistas (y bloguers) intentando poner un muro de separación entre nosotros y su corazón: pero no pudo resistir más. Hoy, en cuanto ha llegado a la rueda de prensa de “La Habitación de Fermat” nos ha preguntado a bocajarro, espectante:

-¿Os ha gustado?

Nadie contestó en voz alta. Era como confesarle a un niño que los reyes magos son los padres. Mucho trabajo, ilusión y ganas han puesto, Luis y Rodrigo, en hacer una gran película. Y eso se ha de respetar. No obstante, por mucha pena que me den, yo he de contaros a vosotros la verdad de lo que pienso: les ha salido una película normal y corriente, de esas que se ven en la sobremesa de sábado y que se olvidan un segundo después. Eso sí, los actores han realizado unas representaciones estupendas. Sobre todo la fría, en la película, Elena Ballesteros. Su actuación es sobresaliente. Por cierto, creo que me la he ligado: no dejaba de buscarme con la mirada durante toda la rueda de prensa (cosas de estar tan bueno):

DECLARACIONES DE LUIS PIEDRAHITA Y RODRIGO SOPEÑA SOBRE LA PELÍCULA.

“LLuís Homar hace la vida imposible al director de una película ¿Por qué? Porque te pregunta sin parar que por qué su personaje dice o hace esto o aquello. Tú se lo explicas, te escucha, lo asimila, te mira y te dice “Lo siento. Pero yo sólo puedo rodar hasta esta frase. Lo demás, sobra”. LLuis Homar es hijo de un profesor de matemáticas. Y cuando, de pequeño, llegaba a su casa, su padre le abría la maleta para ver si le habían mandado ejercicios de matemáticas en la escuela para hacerlos él mismo.”

“La suma de dos guionistas da como resultado un director de cine. O eso creémos.”

“Primero, rodamos toda la película, con muñequitos de Playmobil y con cámaras de fotos digitales”

“A Alejo Sauras le entusiasmó la película en cuanto leyó el guión. Tanto, que nos aseguró que, si no conseguíamos financiación, él mismo nos daba el dinero para rodar la película. Nos maravilló su entusiasmo porque era maravilloso tener en el equipo a alguien tan entusiasmado con el proyecto. Y si estaba actuando y mentía sobre que le parecía un gran guión, una gran película y que nos quería dar el dinero para rodarla, nos daba igual: queríamos rodar con un actor tan bueno mintiendo.”

“Rodamos una película con cosas que nos gusta ver en el cine. Nos encanta la escena de “El imperio Contraataca” en la que Han Solo y Luke se encuentran atrapados en una habitación trituradora de basura, nos encantan las películas en la que los personajes principales se encuentran encerrados en una habitación, nos encanta “The Cube”, “El Método” , queríamos hacer una película que fuera un poco un libro de Agatha Christie, que el espectador a la vez que ve la película puediera jugar a desentrañar el misterio que se enuncia”

“Los problemas que se plantean en la película son más de lógica que de matemáticas. Pero los protagonistas son matemáticos. A menudo se piensa que la vida de los matemáticos es aburrida, pero si lees sus biografías verás que algunos de ellos se batían en duelo entre sí, por una fórmula matemática o que, incluso, se suicidaban por no lograr resolver un problema matemático”

………………………………………………………………………………………..

Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña, nacieron en España en 1977. Trabajaron como directores y guionistas en distintos programas, esencialmente cómicos, de la televisión española. Colaboraron en el largometraje “Yo también quiero” (2005). “La habitación de Fermat” es el primer largometraje de ambos. En él intervienen: Santi Millán, Luis Homar, Elena Ballesteros, Federico Luppi.

Diary of Dead: ¿La última película de Romero? ¿Pero no es la misma que la primera? ¡Ah, no, que es en color!

Siento no haber actualizado antes, pero hoy ha sido un día muy, muy movidito en Sitges y por el FICEB, donde he asistido invitado por Eva Roy y donde me he encontrado con una Chapi Escarlata de incógnito . Mañana, día de la rueda de prensa del debut cinematográfico de Luis Piedrahita y Roberto Sopeña, os contaré qué tal es “La habitación de Fermat” y os enseñaré lo que vi en el FICEB. Hoy, el protagonista absoluto del festival de Sitges, ha sido George A Romero, que a sus 65 años vuelve a sus orígenes, rodando una película de bajo presupuesto filmada en Toronto (Canadá) ya que el gobierno de los Estados Unidos “no ayuda a los cineastas tanto como el de Canadá o el de Bulgaria”. Esta no ha sido una frase de Woody Allen.

No voy a reproducir en este blog lo que dijo Romero porque “20 minutos” os lo cuenta (si pincháis aquí) de manera profesional. Lo que sí que diré es que la película, aunque mediocre y repetitiva, levantó varias veces los aplausos entre el público presente: en escenas como cuando un niño zombi recibía un flechazo en mitad de la frente o cuando un granjero mudo casi recibe un disparo porque es mudo y, al tratar de hablar gemía, gangoso, de la manera en que, se supone, lo hacen los zombis.

Pero es que la sesión estaba abierta no sólo a los periodistas sino también al público friki del festival (que eran los que aplaudían). Tengo pendiente escribir un post sobre los frikis de este festival y sus camisetas oscuras pues son la monda. George A. Romero fue recibido en el auditorio como la gran estrella y creativo que es. No hay que olvidar que es el responsable de la mejor película de zombis de todos los tiempos. Ningún medio de comunicación, de los importantes, faltó a la cita y todo el mundo le reía los chistes a este viejito entrañable: los frikis también le ovacionaron cuando afirmó que los zombis de “28 días antes o después” no eran zombis. Porque, mientras nosotros nos enfrentamos a nuestros empleos y a nuestros problemas de pareja o familia la comunidad friki se haya gravemente afectada y dividida por este tema: los puristas no soportan que un zombi corra: un muerto que regresa a la vida siempre ha de caminar muy despacio. Un friki de la extrema derecha conservadora puede matarte con su chapa de “La Guerra de las Galaxias” si le llevas la contraria en una conversación sobre este tema.

Cuando se abrió el turno de preguntas, una de las frikis presentes le preguntó a Romero qué haría él si sufría el ataque de una comunidad zombi. George A. Romero dijo que ni idea, pero que nunca se suicidaría como ha hecho alguno de sus personajes, que preferiría ser un zombi. Luego, en la calle, me encontré con la chica que le hizo esa pregunta y yo le pregunté exactamente lo mismo que ella le había preguntado a George A. Romero (que por cierto, no sabe si volverá a dirigir una película).

Hasta mañana, si Dios quiere.

Crítica.“REC”: a divertirse al cine.

El cine español que se está viendo en Sitges confirma que, aunque sea en el plano del terror, nuestro cine ha alcanzado la madurez necesaria para competir en calidad con el cine “Made in USA”. Otra cuestión es si el cine “Made in USA” es un cine de calidad: me refiero a todas esas películas de chica-joven-con-buenas-tetas-que-corre-aterrorizada-con-música-de-fondo-para-que-no-la-mate-algo.

Hoy, a las 8:30 de la mañana, en lugar de enfrentarme al generoso desayuno que imploraba mi estómago, he corrido hasta el auditorio del Hotel Meliá para desayunarme la película “Rec” dirigida, en conjunto, por Jaume Balaguero y Paca Plaza; y protagonizada por la presentadora de videoclips, Manuela Velasco.

La película se estrena en más de 300 salas el día 23 de noviembre. Y los americanos ya compraron los derechos para hacer su propia versión (también lo han hecho con “El Orfanato”).

Con este dato, ya queda confirmado que Holywood tienen puestos los ojos en el cine español de terror (porque el de humor, en España, es una mierda) pero ¿Creéis ustedes que algún día nuestras producciones podrán competir con las que se exhiben en los cines de Nueva York? ¿Nuestros ojos llegarán a ver como la última de Bayona se enfrenta en recaudación a la última de Bruce Willis?

Sólo un loco diría que “Rec” es una obra maestra pero, la noticia que está proporcionando este festival de Sitges, es que por fin vamos a poder ir al cine a ver películas españolas de terror sin sentir que nos están timando: los espectadores que vayan a ver “Rec” lo van a pasar bien, disfrutaran de buenos sustos, creíbles interpretaciones y no saldrán de la sala en busca de quien les vendió la entrada, para arrancarle los dientes con un tenedor y hacerse un collar con ellos: con el propósito de alertar a los futuros y posibles vendedores de entradas de malas películas.

Los españoles, y con razón, tendemos a despreciar nuestro cine de entretenimiento. Pero creo que es hora de que regresemos al cine a darle una nueva oportunidad para rellenar, sin otra pretensión, nuestros momentos de ocio.

RUEDA DE PRENSA

“Estábamos Jaume Balagueró y yo (Paco Plaza) en un bar, y entre cafés y coca colas lights, hablábamos de cómo hacer que el espectador pasara miedo de verdad, necesitábamos aproximarnos al espectador y llegamos a la conclusión que lo conseguiríamos si rodábamos la película como si fuera un programa de T.V. en directo.”

Los actores nunca tuvieron el guión completo de la película. No sabían qué era lo que iba a pasar, les decíamos: sube al tercer piso. Pero no sabían qué les iba a pasar cuando llegaban al segundo piso.”

“Nunca se dejaba de rodar, si alguien se caía y se torcía un tobillo, pues que se aguantara: nosotros seguíamos rodando”

“Rodar una película entre dos directores no es difícil: simplemente nos hicimos una regla que ninguno de los dos podría quebrantar: si había algo que no nos gustara a alguno de nosotros, eso, no se rodaría

“La película, como toda buena película de cine fantástico, es una crítica; en esta ocasión al fanatismo de los medios por conseguir las mejores imágenes de la mejor noticia. El verdadero terror de esta película es ¿Hasta donde están dispuestos los medios de comunicación para ganar dinero filmando la realidad? “

Jaume Balagueró (Lérida) debutó en el campo del largometraje con “Los sin nombre” (1999) y ha continuado con “Darkness” (2002), “Frágiles” (2005) y “Para entrar a vivir” (2006). Paco Plaza (Valencia) debutó con “El segundo nombre” (2002) film galardonado con el Méliés de Plata en Siges 2002. Su filmografía incluye “Romasanta. La caza de la bestia” (2004) y “Cuento de navidad” (2006). En 2002 codirigieron el documental “OT: la película”.

¡EXCLUSIVA! El mayor secreto de “Rec”

-Me llamo Rafael Fernández, trabajo para “20 minutos” ¿Puedo hacer una entrevista a la protagonista de la película? -pregunto.

-Si no está concertada con anterioridad, ni de coña– me dice la hermosa relaciones públicas de turno (todas las relaciones públicas del mundo tienen voz de pija y eso hace que me exciten que te cagas).

Con tristeza, miro a las “estrellas” de las películas de Sitges: sentadas en un hermoso jardín, concediendo entrevistas, una tras otra: gesticulando, sin cansarse una y otra vez de repetir lo mismo. Yo nunca puedo hacer entrevistas… a no ser que…

¿Alguna vez tendrán que ir las “estrellas” al baño, no? ¿E irán sin la relaciones públicas, verdad?

Me meto dentro del baño de los hombres y les espero (en el baño de las mujeres no me dejan, lo he intentado, las actrices se suelen asustar si abren la puerta para ir al váter a cagar o cambiarse de tapón y me ven esperándolas allí): así pillé a Jorge-Yamam Serrano, gran actor y uno de los protagonistas de “Rec”, de la que os acabo de hablar. Como si nada, sin que él se enterase, como dos personas que se encuentran en el baño y, mientras se lavan las manos tras una buena meada, comienzan a hablar del tiempo y después de cine, le he hecho una entrevista en la que me desvela cómo los productores de “Rec” se han ahorrado millones de euros en efectos especiales contratando al maquillador David Ambit y a este hombre:

Su nombre es Javier Botet. Es un actor con una enfermedad degenerativa: cada cierto número de meses han de operarle de los huesos. Tiene los brazos, las manos, el torso, demasiado largo. Pero su enfermedad no le ha impedido cumplir su sueño de ser actor. Eso sí, los papeles que le suelen dar son casi siempre de seres horripilantes…

Javier Botet es, además de actor, creativo, diseñador, dibujante de comics, guionista, etc. Una demostración más de que el que tiene complejos y se queda en casa sin disfrutar de la vida, sin atreverse a luchar por sus sueños, es porque quiere y por cobardía.

A partir de hoy me declaro fan de Javier Botet y seguiré, muy de cerca, sus trabajos.

“El orfanato” y una vieja que me he ligado ¡en Sitges!

Finalmente, no he dormido en el suelo. A altas horas de la madrugada, en un bar, he conocido a una vieja de 67 años que me ha dicho que, a cambio de que le haga un masaje casto cada noche y le permita que me de la mano mientras paseamos por la playa, me dará alojamiento, wifi y comida.

Hoy a las 10:30, los de prensa, tienen el pase privado de “El Orfanato” la película que inaugura el festival y que además es la seleccionada por la academia de cine español para que trate de representarnos en los Oscar. Intentaré colarme. “El Orfanato” es una película dirigida por un debutante, llamado Juan Antonio Bayona, que muchos comparan ya con Alejandro Amenábar. A las 14:10 es la rueda de prensa con la presencia del director y de los actores principales (Belén Rueda).

Actualizaré varias veces, a lo largo del día, para contároslo todo. Llevo el portátil conmigo así que, los seguidores de este blog, seréis los primeros en enteraros de todo.

Y, en cuanto pueda, os hablo y pongo fotos de este romántico y precioso pueblo llamado Sitges, un pequeño lugar que ha conquistado mi corazón.

Pincha aquí para entrar en la página oficial de “El Orfanato”

Pincha aquí para ver el trailer de “El Orfanato”

Crítica: “EL ORFANATO”: Terror en estado puro.

Acabo de presenciar, en el auditorio del hotel Melia, el primer pase de “El Orfanato”. Primera película que se exhibe en el festival de cine de Sitges.

Uno está acostumbrado a bajar al videoclub cada dos por tres a alquilar películas de, se supone, terror. Y no ver en esas películas más que sangre y cuchillos degollando; musiquita emocionante que cuenta al espectador que en nada aparecerá el asesino o monstruo o fantasma o lo que se tercie. Este no es el caso de “El orfanato”, la película que trata de representar a España en los oscar (y elegida con buen criterio).

“El orfanato” es una película que bebe de las vulgares fuentes de “película de videoclub”, de acuerdo, pero también es Hitchcock y porqué no, Amenábar, al que ya se puede considerar como un maestro del cine español, creador de una escuela propia, y que tiene en Bayona, director de “El Orfanato” a su alumno más aventajado. Bayona se convierte en un nuevo cineasta español al que estaremos encantados de seguir la pista. Para ver cómo evoluciona su estilo: porque, para rodar esta película, ha tomado prestado el estilo de Amenábar. Si a mí me dicen que “El orfanato” está dirigida por Amenábar, me lo hubiera creído. Pero por un Amenábar superior a “Los otros”. Hay que reconocerlo.

Si vas a ver “El orfanato” (título que no está a la altura de esta gran película de terror) querrás que la película acabe lo antes posible: porque no estarás seguro si tu corazón va a resistir la totalidad de su metraje. Llévate a tu novia para agarrarle la mano. “El orfanato” está grabada con cámaras, que graban de muy cerca el terror. Escenas que se convierten en pesadillas dentro de tu mente… parafraseando al replicante de Blade Runner:

“… he visto cosas que ustedes no creeríais…”

…he visto críticos de cine sobrecogidos en su butaca, gritando de terror.

Felicidades, Bayona ¿Algo negativo de la película? El final. Trillado de cojones. Y el trabajo interpretativo de Belén Rueda no es tan espectacular como nos han querido hacer creer (pero sí notable).

…………………………………………………………………………………………..

J.A Bayona. Nacido en Barcelona en 1975, tiene una larga trayectoria como director de videoclips y anuncios. Realizó dos cortometrajes galardonados en distintos festivales. “Mis vacaciones” (1999) y “El Hombre esponja” (2002). “El orfanato” es su primer largometraje.

“El Orfanato”: Rueda de prensa en Sitges.

Guillermo del Toro lo dijo el año pasado:

Voy a producir una película con un director novel, ya veréis como su película va a ser tan buena que va a inaugurará Sitges el próximo año.

Y así ha sido.

Guillermo, en palabras del director de “El Orfanato” J.A. Bayona, se ha mostrado como un productor “extremadamente generoso” que ha cedido en casi todo lo pedido, incluso en reconstruir los decorados de la casa en un plató. Cuando Guillermo tenía una idea que él pensaba mejoraría la película, la decía, pero no insistía en ella ni una sola vez.

J. A. Bayona es un joven muy bajito que, como él mismo ha reconocido:

Hace no mucho me colaba en ruedas de prensa como esta para ver a los cineastas y actores que admiraba. Para mi estar aquí, presentando una película en el festival de Sitges, es algo mucho más emocionante que estar en el festival de Cannes o en el de Toronto.

-¿Cómo has llegado hasta aquí?

A base de rodar muchas cosas, para todo tipo de artistas, todo tipo de campañas publicitarias. He rodado incluso video clips de “Camela” hasta conseguir esta oportunidad. Lo cierto es que conocí a Guillermo del Toro cuando vino a presentar “Cronos” al festival de Sitges, cuando aun no era un director de cine mundialmente famoso. Nos hicimos amigos y, en cuanto tuve un buen proyecto cinematográfico entre manos, le llamé y se ofreció a producirlo.

Belén Rueda enamoró con su presencia y simpatía a los presentes en la rueda de prensa. Belén es mucho más guapa y resulta más joven al natural. Además es flaquísima: su muñeca es tres dedos míos de grosor. Tan guapa es, que no me la imagino haciendo fuerzas en el baño… ¿O sí?

George A. Romero mide casi dos metros de genio.

Este altísimo y entrañable señor de ojos chispeantes es George A. Romero (67 años de edad). Hoy he tenido el inmenso honor de saludarle en persona:

George A Romero viene a Sitges a promocionar su última película “Diary of the Dead” y a recibir el gran premio honorífico del festival. Su debut como director fue en 1968 con “La noche de los muertos vivientes” una película hecha casi sin presupuesto, entre amigos que, hasta ese momento, se dedicaban al cine como distracción.

La película se rodó en fines de semanas o días de fiestas, en una casa de las afueras que iba a ser demolida. Todo el equipo técnico y artístico trabajó gratis pero con la promesa de que cobrarían si, por casualidad, la película funcionaba en taquilla. A los extras que aparecen en la película interpretando el papel de zombis se les pagó únicamente con un dólar y con una camiseta que decía: “Yo fui un zombi en La Noche de los Muertos Vivientes”.

Un productor de la película, que era carnicero, traía sangre y vísceras al rodaje aunque, en su gran mayoría, la sangre que sale en “La noche de los muertos vivientes” es sirope de chocolate. Y la carne humana que comen los zombis es jamón asado recubierto con chocolate.

“Columbia Pictures” rechazó distribuir la película por haber sido rodada en blanco y negro. Hacía poco que los televisores en color habían salido al mercado: todo el mundo quería tener un televisor en color en su hogar:

-Ya nadie –dijo Columbia Pictures- querrá ver películas en blanco y negro.

American International Pictures (AIP) consideró distribuir la cinta, pero sólo con la condición de que George A. Romero rodara otro final y añadiera escenas de amor entre los personajes.

-No –dijo George A. Romero- Esto es una película de zombis, no de amor.

Finalmente, la distribución corrió a cargo de Continental que realizó una pequeñísima campaña publicitaria porque no confiaba en el éxito de la película.

El 1 de octubre de 1968, a las 8 de la tarde, se estrenó “La noche de los muertos vivientes” en el Fulton Theatre en Pittsburgh (Pennsylvania, USA). La película terminó con una sonora ovación del público. Uno de los reclamos publicitarios ideados fue poner en marcha una póliza de seguro por valor de 50.000 dólares para cualquier persona que muriera de un ataque al corazón mientras veía la película.

La película tuvo un presupuesto de 114.000 dólares. Recaudó 42 millones de dólares.

Hoy “La noche de los muertos vivientes” está considerada como la mejor película de zombis de la historia del cine.

SABÍAS QUE…?

*¿Puedes bajarte a tu ordenador la película “La noche de los muertos vivientes” totalmente gratis pinchando aquí? No es delito ya que la película está liberada al dominio público por culpa de una negligencia de la distribuidora original, que no puso el aviso de copyright apropiado en las impresiones que distribuyó de la película.

¡Me voy a SITGES! (actualizado)

Mi tren para SITGES (Festival Internacional de Cinema de Catalunya) sale ahora mismo: a las 11:05.

-¡EN EL PUTO SUELO! -me gritó Arsenio.

Dado que los alquileres de Sitges están por las nubes y los de “20 minutos” ya hacen bastante pagándome un sueldo por escribir esta mierda de blog, he decidido quedarme a dormir en la calle: bañarme y afeitarme en el mar por las mañanas, comer en los parques, trasnochar en los bares de ambiente y dormir en el suelo de los garajes o dentro de los portales los días que llueva. Soy el primer crítico de cine cultural, sin techo, de la historia del periodismo mundial.