BLOGS

Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Archivo de septiembre, 2007

Humor, bakalas y una proposición indecente

Si estás en Valencia y te apetece reírte, mientras cenas platos económicos (bocadillos, hamburguesas, ensaladas, etc) o te emborrachas, creo que uno de los mejores sitios que ofrece la ciudad es el Café Bar Teatro “La Passion” (Avenida Portugal 6). Los jueves y los domingos, monólogos humorísticos representados por gente que, a pesar de no ser en absoluto famosos, saben hacer reír de verdad. Os juro que no soy de carcajada fácil pero me troncho cada vez que voy a ese local. Y si crees que tienes a un gran cómico en tu interior, preséntate a los castings de monólogos, abiertos al público, que se celebran cada lunes y martes en este local de aspecto elegante y funcional.

Tras los monólogos me monto en el coche de unos amigos, rumbo a la penúltima copa. Son casi las 2 de la mañana: circulamos por una de las avenidas de Valencia. Unos bakalas, que conducen un Megane azul, se aproximan a nuestro coche: nos provocan enseñándonos un dedo, con el característico gesto. Tratar de provocar enseñando un dedo, me ha parecido siempre de lo más curioso. ¿Por qué provocar enseñando el dedo y no tratar de provocar enseñando una oreja? A mi me pondría de más mal humor que me enseñaran una oreja con cerumen que un dedo. El coche de los bakalas se pone a nuestra altura y nos rocían con un extintor de incendios: luego, se dan a la fuga. Mi amigo, quien conduce, logra frenar el coche sin provocar un accidente: asunto difícil pues, como llevábamos las ventanillas abiertas, en el interior del coche hay una nube de polvo blanco que nubla su y nuestra visión por completo. Tan solo, dos minutos después, da la casualidad que pasa un coche de la policía. Los paramos, le contamos lo que ocurrió y… los policías pasan de perseguir al coche de los gamberros: tres minutos más tarde, vemos ese mismo coche de patrulla aparcado sobre la acera: vigilando la colocación de un poste eléctrico por parte de unos tranquilos electricistas: permitiendo que esos inconscientes sigan su camino por las carreteras de Valencia: llenando el interior de coches con nubes de polvo blanco: pudiendo provocar la repentina muerte de cualquier tranquilo e inocente conductor: tu padre, tu madre, tu hermano, tu novio…

Bienvenido a Valencia –me dice un amigo- Aquí la policía tiene miedo a los bakalas.

Tras, el incidente, nos vamos a tomar algo a un bar. Para olvidar que esta salida pudo ser la última de nuestras vidas. El grupo de amigos con el que voy está formado, en su mayoría, por parejas. En el grupo sólo hay dos chicas sin novio. Y son muy guapas.

-Me gusta el camarero –dice una de ellas cuando ya está bastante borracha- Si le gusto, me lo llevo a casa.

Me fijo en el camarero cuando regresa para ofrecernos una nueva ronda: el camarero no tendrá más de 20 años de edad. Mi amiga le dice:

-Entre nosotras, hay una chica a la que le gustas. Elige la que más te guste de todas nosotras. Si es ella, te la llevas a casa.

El camarero, nervioso, ante la posibilidad de un polvo fácil mira, una a una, a las chicas del grupo. Elige a la novia de un amigo, que es brasileña y tiene un morbo increíble.

-Lo siento –dice mi amiga- Has fallado.

-Denme otra oportunidad, por favor –ruega el camarero- Quiero follar.

-No –se atreve a hablar mi amiga- No me gusta ser el segundo plato de nadie.

El camarero, regresa a la barra del bar, triste. Y, cuando nos vamos, no le dejamos propina.

Que se mueran los escritores columnistas

Nota.-Esta foto se la saqué a Sánchez Dragó firmando el libro que él no escribió en la pasada edición de la feria del libro.

………………………………………………………………………………………….

No voy a comentar nada sobre Sánchez Dragó porque no es nada nuevo. A los editores españoles les mola que, la gente que sale por la televisión, escriba libros: porque así se venden más. Da igual que esas personas, escriban libros o no. Da igual que sean escritores o no lo sean. Tú firmas el contrato con la editorial y el libro se escribe solo.

Unos tipos que se dedican a eso te lo escribirán –te dicen.

Bueno, te lo escriben un grupo de pobres desgraciados al que no le publican sus propios libros porque no salen por la televisión. Hoy en día los libros se escriben solos porque en todos se cuenta lo mismo. Mismas pajas mentales, mismas hipocresías, mismas tramas, mismos aíres de grandeza. Lo que importa de un libro es que en la tapa se diga que el autor ganó el Premio Planeta en 1823. O que salga por la tele. No voy a seguir hablando sobre lo de Sánchez Dragó porque dije, al principio, que no iba a comentar nada sobre lo de Sánchez Dragó y ya llevo como 10 líneas. Pero a la literatura española le iría mejor si los editores formaran más gabinetes de lecturas de originales que gabinetes para ver qué famoso de la tele no ha sacado libro este año. Sigo comentando sobre Sánchez Dragó. Y por cierto, aviso a los responsables de dicho gabinete, que Concha Velasco quedaría genial en la solapa de un libro como escritora de una novela negra que se suponga ha escrito tras su separación con Pedro Masó y que tenga como trama el asesinato de un marido infinitamente infiel.

Es el pescado que se muerde la cola. Luego están los autores, los escritores de verdad, que tienen un éxito o un mini éxito (como el autor de estas líneas): entonces, los medios de comunicación españoles, se ponen en contacto con ellos, y les piden que escriban una columna diaria para la edición impresa de tal o cual periódico. O, incluso, un blog. Por supuesto, el autor no sólo acepta sino que además llora de emoción en la intimidad, ya que se le presenta por fin, tras una vida repleta de penurias, un modo de ganarse la vida escribiendo. Y, para colmo, escribir en un periódico da una sensación de “ser una persona importante”. Le dices a la gente que escribes en un periódico y te miran con una cara de pasmarote increíble: como si fueras una persona importante, de clase superior, y no un gilipollas que, cada día, y en calzoncillos, escribe lo primero que se le ocurre o la idea menos mala que ha tenido.

El éxito. Así se pierde a un escritor en España, así muere un escritor y se convierte en un rellenador de espacios de papeles que mueren al día siguiente o cuando el dominio expira. Lo cual, por otro lado, no está mal del todo. Porque, el lector, cuando va a la librería, prefiere leer el libro de ese presentador que sale por la televisión que del escritor al que sólo conoce su madre que, por cierto, fue la que le pagó la autoedición. Porque, normalmente, un escritor sólo escribe un libro decente en su vida. El resto es el mismo escrito de otra forma o relleno. Relleno para su ego, para su cuenta bancaria, relleno para la existencia de su vida. Relleno que, al igual que la edición impresa, muere al día siguiente. Por la calle, caminando, hay gente más interesante que las que escriben en las columnas de los periódicos. Muchas veces, el comentarista ocasional de un blog, supera al autor de un blog que actualiza cada día.

Otra cosa, bien distinta, son los periodistas. Que muchas veces son los únicos que arrojan luz sobre las mentiras de nuestro día a día. Imprescindibles los periodistas. Prescindibles los columnistas.

…Y TRES COSAS QUE ME PASARON AYER

1.-Camino por le parque del rió Turia. Veo a un señor mayor con un perrito blanco, muy bonito. Mi perra, Anais, juega con él. Yo hablo con el señor:

-¿Cuánto tiempo tiene su perrita?

-5 meses.

-Qué bonita es. Me encantan los perros.

-A mi me gustan más los niños. Me compré a la perra para que los niños se me acerquen.

Y la sonrisa que a continuación me dedicó el señor mayor me ahogó, el estado de ánimo, en un escalofrío de terror.

2.-Los de Sitges me han escrito y me han dicho que les mande otra foto para la acreditación al festival. Que ésta que les mandé, no les sirve para el carnet.

(la foto, por cierto, me la sacó Marquitos)

3.-Tomo el metro para ir a una entrevista de trabajo. Un homosexual queda prendado de mí. Se acerca. Agarra la misma barra para apoyarse que yo. Poco a poco, desliza la mano por la barra hasta tocar la mía. Yo la quito. Le miro con una cara de asco que le hace entender que no quiero nada con él. En mi parada, bajo del metro. Él también. Camina por la misma calle que yo. Él también. Entra en el mismo edificio que yo, en la misma oficina: es mi entrevistador: me mira con una cara de asco que me hace entender que no me piensa dar el trabajo.

Regreso, triste por no ser homosexual, al metro. Me subo. Veo a una chica bella. De no más de 23 años. Morena. Lleva unos vaqueros, tiene un culo, que parece que le va a explotar. O explota ella o exploto yo. Me acerco a la barra donde se agarra para no caerse de bruces al suelo del vagón y romperse todos los dientes. Poco a poco, deslizo mi mano por la barra hasta tocar su mano. La quita, sobresaltada. Me mira con una cara de asco que me hace entender que no quiere nada conmigo.

Sonrío. Esto es una maldición. Ella es la siguiente: en algún momento del día, se acercará a la barra donde se apoya un tío bueno y éste la mirará con cara de asco. Y, luego, le pasará lo mismo al tío bueno: así hasta el infinito: en algún momento de nuestra vida, todos seremos rechazados en el metro de la misma forma.

Aventuras en la presentación de “PÚBLICO”. Y cómo gané 700 euros en 30 minutos.

Toda España tiene hoy puestos los ojos en el nacimiento de un nuevo periódico: quizá el último que se edite en el siglo XXI: “PÚBLICO” dirigido por Ignacio Escolar. Y, en el suelo, tras los baños, me encontré con unos lotes del periódico que hoy todo el mundo quiere leer: nadie los vigilaba así que…

…me los llevé: “PÚBLICO” vale tan sólo 50 céntimos: 64 páginas a todo color escritas por una selección de los mejores periodistas de prensa de pago y escritores del país (de EL PAÍS y de los demás periódicos de pago, de los que se han llevado a los mejores periodistas). La ocasión era única: y seré gilipollas pero jamás imbécil: agarré todos esos periódicos: los empecé a vender a 1 euro: por la calle, por el metro: 50 céntimos me parecía muy barato: si no lo creéis, ved el video:

En 30 minutos, me hice con 700 euros. Hasta vendí periódicos de regreso a la fiesta presentación de “PÚBLICO”: uno que cayó fue, nada más y nada menos, que Labordeta: 1 eurazo me pagó:

-Oiga –me preguntó- ¿Y el DVD que regalan hoy?

-Sí –mentí- Hay un cupón dentro. Recórtelo y entréguelo a su kiosquero habitual. Él se lo dará.

Puta mentira: usted lector, si baja ahora mismo al estanco: por 50 céntimos se llevará el número 1 del periódico y el DVD con la película “Los lunes al sol” Mañana: “Farenheit 9/11”. Toda la semana van a estar regalando DVDS de buenísimas películas ¿Pero de donde han sacado el dinero?

EJERCICIO DE AGUDEZA VISUAL: Uno de estos hombres es el del dinero ¿Quién?

SOLUCIÓN: Pues claro: el de los vaqueros y chamarra de “MERCADONA”. Hay que estar sobrado de dinero y sudarle todo un huevo para atreverse a ir a la presentación de un periódico vestido así: como el que va a pasear al perro. Un asalariado no tendría los cojones de hacerlo… cuando vi a los otros tres salir del escenario, pensé que, Ignacio Escolar, iba hacer de Michael Jackson: hubiera molado que se hubieran preparado una coreografía igual para la presentación de “PÚBLICO”:

-¡¡¿¿PERO QUÉ ESTÁS HACIENDO TÚ VENDIENDO PERIÓDICOS??!! –preguntó Rafael Reig (escritor y redactor Jefe de “PÚBLICO”)- ¡¡ SI EN 30 MINUTOS SE LO VAMOS A REGALAR A TODOS LOS ASISTENTES !!–alertó Rafael Reig– ¡SEGURIDAD, SEGURIDAD!

En ese momento, decidí salir rápidamente de la zona VIP en la que me había colado y confundirme entre el público en general: una chica no dejaba de mirarme:

-Hola ¿De qué medio de comunicación eres? –le pregunté.

-Del periódico ADN. Hoy es mi última noche en la empresa. Yo soy la creativa responsable de ese anuncio de mierda que emitimos por la tele. No sólo hemos conseguido que la gente no prefiera nuestro periódico gratuito: sino que ahora la gente lo mira con asco y los repartidores reciben fuertes palizas cuando tratan de repartirlo.

-Yo, si quieres -le ofrecí- puedo hacer que la gente no mire mal al ADN. Vamos al baño:

EL RESTO DEL REPORTAJE, DE LO QUE PASÓ EN EL BAÑO, HA SIDO CENSURADO POR LA SANTA INQUISICIÓN. PERO ESPARCÍ TODO “MI ADN” POR LA CARA DE LA SUSODICHA CREADORA

…………………………………………………………………………………….

¿SABÍA USTED QUE…?

1.-Pude saludar por fin a Juan Carlos Escudier, una de las firmas estrellas de “20 minutos”. Juan Carlos es un tipo alto, fornido, con cuello de cañón, que podría trabajar como protagonista de cualquier película de acción con mucha sangre. Tuve esta mini conversación con él:

-Perdone que le moleste –le dije- Pero es que me hace ilusión saludarle.

-¡Caramba! –saludo él- ¡El eZcritor! ¡El bloguer más famoso de “20 minutos”!

-No, no. Yo, lo que soy es la gran vergüenza de “20 minutos”

2.-Vi muchos periodistas de “EL PAIS” nerviosos, muy nerviosos, por el lanzamiento del número 1 de “PÚBLICO”. Y que más que por el dinero, todos me confesaban que se habían ido en busca de una libertad creativa que no tenían en “EL PAIS”. Que “cada vez que quería hacer algo nuevo, me chocaba con 30 culos” –me contaron.

3.-Que es un bulo que Arsenio Escolar se lleve mal con su hijo Ignacio Escolar por haberle “quitado” trabajadores. Que es para admirar esa familia en la que todos, además de haber triunfado en sus correspondientes trabajos, son grandes y humildes personas.

Valencia-Madrid: la chica del tren: dime que fue un sueño.

Nada más subir al tren, ella ya me miraba.

Yo, tímido, me senté en el asiento de atrás de ella. En los trenes de largo recorrido jamás me toca sentar al lado de una tía buena: siempre me toca un asiento al lado de una vieja mal oliente o de un prepotente hombre de negocios: hoy, sin embargo, me tocó el asiento 10-D. A mi lado no había nadie. Delante de mi, ella: mirándome por el rabiño del ojo, sonriente, pizpireta, comestible, lengua, pastilla de goma, ojos claros, profundos, mar, cielo, manos, azucar, cuerpo, pechos, eyaculación… el baño, nuestro hogar, nuestro compartimento compatido, estaba detrás nuestro, esperando: no había nadie dentro.

Ella me miraba.

Yo le miraba.

Pero no nos decíamos nada.

Se levantó para ir al baño.

Y me sonrió.

¿Los dos pensábamos lo mismo?

Yo, cobarde, grasiento, gordo, feo, imbécil, con voz de maricona, con sindrome de down, inutil, gilipollas, patoso, infantil, mal cantante de opéra afectado, enano, verrugoso, eyaculador precoz, sidoso, sin dinero, no musculoso, no le dije nada. Callé como sólo lo sabemos hacer los fracasados de toda la vida. Aquellos que , desde el instituto, somos ignorados por las chicas, luego mujeres, más tarde abuelas que se follaron a todo el mundo menos a nosotros: y, nosotros, abuelos: deseando tener Alzheimer: para olvidarlas: cada día, para siempre.

El tren llegó a Atocha y ELLA hizo fila para salir. Yo, matemático, maquiavélico, agente del FBI, planeador de robos de bancos, atrevido, me coloqué detrás de ella: una vez más: para olerla: babear: ya se iba: para siempre: para mezclarse entre la multitud: en un armario, doblarse, colgarse de un perchero, cerrar la puerta: armario de chicas bellas, no entrar: desvanecerse: como la nube caliente que sale de la chimenea de una taza de té hirviendo, evaporarse: no se puede tocar con los dedos: una visión: un fantasma de una chica bonita que murió: un reflejo de un espejo: una chica en un automovil que te mira por la ventanilla, arranca y se va.

¡NO!

-Hola –le dije.

-Ya no –contestó- Ya hemos llegado a Madrid.

-¿Cómo? –no entendí.

-En el tren, en el baño, a mil por hora, entre sonrisas, abrazos, piernas,muslos, papel higiénico, barra donde apoyar las manos, te hubiera hecho lo que hubiésemos querido. Pero ya hemos llegado a Madrid. Aquí no me interesas. Mi novio me espera.

…………………………………………………………………………………………

3 SANDWICHES CULTURALES

1.-Entrefotos07. Feria de adquisición de obra fotográfica que tendrá lugar del 27 hasta el 30 de septiembre en el Centro Cultural Conde Duque. La inauguración será el jueves 27 de noviembre a las 19:00. Una buena oportunidad para adquirir del fotógrafo, directamente y sin intermediarios, obra fotográfica a precios muy razonables.

Entre otros grandes fotógrafos, expone Juan de Marcos.

2.- Disturbia. Película americana decente pero del montón. Creo que es noticia cuando una película americana que tiene como protagonistas a adolescentes se puede ir a ver al cine sin luego tener ganas de machacar con botas de nazi la cabeza de la que chica de uniforme que te vendió la entrada sin, aunque sea, reírse por lo bajo: PORQUE ELLA LO SABÍA, SEÑOR JUEZ, ENTIÉNDAME. “Disturbia” es la forma que tienen los adolescentes de aproximarse al cine de Alfred Hitchcock sin enterarse de quién es ese señor. El argumento de “La ventana indiscreta” pero en lugar de a James Steward vemos a un crio (Shia LaBeouf) que no lo hace del todo mal. Y eso que en Transformes lo hacía del todo mal. Si estás aburrido en estos días de veranillo de San Miguel, esta película te hará encogerte en el asiento: comerte los dedos de los nervios, aunque como dice Portela “sea un absurdo remedo fallido de lo que no se podía mejorar”

3.-Luis Bassat. Hacía muuuuuuuuucho que no me leía un libro en una sola noche: no encontraba ninguno que me enganchara hasta tal punto. Hoy, por fin, el milagro ha ocurrido: con un libro escrito en 1993 y por un publicista. Nada de las pajas mentales de los escritores españoles. “El libro rojo de la publicidad” (ediciones DEBOLSILLO) … todo comenzó en la juventud de Luis Bassat, cuando vendía televisores en blanco y negro, casa por casa, y se dio cuenta que el negocio era venderlos a los dueños de los bares para que se les llenara el negocio los días de fútbol. Un libro divertido que te hace comprender el mundo de la publicidad sin necesidad de conocimientos previos.

¡Exclusiva mundial! Nuevas y últimas declaraciones de Bin Laden

…………………………………………………………………………………….

3 SANDICHES CULTURALES

1.-Público. Este miércoles, 26 de septiembre, aparece en los kioscos un nuevo periódico de tirada nacional, “PÚBLICO”, dirigido por el autor de escolar.net. Según cuenta esta página (esta no es una información de primera mano) “PÚBLICO” regalará a los lectores películas muy interesantes durante los seis primeros días: “Los lunes al sol”, “Goodbye Lenin”, “Farenheit 9/11”, “María llena eres de gracia”, “Camino a Guantánamo” y “Paradise now”. Habrá que estar atento: el periódico, en principio, sólo va a costar 50 céntimos. Además ¿No os da morbo tener el número 1 de un periódico o es que yo soy demasiado friki? En su página web, el director, contesta a las preguntas más interesantes de este nuevo proyecto. . Y aquí la rueda de prensa.

2.-¿Arte? Se dice de Marina Abramovic (Belgrado, 1946) es una de las más destacadas representantes de la performance. Cuando este año visité ARCO traté de enseñaros sus perfomances, pero los de “You Tube” me censuraron el video que os grabé porque salían tetas. Hoy, gracias a la web porno greenshines, os puedo ofrecer dicho documental. No es extraño que una web porno ofrezca este trabajo pues esto, para mí, no es arte: sino los sueños eróticos de una salida: hombres masturbándose bajo la lluvia, mujeres lavándose la vagina con agua de lluvia, hombres follándose a la tierra. No es que me desagrade la representación del sexo, ya me conocéis, pero sí la hipocresía que generalmente rodea el mundo del sexo. Esto no es arte: sino una película de humor de los Monty Phynton

3.-Agudeza visual. Obsérvese la diferencia de una película de romanos hecha por españoles y una película de “romanos” hecha por americanos.

Un poco de sinceridad hoy que es sábado y no estoy obligado a escribir.

Umbral murió tratando de dictar su última columna para el periódico “El Mundo”.

Triste. Muy triste. Hay gente a la que le puede el ego. Hay gente que deja de ser persona, y se convierte en personaje. Desde “Mortal y Rosa” Umbral no escribía nada que valiera la pena. Tampoco, por lo que he leído, era una buena persona. Sin sus columnas y polémicas Umbral no era nada: hubiera malvivido con las ventas de sus libros. Murió tratando de seguir siendo alguien al día siguiente.

Salvando las distancias (infinitas y a su favor), a mí me pasa algo similar. Escribir este blog me hace sentir importante. Sé que es una chorrada, pero es así. Sin EZ CULTURA yo volvería a trabajar en empleos de mierda. Cuando cerraron “eZcritor de éxito” y el editor de cierta editorial dijo que no iba a publicar mi libro me deprimí tanto que enfermé como nunca durante casi un mes. Estaba deprimido y deseaba morirme. Podéis creerlo o no. Con “eZcritor de éxito” me sentía en la cima del mundo. Era el único blog, de todos los que se publican en los grandes medios españoles (El País, el Mundo), que día sí, día también tenía alrededor de 200 comentarios. Y no estaba escrito por un periodista profesional, ni siquiera por un universitario: sino por un tipo normal de la calle, utilizando el mismo lenguaje desvergonzado que utilizan dos amigos que se encuentran en un bar. No sé si también era el blog más visitado de los periódicos digitales. Seguro que no. Pero yo soñaba con que sí.

Ahora no me tomo tan a pecho a mi mismo ni me lo tengo tan creído. Cada día trato de ser más profesional y sigo intentando haceros reír y entreteneros con todas mis fuerzas. Dios sabe que, cuando me destacan en la portada de 20minutos.es, se me empina y armo una fiesta en mi casa. Trato de ser bueno en mi trabajo y de seguir viviendo de escribir, asunto que amo y necesito hacer cada día: si no escribo, siento que voy a explotar. Pero ya no sueño con ser “eZcritor de éxito”. No quiero que me pase como a Umbral. No quiero morir tratando de dictar una columna para un periódico. No quiero volver a pensar que soy algo importante. Quiero morir agarrando la mano de un ser querido, no obsesionado con un trabajo y una pose.

Perdonen mi paja mental.

En otro tiempo, quizá

Uno se entristece de casos así.

Duilio es el responsable del blog “Otro Tiempo”.

Quizá lo recordaréis porque no se cansaba de escribir mensajes por todos los blogs y foros de “20 minutos” pidiendo que le votaran porque, si ganaba los 3.000 euros del concurso, los donaría a una ONG.

Dicha campaña le salió bien. Ganó en la categoría “MEJOR BLOG POR VOTACIÓN POPULAR”. Tú le votaste, yo le hubiera votado, todos le creímos. Al día siguiente escribió en su blog que:

“Desde pequeño, me he dado cuenta de la importancia de cumplir, tener palabra y llevar una vida auténtica y honesta (…) Este fin de semana iré a una casa hogar, que queda cerca de mi ciudad, a donde tengo pensado destinar el premio monetario. Quería hacer este post con las fotos de la primera visita y demás; pero el trabajo aún no me deja. Así que la próxima semana y en lo sucesivo publicaré las fotos y todo lo que haga falta para los desconfiados”

Cinco meses después, esas pruebas para los desconfiados siguen sin ser publicadas. Cuando vio el dinero pensó que eso de “tener palabra y llevar una vida auténtica y honesta” es cosa de gilipollas. Se quedó con los 3.000 euros, mandó a tomar por culo a los de la casa de acogida y ahora se dedica a borrar todos los comentarios que le dejan, sus lectores, cuando le preguntan, en su blog, qué fue de la donación.

Duilio, listo y miserable.

…………………………………………………………………………………………..

ESPECIAL GRAN HERMANO

1.-Parecidos. Cada año, los de yonkis.com sacan a famosos u objetos que, si los sumas, dan como resultado a los participantes de la nueva edición de “Gran Hermano”. Pinchando aquí y aquí, las dos tandas de parecidos de este año.

2.-Gran Hermano. Echaron a la loca de “Amor” y me pregunto si seguiré viendo “Gran Hermano”. Ahora, lo único de emoción que le queda al programa es conocer si Paula termina con una camisa de fuerzas o no. En la entrevista que hizo Mercedes Milá a Amor se vio, a la travesti, tímida y abatida, quizá avergonzada porque toda España supiera su desgracia: que nació mujer dentro del cuerpo de un hombre. El secreto fue desvelado por su madre pero Amor la perdonó, sin dudar ni un sólo segundo, porqué:

-A mi madre le perdono todo –dijo.

Os juro que lloré de la emoción. Amor ha demostrado, dentro de la casa, que es tan mujer como cualquiera de las otras: además que más divertida. Y fuera de la casa, durante la entrevista con Mercedes Milá, también demostró que, a pesar de haber sido un drag queen, tiene más clase y elegancia que muchas mujeres. Porque si Amor es un travesti, Rebeca ¿Qué es? ¿Un engendro?

3.-Lo que me hubiera gustado ver en Gran Hermano:

A.- Paula se levanta por la noche y, antes de que el equipo del programa pueda reaccionar, mata a David a puñaladas: luego, corre al baño, donde se corta las venas del cuello. Primer suicidio retransmitido en directo por televisión.

B.- Amor no es expulsada: sino que seduce y folla como una perra con todos los chicos de “Gran Hermano”, uno a uno. Y después, con todas las chicas. Al salir del programa Pedro Almodóvar le ofrece el papel protagonista de su próxima película. Ella acepta. En verano un paparazzi saca a la luz unas fotos de Amor besando y haciendo la tijera con Mercedes Milá. Mercedes Milá deja el periodismo porque Amor no desea mantener una relación estable con ella: eso hace que, la presentadora, caiga en una depresión fatal que, primero le hace volver a fumar, y después engordar. Cuando Mercedes Milá decide operarse para sacarse celulitis y volver a la televisión descubre que la doctora que le va a operar es Reyes Cuesta, que proclama venganza.

C.- Se confirma que Andalla pertenece a una célula durmiente de Al Qaeda. Trata de hacer estallar una bomba en el plató de Gran Hermano pero el concursante-soldado Dadi lo impide y muere en el acto. El Rey Don Juan Carlos le concede la medalla póstuma de “Héroe Nacional”. El rey Don Juan Carlos se queda dormido durante la misa por el soldado en la catedral de La Almudena. Este acto, considerado por una gran falta de respeto por el pueblo español, provoca el fin de la monarquía en España. El Príncipe Felipe y Letizia Ortiz, arruinados, se presentan en la edición de “Gran Hermano 25”.

D.-La concursante ciega, Ángela, reza en el plató de Gran Hermano tres avemarías en voz alta: pide que Dios haga un milagro y recobre la vista. Al día siguiente, su ceguera ha desaparecido. España entera vuelve a abarrotar las iglesias los domingos. Los científicos y el PSOE acusan a “Gran Hermano” de haber planeado esta farsa. Sin embargo, de repente, a Ángela le salen unas alas de ángel cuando está siendo entrevistada por el Papa y desaparece en el cielo para siempre.

¿Te cuento un libro por 10 euros?

Chinas que hacen masajes en la playa por 10 euros. Y, ahora, rumanos que te cuentan libros en la playa: parece cosa de la imaginación de Ray Bradbury, sacado de su libro Fahrenheit 451, situado en un futuro donde los libros están prohibidos y un grupo de rebeldes se aprende de memoria los clásicos de la literatura para que no se pierdan en el olvido. Pero no. Lo vi (¿o quizá imaginé?) en Cullera (Valencia).

Este hombre se llama Kairkov y es uno de los miles de inmigrantes del Este que tan pronto te arreglan un grifo como forman una organización mafiosa y entran en tu chalet de Torrelodones a robar. Cullera se convierte en un pueblo fantasma tras el verano y los pisos que se alquilan a los ricos en verano, en invierno se alquilan a los rumanos: que ocupan el interior de las casas en montañas de 50 en 50. Kairkov es uno de los muchos trabajadores del Este que comienzan a llegar sobre esta época del año para buscar trabajo en el campo o donde sea. En Ucrania un sueldo de una profesora es de 60 euros al mes.

Yo leer mucho –me dice Kairkov mientras paseo por la playa- Yo contarte libro por 5 euros.

Kairkov me da a elegir entre varios títulos: elijo uno de Auster, que trata sobre un hombre que hereda una gran herencia y viaja en su coche sin rumbo. Nunca he tragado a Auster. Su trilogía sobre New York, esa que a todo el mundo le parece una maravilla, me parece un autentico coñazo. Pero esta historia, contada por el ucraniano, con su expresividad a la hora de contarla, me parece maravillosa.

Recomiendo el servicio.

Kairkov, de propina, me cuenta otra historia. Esta vez real. Kraikov se ha traído al pueblo de Cullera a su hijo, que tiene 10 años. Lo llevó a un parque y dejó que se pusiera a jugar con otros niños de más o menos su edad: eran españoles y tenían flamantes bicicletas. Uno de ellos le dijo que se apartara de ellos:

-Eres un rumano de mierda.

Su hijo comenzó a llorar: no entendía por qué no dejaban que jugara con ellos: porqué lo habían llamado “rumano de mierda”. Kairkov me contó que él también se puso a llorar. De impotencia.

Mucho sufrirá ese niño ucraniano en esta España racista.

Ah, no. Que no somos racistas.

Mis cojones que no somos racistas.

………………………………………………………………………………………….

3 SANDWICHES CULTURALES

1.-Piratería. Es una mierda no poder pasar, con el ffdw, el anuncio antipirateria que hay insertado en cada DVD que alquilas. Además que lo alquilo me dan el coñazo con eso ¿No basta con el aviso legal? Aquí, una parodia sobre ese anuncio, que me ha hecho reír a carcajadas. Subtitulada.

2.-Salud.

“En general vivimos en un ritmo muy acelerado, tenemos muchas tensiones y ansiedad y eso se refleja en nuestra manera de comer. Los maestros japoneses dicen que hay que masticar cada bocado entre 100 y 200 veces. Usted, para comenzar, pruebe con 50, y cuando lo haga se va a dar cuenta de la diferencia. Comer despacio no es lo mismo que masticar bien, las dos cosas deben ir juntas. En el acto de masticar aparecen unas enzimas de la saliva que favorecen la digestión.”

Tras leer esto empecé a masticar 50 veces cada bocado del almuerzo: cada tarde empecé a llegar más tarde al trabajo: no sólo porque comía más lento sino porque a menudo me quedaba dormido masticando. Así que empecé a ir a un restaurante para poder morder cada bocado 50 veces y evitar quedarme dormido. Pero la gente, cuando me veía masticar tanto, pensaban que yo estaba chalado y se reían de mi. Al final, me despidieron del trabajo. Porque fui a una comida de trabajo y puse de los nervios al jefe por masticar tanto cada bocado. Os cuento esto porque tenía ganas.

3.- ¡Sitges! Quiero comunicaros que los del Festival de SITGES (Cine Fantástico y de Terror) me han acreditado como enviado especial. Así que del día 4 al día 14 de octubre estaré por allí, contándolo todo para ustedes. La verdad es que estoy super contento: siempre me ha molado mucho las películas de ese festival. Os prometo unas crónicas diarias estupendas. Menos el día 6, que iré al FICEB con la bella Eva Roy.

¿Cómo consiguió la acreditación de Sitges un tiparraco como yo?

Fui hasta Barcelona. Allí me dijeron:

-Pues no… el plazo para acreditarse ya ha terminado… si quieres acreditarte has de quitarte la camisa…

-¿Pero por qué he de quitarme la camisa si quiero la acreditación?

-¿Te has caído de un guindo, chaval? Aquí no se regala nada… si quieres la acreditación, tendrás que ganartela… sudando…

La ciudad de Sylvia

He vuelto a los cines más culturetas de Valencia para ver una película minoritaria. Sin embargo, aun faltan unos minutos para que empiece la película. Así que me voy a la cafetería de al lado a tomar algo.

Todo ambiente cultureta e in es territorio de homosexuales (los seres más evolucionados, espiritual y artísticamente, del planeta). Una de mis grandes desgracias es no haber nacido homosexual pues me pasaría los días y las noches follando. Siempre causo sensación entre las personas que no me atraen. De pequeño, en el instituto, causaba sensación entre las gordas. Gorda repugnante de instituto que existía, gorda repugnante que se enamoraba de mí. Nunca, en mi vida, he causado sensación entre rubias de ojos azules y grandes pechos. Supongo que ellas me miran a mí como yo miro a las gordas o a los homosexuales. Como si no existiera. Como si no jugara en la liga oficial de “hombres con los que reproducirse aunque sea un rato”.

-¿Qué quieres tomar? –me preguntó el camarero gay.

-Un helado de chocolate.

-¿Un boca zas?

-No. Yo no soy homosexual. No me va hacer mamadas y que, zas, se me corran en la boca. He venido aquí únicamente a tomar un helado.

-Un boca zas, no es que se te corran en la boca, chaval homofóbico. Es un helado de chocolate.

Así era. Me disculpé.

En frente de mi, había un grupo de homosexuales que me comían con los ojos. Para que me dejaran de mirar, empecé a sacarme los mocos y a comérmelos. Fue un poco desagradable alternar el helado de chocolate con el sabor de mis propios mocos pero a todo sufrimiento se acostumbra uno. Incluso a la película que iba a ver minutos después.

La película se titula “En la ciudad de Sylvia”.

Es una película llamada minoritaria. En este caso se llama minoritaria porque sólo se conocen dos casos de personas a las que les haya gustado la película: al director y al guionista (ambos son la misma persona: Jose Luis Guernin).

Uno, tras ver esta tomadura de pelo, se pregunta con quien de TVE se ha tenido que acostar, y cuantas veces, Jose Luis Guernin para conseguir la subvención con la que rodar semejante aburrimiento. A uno le entran ganas de dejar de pagar impuestos al ver esta película. Es como si el director pensara que nunca hemos salido a la calle. Planos fijos interminables de calles y extras, poco naturales, caminando por ellas. Eso es la película. De vez en cuando sale un escritor-dibujante bohemio mirando mujeres. La mayor escena de acción de la película es cuando una camarera derrama un café. Hasta me asusté con esa escena: porque me estaba quedando dormido. La película sólo tiene un dialogo y dura un minuto. Se agradecen las películas underground o artísticas: pero no confundamos el chocolate con el barro.

Leo la ficha técnica del director: desde el 2001 no dirigía ninguna película. Con razón. En 6 años se ha dedicado a planear este engendro y a reunir drogas y los conocimientos necesarios sobre como narcotizar a productores para que firmen las facturas que él necesitaba para hacer la película y quedar de artista incomprendido entre los amigos. Con películas culturetas como estas, uno hasta desea que regrese Arnold Schwarzenegger al cine. Al final de la película (el final, porque al director se le acabó el rollo de película y el rollo egocéntrico de gran director que reinventa el cine) aparecen los créditos: miré a los demás espectadores de la sala: todos tenían la misma cara que yo: menuda tomadura de pelo: si nos hubieran dado a elegir entre ver la película sabiendo lo mala que era o restregarnos un montón de mierda por la cara durante unos minutos, creo que todos hubiéramos elegido la segunda opción. Cuelgo aquí la foto del director de la película: para que si lo veis por la calle lo apedreéis: