Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Archivo de julio, 2007

Estoy enfermo

Nunca antes me había puesto tan enfermo como durante este año. Llevo tres días ininterrumpidos con 40 de fiebre y sudando. Tengo llagas en el paladar. La cabeza no para de dolerme. Recuperaré los días de trabajo en cuanto esté bien, pero hoy ya no puedo más. Disculpen.

Mihaela en la biblioteca: amarás al líder sobre todas las cosas.

Conocí a Mihaela en la biblioteca. Me fijé en ella porque tenía pinta de desgraciada, de agotada. Así que decidí alegrarle la vida acercándome a ella. Sobre la mesa, en la que estudiaba, tenía un libro: “Nosotros” de Yevgueni Zamiatin. Fue mi excusa.

-¿Está bien este libro? –le pregunté.

-¿Te leíste “1984”? –replicó.

-Sí. Una de mis novelas utópicas preferidas. Me gustó tanto que caminaba por la calle leyéndola. Hasta, una vez, crucé una carretera sin levantar la vista del libro. Casi me atropella un coche por culpa de ese magnífico libro.

-Pues “1984” es una copia de “Nosotros”. Deberían de haber encarcelado a Orwell por plagio. Cambia “El Gran Hermano” por “El bienhechor” y tienes “Nosotros”.

-¿Te gustan las novelas utópicas? (“Farenheit 451“, “Un mundo feliz“, etc)

-Me encantan. Son un aviso de a dónde se dirige la humanidad. Bueno, en ocasiones ya estamos ahí. No sé si viste el otro día el reportaje por la tele “Amarás al líder sobre todas las cosas”. Lo que ha montado Kim Jong-il es una pesadilla. Corea del Norte es la novena potencia nuclear y alardea de su fuerza bélica mientras la mitad de la población vive en los límites de la malnutrición. Cuando le preguntaron a un funcionario de Corea del Norte si su líder se equivoca, gritó: “¡Nuestros líderes nunca se equivocan! ¡Eso nunca ha pasado!”

-¿Por qué te gustan tanto las novelas utópicas?

-Porque me gusta imaginar: suelto mi cabecita por el espacio: imagino que me rebelo ante esta sociedad de consumo donde el dinero es el dios de todos nosotros. Me gusta imaginar que me rebelo como una líder y atacamos los grandes comercios, las tiendas de grandes marcas, que las saqueamos…

…al fin y al cabo nosotros somos más que ellos: pero ellos nos tienen esclavizados: como ganado: no nos costaría nada llevar al mundo a la anarquía total: olvidarnos del yugo del dinero: hacer una revolución: sólo tendríamos que levantarnos de estas cómodas sillas.

-Vaya, Mihaela. Eres toda una revolucionaria ¿Y a qué te dedicas en la vida?

-Vine de Rumanía hace 4 años. Estudio “Física” en la universidad. Me pago los estudios ejerciendo la prostitución ¿Te vienes a mi casa?

Vea el interesantísimo y sorprendente reportaje “Amarás al líder sobre todas las cosas” de Jon Sisitiaga, pinchando aquí.

Un poco de justicia. Toros terroristas.

No sé si definitivamente me he vuelto loco. Pero cada vez que veo a un herido o un muerto por un toro, algo dentro de mí se alegra. Siento que ese toro ha hecho un poco de justicia. Imagino que ese toro ha sido instruido por una mente superior,

un extraterrestre,

un árbol,

un duende:

-Los humanos os matan por placer. Para divertirse –le dicen.

Y el toro llora. Y comprende.

Ese toro se convierte en un soldado, un terrorista para los humanos.

Sale a correr por los sanfermines, o al ruedo, con la idea de hacer un poco de justicia.

-Clava tus cuernos, toro, en el corazón y espaldas de esos humanos dementes. Clava tus cuernos hasta el fondo. Yo te perdono.

Es la guerra.

¿Qué músicos triunfan sólo en tu pueblo?

Dime en los comentarios, si te apetece, los de tu ciudad o pueblo (y no te olvides de poner un link para que podamos verlos o escucharlos). Estos son los míos. Las Palmas de Gran Canaria:

1.-Arístedes Moreno

Arístedes Moreno. Aunque muchos lo tachan de simple humorista lo cierto es que ir a un concierto de Arístides Moreno además de risas procura un reencuentro con la música brasileña y la psicodelia de los años 60 y 70. Antes de ser cantante y compositor, Aristedes Moreno se dedicaba a la agricultura y a trabajar de camarero en un bar. Su canción estrella es “Horcon Boys” dedicada al duro trabajo del agricultor de plataneras:

Sus letras, en primera instancia graciosas, siempre tienen un trasfondo serio de crítica social o ecologista. Los políticos que van a sus conciertos pasan apuros pues, Arístides Moreno, no tiene pelos en la lengua.

2.-Los Coquillos

“Los Coquillos” Algo así como los “Hombres G” canarios pero mezclados con Ron Arehucas. La banda nació a mediado de los años 80 y estaba formada principalmente por Ginés Cedrés (bibliotecario de la universidady su hermano Miguel Cedrés, así como por el periodista Francisco J. Chavanel Seoane que no actuaba en directo con ellos pero que se dedicaba a crear las letras y las músicas de sus canciones. El mayor éxito de esta banda es “Borracho hasta el amanecer” que estuvo prohibida en los “40 principales” por, según decían, incitar a la bebida. No hay fiesta que se precie en las Islas Canarias que no termine con esta canción:

Este grupo desapareció por problemas con su discográfica. Sin embargo, las nuevas tecnologías de Internet (You Tube, Emule) hicieron que su canción estrella llegara hasta Colombia en el 2004, convirtiéndose esta en un boom y alcanzando los primeros puestos de las listas de éxito de toda Latinoamérica. Cualquier canario mayor de 30 años tiene en el hueco de su nostalgia a este grupo musical. Siempre que escucho esta otra canción recuerdo los besos que me daba mi virginal amiga Noelia (virginal por aquel entonces porque, según me han dicho, ahora es mas puta que las gallinas).

3.-José Vélez

La gran vergüenza canaria se llama José Vélez. Su forma de bailar, con los brazos abiertos, como dando un abrazo universal, y su dentadura, hacen que sus canciones formen parte siempre de los asaderos o del repertorio de cualquier canario borracho. Sus letras, de amor y hermandad con el pueblo suramericano son el cenit del descojono.

En 1978, fue elegido para representar a España en el Festival de Eurovisión, donde interpreta el tema “Bailemos un Vals” , convirtiéndose en el artista más contratado de España (ese año). José Vélez es acreedor de 19 discos de Platino y 32 de Oro. José Vélez es como Julio Iglesias, pero versión homosexual canarias.

Indiana Jones 4

No eres friki si no sientes un escalofrió de emoción al ver esta foto: Harrison Ford, con 65 maravillosos años de edad, vestido de nuevo de Indiana Jones… y la fotografía la sacó ¡Steven Spielberg! ¡Guauuuuuuuu!

El 22 de mayo de 2008 será, las personas que conservemos la vida hasta entonces, el día en que veremos la cuarta aventura de Indiana Jones: “Indiana Jones and the City of Gods”.

Dicen que Steven Spielberg ha decidido no poner ni un efecto digital en la película. Porque la serie de Indiana Jones tiene mucho que ver con los antiguos seriales de aventuras de los años 30 y nada que ver con los excesos de Stephen Sommers (director de La Momia o Van Helsing, nuevo y mediocre revisor del género de aventuras en Hollywood, que por cierto acaba de terminar de rodar la tercera parte de “La Momia” y ya está con la pre producción de un nuevo filme basado en un remake de la peli catastrofista “When Worlds Collide” , que a su vez es una novela escrita por Philip Gordon Wylie y Edwin Balmer). Digo excesos de Sommers por no descojonarme de los excesos digitales del George Lucas.

Y es que las películas de Steven Spielberg siempre tienen su noséqué mágico. Los fans de “Regreso al futuro” saben que en la segunda parte salía un almanaque donde decía que en 1997 Florida iba a gana las series mundiales. Pues en los años 80, cuando se rodó la peli, Florida aun no tenía ni equipo. Aun así, el 26 de octubre de 1997, Florida ganó las series mundiales, tal como se decía en la película.

¿Qué decir sobre el nombre de John Williams compositor predilecto de Steven Spielberg? Esta anécdota es real:

En el año 1644, en el estrecho de Menay (¿), en Gales, en hubo un naufragio, provocado por una tormenta. El barco se hundió y perecieron todos sus tripulantes, menos uno, de nombre, John Williams. El 5 de diciembre de 1785, en el mismo estrecho se produjo otro naufragio, provocado por una tormenta, también murieron todos sus pasajeros, menos uno, llamado John Williams. El 5 de agosto de 1860, hubo otra tormenta en ese mismo punto, perecieron una veintena de personas, y sólo se salvó uno, llamado, cómo no, John Williams. Via

Aqui brindis de Steven Spielberg el primer día de rodaje de Indiana Jones 4. Aquí making of de las antiguas pelis de Indiana Jones.

Un terroriZta celestial mata a Calderón y a Laporta

Tocaron en la puerta de mi casa. Abrí. Era el Hijo del Hombre, vestido de una ropa que le llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

-Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.

-Encantado –contesté- Yo soy Rafa.

Y vi en su mano un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz:

-¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? ¿Quizás tú Rafa?

-¿Es eso una indirecta? –repliqué- Es que por aquí no hay nadie más.

-No digas eso –me dijo el ángel- di: “He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos”

– He aquí –repetí- el León de la tribu de Judá, la raíz de David, que ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Abrí el libro y leí:

“Todas las personas hayan pagado un abono anual de fútbol y no destinen, aunque sea, la mitad de ese dinero en ayudar a un pobre serán condenados y torturados en el infierno eternamente por ser seres egoístas y ciegos. Todos los directivos de los clubs de fútbol, en especial los directivos del Real Madrid o Barcelona, que paguen 5, 10, 20, 30, o más millones de euros por un jugador y no hayan destinado ese dinero a paliar el hambre en África, o a ayudar a las pobres gentes que salen en los reportajes de Hernán Zin, serán aniquilados por el ángel verdugo del martillo vengador

Santificado por la magia de Jesucristo crucé los cielos y le arranqué la cabeza a Calderón y a Laporta.

Yo, confieso.

Lee “El Apocalipsis” escrito por el fumeta de San Juan pinchando aquí.

La cultura de la vida: un hombre hecho mierda

Lo reconocí, aun estando de espaldas a mí.

Caminaba por la calle, reconocí a ese hombre desgraciado.

La tristeza que desprendía, aun de espaldas, hizo que me fijara en él.

Las mujeres no dejaban de mirarlo.

Les atraía porque parecía un niño abandonado: en mitad de la calle.

Ese hombre tiene casi 60 años ya.

Y ahora vuelve a ser un niño abandonado: en mitad de la calle.

-Hola –le dije- ¿Se acuerda de mí? Fui un alumno suyo en Canarias. Y éramos vecinos.

-Rafa, claro que me acuerdo de ti. Nunca me olvido de ninguno de mis alumnos ¿Qué haces aquí en Madrid? ¿Ya no vives con tus abuelos?

-No. Aproveché una ráfaga de viento y me vine a vivir a esta ciudad ¿Y usted?

-Esto:

El hombre abrió su cartera y me enseñó las fotos de sus hijos. Los reconocí porque me había cruzado mil veces con ellos en el ascensor.

-Los recuerdo ¿Cómo están?

-Lejos. Su madre me abandonó. La ley es clara: en igualdad de condiciones los hijos se los lleva la madre. En igualdad de condiciones ¿Cómo puede ser la ley tan dura? Me siento morir cada día, cuando me levanto y no los veo en el cuarto de al lado, durmiendo en sus camas. Mi mujer se casó con otro hombre y vino a vivir a Madrid. Sin avisarme. Yo dejé mi trabajo al día siguiente. Ahora vivo aquí, sin dinero ni trabajo. Es que no puedo vivir lejos de ellos. Puedo vivir. Pero muerto.

-¿Con tu mujer estás tan mal?

-Mira esta foto:

-Nada es para siempre. El suelo firme que hoy pisas mañana te tragará. Tu esposa se convertirá en tu enemiga. Tu amigo en la persona que te daña. El dinero sólo te traerá problemas y te estrangulará. Pero a tus hijos los querrás siempre. Perder a un hijo no tiene definición en el diccionario. Perderlos, es lo más trágico que puede ocurrirte. Ahora, miro la cara de mi mujer y cuando me habla es otra persona ¿Dónde metió todo el amor que antes sentía por mí? ¿Cómo hizo para que desapareciera? ¿Cómo puedo importarle tan poco de pronto? Ahora está con otro hombre y mis hijos también están a su lado. Cada día. Yo, en cambio, me levanto cada mañana en la diminuta habitación de una pensión esperando la hora estipulada para volver a ver a mis hijos. Cada día me levanto luchando contra mí mismo: luchando para no convertirme en una mala persona. Luchando para que mis hijos sólo vean amor en mis ojos.

Entramos en un bar y tomamos unas cuantas cervezas frías. Al irnos le di unos cuantos billetes. Le di unos cuantos billetes a mi antiguo profesor del colegio. Al profesor que me reprendía por estar dibujando en clase mientras él explicaba, al que me suspendía por no saber conjugar los verbos ¿Qué es la vida? ¿Un chiste o un melodrama? Yo no sé de qué va la vida.

Me da miedo salir a la calle. Cada vez que salgo, solo, siento que alguien me va a disparar o pegar.

No todos los editores son gilipollas

No me acuesto contigo porque lees libros de autoayuda

Conocí a esta periodista en una presentación. No me gustaba mucho, quizá por su peligrosa nariz puntiaguda, no lo sé, quizá porque en su cara, en su forma de moverse, había algo que me hacía presentir que ella no estaba del todo bien de la cabeza. Cuando llegué a su casa y vi su biblioteca supe lo que era: la tenía llena de libros de autoayuda.

Una persona que lee un libro de Bucay hasta el final, un persona que guarda varios libros de Bucay o de Susanna Tamaro ¡Dios Mío! tiene que estar muy mal de la cabeza e incluso presentar un grado o varios grados de retraso mental porque no hay nada en esos libros que pueda entretener o hacer pensar a una persona medianamente inteligente. No hay nada en esos libros que no puede haber pensado por sí misma una persona que no sea gilipollas. Esa puta banda de farsantes que son esos escritores, no hacen más que entretener con drogas la mente de la gente imbécil, tratándoles de hacerles creer que la línea del electrocardiograma de la vida puede ser recto, cuando lo normal es que nunca consigamos la estabilidad y comprender eso y ser medianamente feliz dentro de la inestabilidad que es la vida, es una de las claves para estar bien con uno mismo.Subí a mi buhardilla con la periodista y nos desnudamos. Pero en el momento X, yo no encontraba los preservativos:

-Te juro, nena, que los tenía en este cajón. No sé donde los he puesto.

-Pues sin preservativo nada, que he leído los diarios secretos y seguro que tienes el sida.

-Que no nena. Que me he hecho análisis y lo único que tengo es una polla más grande de lo normal ¿Tú sabes por qué los miércoles se suelen señalar en los calendarios con una X?

-¿Por qué me preguntas eso?

-No lo sé. Estaba buscando los preservativos por los cajones y me acaba de surgir esa duda.

-¿Quieres decirme que a punto de hacer el amor conmigo te pones a pensar por qué los fabricantes de calendarios marcan con una X los miércoles en los calendarios?

-Supongo que es para no repetir la “M” de martes pero ¿Por qué con una X?

-¡Quieres encontrar los putos preservativos de una vez? ¡No follo desde hace un año y medio!

No follamos: no encontré los preservativos: se fue de mi buhardilla pegando un portazo. Entonces fue cuando los encontré: recordé que los había guardado dentro del armario de la cocina. Recordé a Freud y a su libro “Psicopatologías de la vida cotidiana”, que es una de las obras más populares de Freud quizá porque el tema que ahí se trata está muy cercano a todos nosotros ¿Por qué nos olvidamos de las cosas? ¿Por qué fallamos?

Solemos fallar mentalmente o psicológicamente debido a alguna interferencia, conflicto, cadena de pensamientos inconscientes, motivadas por algún deseo o pensamiento inconsciente incontrolado.

-Las personas no nos equivocamos, somos perfectas –parece decir Freud- y si nos equivocamos es porque inconscientemente queremos.

En Psicopatología de la vida cotidiana (1901) Sigmund Freud analiza multitud de casos de gente que se ha equivocado y demuestra cómo no son producto de la casualidad, el descuido o porque son gilipollas, sino que están movidos por un deseo inconsciente que no encontraría otra forma de llegar ”hasta la vida real” que realizando una equivocación. El sujeto siempre puede “disculparse” diciendo que fue un “fallo o descuido”. Pero en realidad los fallos nos revelan las cosas que realmente están pasando en nuestro subconsciente. Y en mi subconsciente sigo enamorado de mi ex: por eso no encontraba los preservativos:

Te quiero, mi culito de melocotón 🙂

“PSICOPATOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA” Sigmund Freud (Ed. Alianza) Precio:9,9 € ISBN: 8420637009.

Madrugada de Cobardes. No te la puedes perder.

El otro día conté, en este blog, que había ido a ver la obra de teatro “Madrugada de Cobardes”, un productor de la obra leyó ese post y le hizo gracia. Así que me invitó a conocer por dentro ese proyecto.

-Es que no vienen periodistas culturales a vernos –me cuenta-. No sé por qué. Parece que ese no fuera su trabajo: ver obras de teatro y criticarlas.

-No vienen a veros porque no organizáis comidas ni desayunos en hoteles caros. Esa es la única manera que tenéis para que venga un periodista a veros: otra, es que seas amigo del director o pagues.

-¿Y tú como viniste?

-Sinceramente, lo que escribí el otro día era mentira. Algunas veces invento historias para tratar de no aburrir al lector. Realmente, ese día, iba para el cine “Ideal”, al lado está este teatro. Vi que la entrada costaba sólo 10 euros. La trama me pareció interesante: dos tipos encerrados en la caja acorazada de un banco, uno de ellos es un ladrón, el otro, un guardia de seguridad que lo descubre por casualidad. Mi otra opción era ir al cine y ver una americanada del montón. No elegí mal. Lo pasé genial en la butaca. Y me he hecho fan de la obra. Es como cuando lees un libro que te encanta: quieres que todo el mundo lo lea. También es la primera vez en mi vida que estoy en un teatro y no miro ni una vez el reloj ¿Qué hace ese con el taladro?

-Ese es José Canabach, el director y el autor de la obra. Es un amigo, él y yo hicimos el escenario. Con nuestras propias manos.

-La obra es buenísima. No sé cómo no se llena cada noche.

-A la gente le cuesta ir al teatro. Es algo que sólo hacen una o dos veces al año, vestidos con trajes de chaqueta y corbata. Hemos ideado esta obra para tratar de hacer regresar al teatro a la gente de la calle, con camisetas y vaqueros, por eso hemos puesto los precios tan baratos (10 euros cualquier localidad) ¡Hasta devolvemos el dinero a quien no le guste! Pero los medios de comunicación prefieren hablar de quien es el más guapo de la televisión.

-No es culpa de los medios de comunicación. Es culpa de la gente. Que prefieren quedarse en casa viendo “Los hombres de Paco” que ir a ver una obra de teatro que se estrenan en su ciudad. La gente es estúpida y no hace nada por evitarlo. La gente está muerta en su sillón del salón, frente al televisor. Prefieren encerrarse en casa que vivir.

Fue entonces cuando llegó al teatro uno de los actores de la obra: Ángel Sólo: hace de guardia de seguridad: me dio miedo: en la obra, a veces, parece el mismo diablo.

-Joder tío. Me das miedo de verdad –le dije-. Ya sé que es un papel. Pero es que no sé de donde sacas esa cara de maldad pura.

-¡Pero si yo soy el bueno! –me dice.

-¿Bueno tú? ¡Claro! ¡La gente mala cree que es buena! Hitler decía que era un buen chico.

Y quedamos un rato discutiendo si su personaje era bueno o no. Ya me diréis qué pensáis vosotros si vais a verla.

Me daba mucho respeto hablar de tú a tú con los actores. Hacen un trabajo magistral: de esos que ves y te hacen saltar lágrimas de emoción por el grado de perfección que alcanzan. El otro actor es Juan Carlos Naya. Toda una institución en el teatro clásico en España.

Por supuesto, les hice una entrevista a todos en video. Con mi cámara de fotos de mierda. Pido perdón por la mala calidad:

La obra “Madrugada de Cobardes” está escrita y dirigida por José Canabach. Interpretada por Juan Carlos Naya y Ángel Solo. El teatro Fígaro está en Madrid, en la calle Dr.Cortezo, 5 .Metro Sol, línea 1,2,3. Tirso de Molina, línea 1. La entrada tiene un precios: 10, 12, 15, 18 euros. Vale la pena ir. En Madrid hasta Octubre. Luego viajará por toda España.