BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Aquí el super hombre: nuevas aventuras en España

Barcelona. 23 horas. Entro a una tienda de bocadillos. Miro a mí alrededor. El exterminio nazi estaría justificado en este local. Todo el mundo que espera en esa cola no son más que cobardes, infelices esperando bocadillos. Humanos inferiores de clase media baja tratando de hacer algo diferente.

El que atiende, tras el mostrador, es el más subhumano de todos. Una persona que vende bocadillos a las 23:00 h debería cobrar un sueldo de millones de euros. Porque es una persona. Porque cobrar menos es una degradación para la raza y evolución humana. Tras siglos de evolución ese gilipollas lo único que ha conseguido es un empleo vendiendo bocadillos. Quizá aspira a mejorar su vida: pero siempre lo deja para mañana. No lucha: se rinde antes de empezar o en el primer tropiezo. Asegura que los que triunfan lo hacen por cuestión de suerte o de contactos.

-¿Qué quieres? –pregunta el sub.

El panel de bocadillos está en catalán. No entiendo nada. Pienso en preguntar si tienen carta en español pero hasta hoy sólo he visto catalanes por la tele y me da miedo pedirles algo en español: por la tele pintan a los catalanes como seres capaces de asesinar por su lengua. Así que señalo dos bocadillos cualesquiera.

-Esos.

Los bocadillos me los sirven rápidamente. En la cocina tienen a otro subhumano imbécil al que pagan una miseria a cambio de que haga bocadillos rápidamente. El subhumano trabaja rápido para que no le echen y pueda seguir teniendo una vida de mierda que le hace desgraciado.

-Muchas gracias, adiós –me dice el del mostrador a la vez que me devuelve el cambio.

Dice adiós como ordenando que me vaya: le comprendo totalmente: a mi lado tengo a una fan impresionante, a una jaca lista para recibir un bocadillo de salchicha triple con mayonesa por el chocho. Por la tarde escribí en el blog que estaba en Barcelona y que si alguna quería follar y ella me contactó. Mi presencia en el local le jode a él y a todos los adoradores de bocadillos: porque está claro que el único triunfador que está en ese local soy yo. Soy la única persona verdaderamente feliz que han visto desde hace mucho tiempo. El único super humano.

Me voy del local porque tengo ganas de follar. Cuando entramos en la habitación del hotel la rubia mira la mesilla de noche:

-¡Qué desilusión! Esperaba que en la mesa de noche del eZcritor hubiera whiskey, cocaína o algo de marihuana al menos. En cambio tienes zumo de naranja, un kit kat y unas pastillas para la faringitis.

-Estoy fatal de la garganta nena, pero prometo hacer gárgaras con tus flujos vaginales –le contesto.

Tras follármela me despierto de madrugada: son las 6: dentro de una hora sale mi tren para Madrid: veo a la rubia en mi cama: ya no me acuerdo de cómo tiene la cara: enciendo la luz, se la miro.

-Eres guapa, nena.

-Escribe algo bonito sobre mí en tu blog –me dice con los ojos soñolientos.

-Claro, nena –contesto.

Pero me he puesto a escribir y sólo se me ha ocurrido lo de los bocadillos.

Los comentarios están cerrados.