BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

La tengo muy grande

Tengo un plan. Me desnudo y pongo el chaleco salvavidas.

Corro por los pasillos, gritando.

-¡A los botes salvavidas!

Todas las chicas me miran la polla. La tengo super grande. Llego a recepción. Allí hay más chicas que me admiran.

-¡Nos hundimos! –le grito a la recepcionista.

-Ha sido un error señor. El barco está a salvo. No ha sonado ninguna sirena.

-Oh, qué vergüenza. Disculpe. Es que estaba cagando y escuché la sirena. Sería la cisterna. No sé. Es que pensé que nos hundíamos.

Vuelvo al camarote. Pero ya todas las chicas me han visto la polla. Y la tengo grandísima. He tirado la caña. Ahora sólo queda esperar.

Mientras tomo el sol en cubierta, finjo que hablo por teléfono con Arsenio Escolar, director editorial de “20 minutos”.

Una chica de bikini rojo me está mirando. Hablo bastante alto para que ella me oiga:

-Enhorabuena muchacho –hago que le digo a Arsenio Escolar-. Volvemos a ser los mejores de España. No temas chaval. No voy a dejaros. No, no. No hace falta que me paguéis más. Con los 7.000 euros al mes que me estáis pagando me vale. Sí. Ya veis, así de humilde soy. Sí. Sí. Ya sé que los 4 millones de visitas que tenéis al mes son sólo mías. Si. No os preocupéis. Salúdame a Martínez Soler. Sí. Ya quedamos para jugar al golf un día de estos. Sí. Recibí la caja de vinos. Y los jamones. Tengo que dejarte, amigo. No te preocupes por nada.

La chica se me acerca:

-Hola ¿Qué tal? ¿Te apetece bajar a tierra? Hay una playa muy cerca, muy bonita. Se llama Mondello.

-¿Tienes novio? ¿Has venido con novio?

-No –responde sonriendo.

-¿Tienes alguna relación con algún miembro de la mafia?

-No.

-Pues vale.

Caminamos por las calles de Sicilia.

Obsérvese (en la foto) no sólo mi porte, mi brillante cabello, mi atlético tórax y fuertes brazos: también mi desenfadado vestir, la actitud segura con la que ando por las peligrosas calles sicilianas y, sobre todo, el aura que me envuelve y que me hace brillar, sobre saliendo por encima de los demás como súper humano que soy.

-¿Por qué me miran tanto? –pregunto a la chica.

-Es que por aquí no se ve a chicos tan guapos como tú.

-¿Pero aquí nunca vienen super modelos?

-No sé. Quizá sea tu mezcla salvaje, ese aire de aborigen canario que tienes ¿Puedo sacarte unas fotos para presumir delante de mis amigas, por favor?

Como prueba de lo que cuento es verdad, pongo una de las fotos que ella me sacó.

Detalle:

Obsérvese a la chica de rosa mirándome y hasta a un motorista girando la cabeza, impresionado: arriesgando su vida para admirar a semejante adonis. Imaginaos, cómo debe de ser la experiencia, de ver de cerca a un hombre como yo: la perfección humana hecha carne: Jesucristo 2.

En la playa me quito la ropa y, tan sólo vestido con unas bermudas, me doy un baño:

Entonces, ella…

… no para de rascarse… la cara…

…la nariz… la boca…

-¡No puedo más! ¡Vámonos!-me grita desde que regreso a la toalla -¡Vístete!

-¿Qué pasa? –pregunto.

-¡No aguanto más! ¡Me pica todo!

-¿Alergia?

-¡No! ¡Me pica el coño! ¡Quiero follarte! ¡Traerte aquí sólo era una pobre excusa!

Regresamos al barco.

No obstante, en el camarote no consigo ponerla dura.

-Lo siento. Pero es que eres demasiado fea para mí –le confieso.

-Por favor, no me dejes así. Méteme, aunque sea, el dedo gordo del pie.

-Bueno.

Y ahora escúpeme sobre la espalda: cómo si te hubieras corrido sobre mí.

-Bueno.

Los comentarios están cerrados.