BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Mejor no me lavo

Odio que me digan lo que tengo que hacer. Lo sé todo. Cuando una novia me dice qué tengo que hacer, la dejo. “Tienes que ir al banco” o “tienes que ir al mercado”. Ya lo sé. Tengo cerebro. Si no voy, es por algo. Sobre todo, odio cuando me dicen que tengo que lavarme. No lo soporto. Si no me ducho, es porque tengo mis razones.

Sólo me ducho cuando tengo que salir a una reunión de trabajo o cuando he quedado con una chica para tratar de mantener relaciones íntimas. Por lo demás, en la ciudad es mejor ir sucio. En el metro no se te pega la gente tanto. Entras en el vagón, a la hora punta, sin necesidad de empujar. Porque la gente te hace sitio tratando de escapar de ti. Incluso, si frena el metro, prefieren caerse al suelo que agarrarse a un apestoso. Si te sientas, el que está a tu lado se levanta; no iras tan apretado. Por la calle, los criminales te dejan tranquilo. Nadie quiere atracar a un apestoso. Los camareros te atienden pronto para que te vayas, los funcionarios no soportan que estés frente a su mesa: dejan de hablar con sus compañeros de trabajo para atenderte. Si tu empleo es atender a los clientes, no te laves nunca, preferirán ponerse en la cola de tu compañero, el tonto que se pone colonia.

lee la edición impresa de “20 minutos”

Los comentarios están cerrados.