BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

He dejado a mi novia para siempre

La muy imbécil se metió con Michael Jackson. Le dije que a Michael Jackson ni tocarlo:

-Michael Jackson salvó mi infancia. Me refugiaba en su música, en sus videos cuando me sentía solo.

-Es un enfermo. Un pedófilo.

-Tan pedófilo como tú. Salió no culpable del juicio. Y el gobierno de California se gastó millones de dólares en encontrar pruebas. No encontraron ninguna.

-Bah. Es un pedófilo.

Me di cuenta que no podía seguir siendo novia de una mujer que pensaba que Michael Jackson era pedófilo sólo porque los medios de comunicación así se lo han hecho creer. Me levanté de la cama: le dije que nunca más le iba a comer el coño.

-Tampoco es para ponerse así –me dijo.

Y una mierda. Me puse a recoger mis cosas, hice la maleta, me fui de su casa, para siempre. Anduve por las calles de la capital de Valencia con la maleta de un lado para otro. Me gasté todo el dinero que me quedaba de mi sueldo en el pasaje de vuelta a Madrid en tren. No tenía dinero para una habitación en una pensión.

Aitana nunca me entendió. Yo tengo planes. Formas de entender la vida: rutinas que no tiene ella. Por ejemplo, con el papel higiénico. Cuando salgo del baño, tras cagar, me lo meto por el culo y me siento, con el papel en el agujero del culo, frente al ordenador, a escribir. O me pongo a leer un libro. Así ahorro el tiempo y el embrollo de frotar. Al rato me saco el papel con todo el trabajo hecho: el agujero del culo queda limpio sin necesidad de frotar, gracias a la presión.

Le pedí, como prueba de amor, que me dejara limpiar su culo cuando cagara y ella el mío. Pero me dijo que no.

-Si no aceptas la mierda de tu pareja, como algo natural, es que no hay amor –le dije.

Así que me fui a la casa de una lectora. No la había ido a ver antes porque se presentaba al concurso de “20 blogs” del que soy miembro del jurado hasta que me echen mañana por escribir esto. Entré en su casa, vivía sola. Tras un rato de conversación me dijo que me la chupaba si le hacía ganar en la categoría de mejor blog personal.

Le mentí, le dije que de acuerdo, pero que además de la mamada tenía que hacerme un bocadillo de salchichón. La muy puta, además de fea, la chupaba como si le fuera la vida en ello.

-Quiero ganar, quiero ganar –me dijo, al rato, con la boca llena de semen.

Luego vinieron unas amigas suyas y las grabé:

Los comentarios están cerrados.