BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Estúpidos sub humanos

Os miro y me dais asco. Porque yo también fui uno de vosotros. Os veo con más de 30 años en esos empleos de mierda. No sois personas, sois máquinas. Da igual lo inteligente que seáis. Os pagan por no serlo. Por mover cosas de aquí para allá. Por limpiar. Os pagan a vosotros porque aun no hay aun máquinas que hagan ese trabajo. Una máquina lo haría mejor. A una máquina no hay que soportarla con sus estupideces, con sus lloros.

Pídele al Dios, que está oculto dentro de todo microondas, que cambie tu vida.

Trabajáis para que un gordo repugnante fume puros más caros. Para un gordo repugnante que se follaria a tu mujer por dinero. Y ella aceptaría. TÚ LE CHUPAS LA POLLA AL GORDO DE TU JEFE TODOS LOS DÍAS. Os dejáis la vida en ese trabajo, dejáis de vivir, de tener tiempo libre. NO TENÉIS TIEMPO PARA HACER EL AMOR A VUESTRA PAREJA. En lugar de eso os aseáis para tomar el transporte e ir a esa mierda de trabajo en la que te pagan una mierda con la que pagas el alquiler, la comida y una sola borrachera el fin de semana que te deprime más aun porque ni te atreves a acercarte a una chica: porque si te acercas a una chica te vas a tener que presentar, decirle a qué te dedicas y vas a ver en su cara qué es lo que piensa de ti: QUE ERES UNA MIERDA. Durante el resto del mes te lo pasas arrastrando, pensando que vida más triste tienes: y le echas la culpa a tu sueldo, a la sociedad que lo permite… pensando, pensando…

Pensando.

Esa es la palabra clave. Tienes miedo a intentar algo. Tienes miedo a fracasar. Tienes miedo de buscar un nuevo trabajo. Tienes miedo a encontrarlo y que te vaya mal. Tienes miedo a luchar por tu sueño. Tienes miedo por el qué dirá tu mujer, tu marido, tu familia, tu padre. Tienes miedo a sufrir para cambiar tu vida. Por eso sigues ahí, vestido con tu ridículo uniforme. Tú uniforme dice que eres un humano de segunda. La gente pasa a tu lado y sabe que eres un humano de segunda. Ni siquiera ha de mirar al uniforme: basta con mirar a tu cara. La gente sabe que te puede escupir a la cara.

-Limpia mi mesa, subhumano de mierda.

No tienes cojones. Eres un mariquita. Prefieres pensar que el que triunfa, que el consigue algo es por que tiene suerte. No sabes que tras esa “suerte” hay años de trabajo, de fracasos, de frustraciones, de lágrimas de impotencia hasta que por fin, alguien en el poder, te sonríe, alguien en el poder, se fija en ti. No sabes eso ni lo sabrás nunca. Porque no sabes de lo que te hablo. De tener cojones. De arriesgarlo todo. Por eso eres un sub humano. Porque estás leyendo esto, desde tu ordenador, sin atreverte a hablar alto, sin atreverte a actuar. Gilipollas. Te odio. Eres una vergüenza para la especie humana. Por tu culpa sólo vivimos 70 años. Si pudiera verte te escupiría a la cara. Y a ti no te importaría. Incluso, te reirías. Dirías:

-¡Ja,ja,ja, el eZcritor me escupió a la cara ¡Qué majo!

Porque no tienes cojones.

Los comentarios están cerrados.