BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Apasionantes aventuras en el tren

Camino, rumbo al vagón cafetería. El tren se mueve mucho, es imposible andar recto. Llego. Suena mi teléfono: es mi novia (ahora tengo novia). Abro el teléfono, voy a responder. Justo en ese momento el camarero me pregunta qué quiero: estoy contestando a ambos: a mi novia por teléfono y al camarero. Pero el tren me hace abalanzarme, de manera violenta, hacia un hombre que estaba de espaldas a mí comiendo un pincho de tortilla tranquilamente: le abrazo (para no tirarle, caerme al suelo) diciéndole al oído:

-Amor, un zumo de naranja.

El hombre me mira asustado. Me disculpo.

Regreso a mi vagón con mi botella de zumo de naranja. La tía buena oficial de mi vagón me mira de arriba abajo y a los ojos. Antes, ni me miró. Ahora está aburrida (llevamos dos horas de viaje) y quiere ver si me la quiero follar (por eso me mira a los ojos) y qué polvo tengo. No es que quiera que follemos. Sólo quiere saber si la deseo: sólo quiere saber cuanto poder tiene. Me sonríe. Yo no. Me siento en mi sillón, me pongo los auriculares y me concentro en la película que echan. Ahora tengo novia, soy un estúpido y quiero ser fiel.

Los comentarios están cerrados.