BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Nieve

Tras ver la obra de teatro, la chica rubia l´oreal y yo, nos fuimos a un pub irlandés donde ponían música ideal para emborracharse bebiendo Sambuca.

-¿Cómo pudiste pensar que me gustaba el camarero? ¿Cómo escribiste eso?

-Le mirabas mucho.

-No. Miraba en esa dirección, pero no a él ¡Era feísimo!

Las chicas suelen decir que un chico es feísimo para asegurar que nunca le besarían. Pero yo he visto a chicas besando a chicos del que un día afirmarón que eran feísimos, incluso, días más tardes, locamente enamoradas de él, llorando por él. Si de algo estoy completamente seguro es que nunca se puede confiar en una mujer o en cualquiera que se le ocurra abrir la boca para afirmar algo. Ni si quiera puedo confiar en mi mismo: cuantas veces me he fallado, mentido, cuantas veces me he visto hacer algo que pensé nunca haría.

-Bueno, de todas formas no hagas mucho caso a las cosas que escribo. Escribo con la parte oscura de mi cerebro, con un 1% de mi total. Realmente el eZcritor no es más que un personaje.

Los Sambucas hacen su efecto y, de pronto, nos parece una estupidez que no nos estemos besando, tocando. Los clientes son testigos de nuestros primeros besos: nos besamos con la lengua, con las manos: no hay penetración pero ya estamos follando.

-No quiero follar –le digo- No quiero follar hasta que me conozcas de verdad, hasta que veas que no soy como el personaje de mi blog.

-Esperaremos 1 mes –me dice- Cuando termine el mes follaremos.

-De acuerdo- aseguro.

Una hora más tarde estamos follando.

Me he gastado en ella 20 euros (entrada de la obra de teatro) + 30 euros de las copas de ayer + 36 euros de las copas de hoy: en total, 86 euros. Así que tengo casi derecho a 2 polvos pues, en mi cabeza, un polvo nunca debe de costar más de 50 euros. Pero le meto 3. Porque me gusta mucho.

Me quedo a dormir en su cama. Ella comparte piso con 4 chicos. Mientras trato de encontrar el sueño se me ocurre preguntarle si se los ha follado a la vez. Pero quizá le moleste la pregunta y además eso no es de mi incumbencia. Si lo ha hecho, mejor para ella.

A las 7 de la mañana suena el despertador. Ha de ducharse: tiene que irse a trabajar. Me visto, salgo a la calle

mientras cruzo la plaza mayor, un montón de corcho blanco cae, sin parar, sobre mi.

-¿De donde sale tanto corcho blanco? –pienso- ¡Qué irreal!

Hasta que recuerdo que estoy en Madrid y que, eso que me cae encima debe de ser gotitas de nieve. Es la primera vez en mi vida que veo la nieve. Me hace sentir feliz que sea, justo, tras haber follado y en esa plaza tan bonita.

Camino a la vez que la ciudad se va despertando. A esa hora, Madrid se me antoja como un gran decorado de cine en el que aun no han encendido las luces:

…donde los extras aun no han llegado a sus puestos de trabajo:

Y cuando lleguen a sus puestos de trabajo con sus coches, a cada extra le repartirán otro coche:

Los comentarios están cerrados.