BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Publicaré todas las fotos de esa puta en Internet

Me he jubilado. Toda mi vida trabajando ¿Y ahora? ¿Qué hago? Demasiado tiempo libre. Sólo sé trabajar, comer y follar. He comprendido que mi vida ha sido una estupidez.

Salgo a la calle. Veo a las mujeres caminar. Sobre todo me fijo en las más jovencitas. Ellas ni me miran. Tengo un cuerpo deforme: gordo, con tetas, viejo. Cogería a esa niña y le daría por el culo. Ella me mira. Adivina mi pensamiento. Me mira con asco. Yo sólo quiero follarla. Tendría que dejarme follarla:

-¿Te vienes conmigo por dinero? –le digo.

La chica grita. Salgo corriendo ¡Cómo se ha puesto por una simple pregunta! Y encima, si me detienen, seguro que le dan la razón a ella: me tratarían como un violador o un monstruo en la comisaría: y eso que le iba a pagar dinero.

Llego a casa. Veo a mi hijo. Si yo fuera él…si yo tuviera su juventud. Me meto en Internet. En un chat de adolescentes. Hablo con una niña de 16 años. Se hace llamar “caliente91”: hablamos: si yo fuera más joven, con los conocimientos que tengo de la vida podría quedar con ella, follármela. ESTOY SEGURO. Pero si me ve, tal como soy ahora, un viejo, no me volverá hablar. PUTA SUPERFICIALIDAD. Me pide una foto: le mando una de mi hijo.

Y le hablo, le hablo mucho: me cuesta un poco, pero al mes, tras muchas tardes hablando, me manda una foto desnuda: creo que la tengo enamorada.

Me masturbo. Que gran paja. Si fuera la realidad, si en lugar de haberle hablado por Internet, lo hubiera hecho en la realidad, ahora mismo, ella me la estaría chupando… si yo estuviera dentro del cuerpo de mi hijo. Cuantas cosas podría hacer, con mis conocimientos… le miro: está sentado frente al televisor:

-Hijo ¿No sales hoy?

-No.

-¿Por qué no? Aprovecha la vida, ahora que eres joven –le digo.

-No, paso de salir. No ligo nada.

-Si te lo propusieras, ligarías… por cierto… déjame sacarte unas fotos nuevas, para la abuela… no, no hace falta que te pongas la camisa… así la abuela verá lo guapo y fuerte que está su nieto.

Pasan dos años. Cada día hablo con “caliente91”. Estoy enamorado de ella, obsesionado: tengo miles de fotos de ella: se muere por follarme:

pero yo siempre me niego a verla: o me invento una excusa. Ella cree que lo que pasa es que tengo una novia muy guapa… me he aficionado al porno infantil. Tengo varios videos. Me gusta masturbarme viendo a niños follando, perdiendo la virginidad. Es poético verlo a mi edad. Tengo 60 años ¿Cuánta vida me quedará?

Ya no puedo más. Quiero ver a “caliente91”, en persona. Estoy seguro que podría enamorarla, a pesar de mi edad: mentalmente la he enamorado: la conozco demasiado bien: pero no puedo decirle la verdad. Así que le escribo un e-mail: le miento: le digo que mi hijo ha muerto en un accidente de tráfico.

Cada tarde, sigo hablando con “caliente91”. Pero ya no es lo mismo. Ahora las conversaciones no duran más que 5 minutos. Ella lloró mucho cuando le dije que mi hijo había muerto. Ese día sí que hablamos bastante. Pero ahora nuestras conversaciones no son como antes. Ya nunca habla de sexo, ya nunca me pone la web cam. Sólo me habla de mi puto hijo muerto, de cuanto lo quería. Y mi hijo, en su cuarto, jugando a la playstation, como un gilipollas, desperdiciando su vida. Trato de desviar la conversación al terreno sexual, pero ella siempre me esquiva. Y, sin embargo, sigo siendo yo. El mismo que antes la volvía loca por el Messenger. Hija de puta. Sólo se fija en el físico. Son todas unas putas. Mira que, cuando están solas y quieren, se comportan como unas guarras ¿Por qué conmigo no?

Hoy le he escrito. Le he dicho que si no me manda más fotos desnuda, metiéndose cosas por el chocho, si no me pone la web cam como hacía con mi hijo, publicaré todas sus fotos en Internet.

-¿Por qué me amenazas con esto? –dice ella.

-Eres una mala persona. Soy un pobre padre que ha perdido a su único hijo en un accidente de tráfico y tú te niegas a poner la web cam y masturbarte para mí. Ponte en mi situación.

Estoy en la cárcel. “caliente91” ha ido a la policía. Menuda gilipollas, que golfa. Y la justicia hace caso a estas personas. Ni que el juez que me ha encarcelado no quisiera también follársela. Las adolescentes tendrían que ser sumisas sexualmente a los mayores. Al fin y al cabo todos los adolescentes son estúpidos y somos nosotros quien los mantenemos con nuestro dinero. Lo peor de todo es que, finalmente, mi hijo ha conocido a “caliente91”. Y se han enamorado. Seguro que se la está follando ahora. Voy a escribir a mi hijo. Le voy a decir que la grabe en video mientras lo hacen. Que es mi hijo y tiene que hacerme caso. No sé por que mis compañeros de cárcel me miran tan raro. Espero que no sea verdad lo que dicen que les hacen a los pedófilos en la cárcel.

-Perdonen señores –les digo a los presos que se me están acercando- ¿No irán a meterme en el baño con todos los maricones para que me violen, verdad? –les pregunto.

-No. Hemos preguntado y a todos los maricones les das asco. Así que lo que vamos hacer es machacarte los huevos con esta barra de hierro.

FIN

Nota.- Relato totalmente ficticio basado en un hecho real.

Nota 2.-Fotos sacadas de la web hush-hush.com.

Los comentarios están cerrados.