BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Diario de una miss inteliJente: crónica de un año de no reinado.

Presentación del libro “Diario de una miss inteliJente”, creado a partir de textos de uno de los blogs con más éxito de Internet. Divertido libro que, en clave de humor, y con una crítica indirectamente feroz, demente y cruel cuenta las aventuras de una rubia imbécil de chocho flojo que desea triunfar en el mundo del espectáculo. Entre otras personas sacadas del mundo real, tengo el honor de aparecer, como personaje, en varios de los posts-capítulos de esta blog-novela. Soy un despiadado escritor que se aprovecha de la miss intelijente follándosela, grabándola en video y tratando, luego, de sacar tajada económica con un fotomontaje: el primer montaje rosa de la historia de la blogosfera.

La presentación de la blog-novela fue, sin duda, todo un éxito para el autor por haber sabido traspasar a papel, perfectamente, el espíritu del blog. Además, crea una espléndida sub trama con los pies de páginas, en los que hace cómplice al lector sobre el gran secreto de la Miss InteliJente: el divertido fraude que resulta ser.

En la presentación: uno de los mejores presentadores de la televisión: el simpático y cercano Nico Abad (que es un testigo y amante del mundo blog, como demuestra que escriba, casi a diario, este blog sin ánimo de lucro). Yo quería grabar toda la presentación con mi cutre cámara de fotos digital pero, se me acabó la tarjeta de memoria… no obstante, por lo menos, os puedo ofrecer las palabras de Nico, hablando sobre su relación con la Miss, literatura y sobre el mundo blog: él también aparece en la novela como personaje:

Hay famosos cercanos y famosos lejanos. En la librería donde se celebra la presentación veo a la escritora Soledad Puertolas (sus hijos son los dueños): toma un café con unas amigas. Me acerco, le hablo lo más educadamente que sé:

-Buenas tardes. Perdone que le moleste. ¿Le importaría que le sacara una foto o quizá es un mal momento? No tiene ni que levantarse.

Ella pone cara de que se la están metiendo mal.

-No quiero.

-Perdone que le haya molestado –digo con la más dulce e hipócrita de mis sonrisas, mientras retrocedo avergonzado, rojo de vergüenza, tratando de que no se me note en la cara lo que pienso de ella. Soledad me mira como si mereciera latigazos por el descaro de haberme dirigido a ella, Soledad mira a sus amigas como diciendo fíjate tú que incomodidad es la fama…

…luego dicen que porqué deseo, algún día, ser eZcritor y no eScritor: porque todos los escritores que no son grandes parece que tienen una estaca de ego clavada en el culo. Olvidan la humildad de los comienzos, que hacer literatura no es cosa de dioses, sino de seres humanos: que sonreír un segundo a una persona que se te acerca no cuesta, realmente, absolutamente nada.

Mientras Arturo Vallejo, en la presentación, habla de las faltas ortográficas que comete la “Mis inteliJente” este señor, interrumpe oportunamente, y cuenta una simpática anécdota:

-En uno de los libros de Sherlock Holmes se narra la historia de un libro que, quien lo lee, muere inmediatamente. Se investiga y se descubre la razón. Pero yo creo que la gente moría estremecida, llena de dolor, tras leer ese libro por otro motivo: el daño que hace a la vista los textos con faltas de ortografía.

Con la divertida Vampirella hablo unos minutos sobre Henry Miller y Anais Nin:

-¿Has leído cuando describen el mismo hecho sexual Anais Niin y Henry Miller? –pregunta.

-Sí.

-¿Y quién te pone más?

-A mí, Henry Miller. Anais Niin lo describe, en mi modo de ver las cosas, de manera demasiado idílica. Yo sí que defiendo que exista una literatura masculina y femenina. Hay una forma diferente de abordar un mismo tema según de qué sexo seas. Una literatura masculina y femenina que, naturalmente, puede ser leída independientemente del sexo que te haya tocado.

-No estoy de acuerdo –dice Vampirella.

Y quizá tenga razón.

-Cuando termine la presentación –ofrece Vampirella, muy amable- vamos a ir a ver a actuar a Dolly ¿Te apetece venir?

-Muchas gracias. Sí –miento.

Miento porque me da vergüenza decirle que no puedo ir: no tengo dinero para pagar una copa. Acabo de comprar el libro de la Miss InteliJente (17 euros): eso me deja en una situación económica embarazosa hasta el día 22 que cobre.

-La verdad que no te pega nada la voz que tienes –añade.

-Sí, es que tengo voz de maricona.

-Te imaginaba con voz de don Juan.

Pienso decirle que lo único que tengo de don Juan es la polla. Pero me da vergüenza. Aunque sea la verdad. Me resulta difícil llevarme a las chicas hasta mi cama. Sin embargo, tras hacer uso de mi pollón, se enamoran locamente. Me entran ganas de decirles (a las chicas):

-¿Ves? ¿Ves, gilipollas? ¿Ves qué perdida de tiempo ha sido esperar tanto? ¡Tanto, no, no, no quiero follar, no te conozco!

Me escabullo de la presentación tras saludar a unas cuantas personas amables, entre ellos el ganador del Goya al mejor corto de animación (puedes ver ese corto premiado pinchando aquí).

Y me voy al metro, ese agujero de ratas del futuro donde todo el mundo, cuando sale, sale con cara de que alguien se acaba de correr en su cara y que no se han enterado de quien fue.

………………………………………………………………………………………

Notas de interés: Puedes comprar el libro de la Miss InteliJente pinchando aquí o en “El bandido doblemente armado” (Apodaca, 3, Madrid -Metro: Tribunales)

Los comentarios están cerrados.