BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Cambia tu vida desde la oficina, cómodamente, en dos pasos.

Muchas gracias juanba

Una mañana más de lunes: un día más en el que estoy trabajando en esta oficina de mierda: un empleo de mierda que me sirve para pagar el alquiler de un agujero, en un sexto piso, por 600 euros al mes, luz y agua aparte: aquí estoy haciendo esta mierda de trabajo: un trabajo de mierda que podría hacer hasta mi madre: y sin la necesidad de haber estudiado mi carrera universitaria: mi madre podría hacer este trabajo, incluso, mejor que yo: porque mi madre es una inculta imbécil y yo soy un ser inteligente y culto: ¿Qué hacer para cambiar mi vida? … es fácil… muy fácil: para cambiar una vida sólo se necesita dar dos pasos:

Mis compañeros de oficina me han visto: y me entendieron perfectamente: entre todos, cerramos las puertas principales de la oficina: ellos han de sentir lo mismo que yo ¿Esto es la vida? ¿Pasarse la vida encerrado en un trabajo que no te gusta? Los hombres, en la antigüedad, tenían fuertes brazos: grandes espaldas: trabajaban la tierra, luchaban: nosotros, los del siglo XXI lo único que tenemos grande es la barriga: nos hemos esclavizado frente a una mesa de oficina: la sabia madre naturaleza hará que, pronto, desaparezcan nuestros cojones: porque la especie humana va contra la naturaleza: sólo nos importa el dinero: queremos dinero para pagar facturas de cosas que no necesitamos y que nos hacen infelices: ropa, aparatos electrónicos…: cualquier objeto es bueno para poder seguir encadenado a este trabajo de mierda que da sentido a nuestra vida: si no tienes trabajo la gente te mira como si fueras una mierda: sin embargo, únicamente los que no tienen trabajo son seres libres… que se amargan y lloran por no tenerlo.

Con los extintores, destrozamos todos los aparatos electrónicos de nuestra oficina: no queríamos volver a comunicarnos con nadie de fuera: nos atrincheramos de nuestros problemas: las hipotecas, nuestros matrimonios, las responsabilidades que absurdamente nos esclavizaron: demasiadas responsabilidades: no podemos con ellas: es hora de mandarlas a la mierda.

Nos libramos de los objetos innecesarios de la vida: en dos cómodos pasos: desparecen y, como eran innecesarios y absurdos: una vez que dejamos de adorarles, pues ya no los necesitamos:

La policía, debido al jaleo que provocó que tiráramos la impresora fotocopiadora por la ventana y que nos encerráramos en la oficina, rodeó el edificio: sin embargo, teníamos un as en nuestra manga: llamamos por el único teléfono que no rompimos al presidente de la compañía:

-Queremos un poder por el cual se nos regale esta oficina por los siglos de los siglos: y que se nos pague el agua también, por siempre. Si no llega ese poder aquí dentro de una hora incendiaremos los servidores que contienen toda la información de la compañía.

-De acuerdo –dijo el presidente.

Todos nos desnudamos: y comenzamos hacer algo que no habíamos hecho desde que nos casamos: hacer el amor: mientras follábamos no sentíamos que follábamos, sino nuestras almas entregándose a otro ser humano: llenándolo de placer: era un amor libre: nadie pensaba en que el otro iba a ser su novia o su marido después: ni siquiera en el qué dirán.

Y, tras hacer el amor, comenzamos a pensar, a leer, a conocernos mejor a nosotros mismos: por primera vez, empezamos a pensar para tratar de crecer como seres humanos, no sólo para hacer dinero.

Los años han ido pasando: hemos ido envejeciendo: pero nuevos descendientes de esta comunidad de antiguos oficinistas han nacido:

a los que hemos enseñado cómo cazar ardillas:

Hoy, tras 30 años de aquella mañana, te invitamos a que, en tu oficina, hagas lo mismo. Levántate y tira al suelo la mesa de tu oficina: hazlo inmediatamente: ya: cambia tu vida en dos cómodos pasos.

Los comentarios están cerrados.