BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Salva Dávila: Entrevista

Todos los chicos odiamos, envidiamos, a esos chicos guapos que salen en los video clips de los “40 principales” cantando mientras miles de chicas mojan las bragas por ellos. Salva Dávila es uno de ellos: en los 90 triunfó como líder del ahora desaparecido grupo “Ciencias naturales”. Sin embargo, si nos quitamos la envidia de los ojos y nos acercamos a él con el propósito de conocerlo descubrimos a un gran artista con una capacidad increíble para componer ese tipo de canciones que quedan grabadas por siempre en el cerebro: Salva Dávila es uno de esos compositores que capturan tus sentimientos y hace la canción exacta con ellos: como muestra, una de mis canciones favoritas:

Os invito a leer esta entrevista sobre su pasado, presente y futuro. Y, tras leerla, no perdáis de vista a Salva Dávila: en cualquier momento volverá a estar en la cima: es inevitable.

Nombre: Salvador José Dávila Iglesias

Fecha de nacimiento: 16 de Octubre de 1972

Lugar de nacimiento: Madrid

Edad a la que perdió la virginidad: A los 21 tacos, poco antes de todo este follón. Pensaba que moriría virgen.

Libro favorito: “Peleando a la contra”, recopilatorio de Bukowski.

Película: “El Cazador” de Michael Cimino, entre otras muchas.

Disco: “Thriller” de Michael Jackson, entre otros muchos.

1.-¿Cómo empezó todo?

Yo ya llevaba dos o tres años haciendo cosas en escenarios. Nada bueno ni importante, era un crío y no tenía ni puta idea del tema. En cuanto monté lo de “Ciencias” el otro chaval del dúo consiguió hacerle llegar la maqueta al Capi, productor de Alejandro Sanz, Mecano y varios superventas de ese estilo, y actualmente estrella invitada en “¿Dónde estás corazón?” y “Aquí hay tomate”. Al tío le encantó la historia y en un par de meses ya estábamos en PolyGram.

2.-¿Cómo fue conseguir un contrato con una gran multinacional? ¿Qué sentías?

Al principio estaba como agilipollado. Teníamos pendientes de nosotros a Warner, Sony y PolyGram (lo que ahora es Universal) y al final nos quedamos con esta última, supongo que porque era de la que más pasta se llevaba el productor, porque a mí nunca me consultó nadie nada. En esa época tampoco era muy consciente de lo que significaba una multi a nivel de promo y distribución. Tampoco había tantas independientes como ahora, la alternativa era o tirar a lo grande o morirte de pena. Lo bueno de las multis era que vivías a cuerpo de rey (aunque realmente lo pagabas tú todo porque se llevaban prácticamente la totalidad de los beneficios). Comías todos losdías en restaurantes de puta madre, te codeabas con la jet set del musiqueo y veías puntos de escucha de tus discos en todos los grandes almacenes de España y América. Lo malo, que como compartías discográfica con U2 y Elton

John, podías desaparecer del planeta que prácticamente ni se iban a dar cuenta. Los arreglos finales de los discos tenían muy poco que ver con lo que yo hacía en las maquetas (que era una mierda, pero era lo que yo quería)y el poder de decisión era nulo.

3.-¿Cuáles eran tus sueños?

Vender millones de discos y ser un compositor solicitado por La Jurado o Julio Iglesias. No conseguí ninguna de las dos cosas.

4.-¿De qué conocías al otro componente?

Le conocí en el instituto, estudiando Imagen y Sonido. Un día, para una práctica de radio, me llevé un teclado. El niño se puso a cantar, a mí me pareció que tenía una voz cojonuda y formamos un grupo con otros dos colegas. Al poco tiempo nos quedamos él y yo solos y nació “Ciencias Naturales”. Por cierto, el horrible nombre del grupo, a pesar de las chorradas que contaba entonces en las entrevistas para justificarlo, fue una idea unilateral del Capi. La otra alternativa que barajó fue “El Prodigio”… pa cagarse. Aún no entiendo cómo pude transigir con aquello. Supongo que estaba loco por formar parte de toda esa gilipollez y temía que si llevaba la contraria en algo me cortaran el grifo.

5.-¿Cómo se llamaba tu grupo antes de que os llamaran “Ciencias Naturales”?

Cuando nos quedamos como dúo tuvimos varios, tampoco nos dio tiempo a pensar mucho más porque enseguida apareció el Capi. Que recuerde: “Caracteres enfrentados” y “Mala Vida”. El anterior, cuando éramos cuatro, era “Sin Rumbo” que, por cierto, el otro día me enteré de que hay unos chavales que lo han pillado.

6.-¿Con qué nivel creativo participabas en el grupo?

De los 22 temas que editamos todas las músicas y letras eran mías, excepto 6 letras de Jose. Para los arreglos de los discos contamos con Jesús N. Gómez, que ya había hecho discos míticos entonces, pero que hacía lo que le salía de los huevos con las canciones. También por culpa del beneplácito del productor y la discográfica, a él no le culpo. A mí, que era el compositor y ya entregaba las ideas bastante claras, se me invitaba al estudio prácticamente cuando llegaba la hora de cantar.

7.-¿Qué recuerdos tienes de tú primera época como cantante?

Muy pocos. Recuerdo la inocencia e ilusión del principio y la decepción y depre del final. Entre medias me metí tanta farlopa y alcohol que he olvidado fechas, nombres y lugares. Algunos gritos de “maricón”, “que se besen”… algunas cifras desorbitadas por hacer playbacks en discotecas y alguna mamada en la habitación del hotel. Esto teniendo en cuenta que éramos tope moñas. Supongo que tíos como Keith Richards no recordarán ni como se llaman.

8.- ¿Alguna anécdota de aquella época?

Buf, un huevo pero en la mayoría salen artistas en activo que a lo mejor me cortan el cuello si las cuento. Hace poco, viendo a Santiago Auserón en la tele, recordé un concierto en sabediosdonde en el que había dos escenarios montados, a muy pocos metros de distancia. Tocábamos nosotros en uno y en otro el Auserón, que para mí es Dios hecho música, cuando estaba con aquello de Juan Perro. Recuerdo que cuando empezamos a tocar la historia se llenó, y lo de Auserón, que empezó un poco después, tenía la mitad de público. Me tiré todo el concierto sintiéndome culpable y deseando bajarme del escenario para disfrutar del suyo, que era realmente el que merecía la pena y el público.

9.-¿Follaste mucho? ¿Con cuantas?

Follé hasta cansarme, si es que es posible que te puedas cansar de follar. No tenía ningún mérito. Si no lo conseguías por estar sobre un escenario, lo conseguías porque conocías mil tías todos los días o por salir en la revista “Súper Pop” o en el programa de “Crónicas Marcianas”. Pasé de ser absolutamente ignorado por las tías a dejar de coger el teléfono porque los huevos no me daban más de sí.

Recuerdo en una discoteca del norte a uno de los seguratas diciéndonos que eligiéramos a qué tías queríamos dejar de entrar después de tocar. Nosotros estábamos en la planta de arriba y todas las niñas en la de abajo esperando a que les firmáramos autógrafos. Cada uno señaló a la que le gustaba y él las hizo subir. Cambiamos un par de palabras y empezamos a morrearnos y revolcarnos en el sofá con ellas, todo esto siendo grabado por las cámaras de la televisión local, que estaban haciendo el reportaje de su vida. Cuando se bajó la mía después del calentón, me enrollé con la tía de los 40 que me había estado entrevistando. Te estoy hablando de tías buenísimas que en

otras circunstancias me hubieran dado limosna si se hubieran cruzado conmigopor la calle. Esto era así de fácil y yo tenía veintipocos años y la certeza de que si no aprovechaba entonces, ya no iba a volver a llegar la oportunidad. Del número no tengo ni puta idea, muchas más de las que me follaré en lo que me queda de vida, pero lo que sí sé es que el otro chaval del dúo se folló al doble que yo, por lo que tendría que figurar en el libro Guiness de los récords.

10.-¿Cómo es la relación con las fans?

Era cojonuda. De hecho, once años después, sigo en contacto con muchas que ya son mujercitas hechas y derechas. A día de hoy me sigue pareciendo tan marciano que alguien me admire y pague por algo que genere, que no puedo dejar de estar agradecido todos los días de mi vida. Salvo muy contadas ocasiones no solía liarme con ellas, yo era más de camareras, tías de los medios y promotoras. Me sentía de puta madre tirándome a tías maduras que sabía que habían follado con estrellas del rock. Como sabrás, los tíos no follamos por placer, lo hacemos por contárselo a los amigos. Me encantaría dar nombres pero queda muy feo.

11.-¿Cómo termino todo? ¿Por qué se disolvió “Ciencias Naturales”?

La gestación del segundo disco ya fue dolorosa. Después de estar meses

componiendo y grabando las maquetas, un equipo del que no conocía a nadie se metió en el estudio a grabarlas y a nosotros nos llamaban sólo para escuchar los destrozos que habían hecho. Hubo un par muy bien arregladas, con sección de metales y tal, pero el resto no tenían el más mínimo parecido con lo que yo había grabado en mi estudio. En la discográfica seguían asignándonos unos presupuestos brutales que se destinaban a las chorradas más absolutas. Un día me encontraba con la genial idea de que habían metido cromos nuestros en los bollos de Bimbo, a pesar de que éramos el dúo más vicioso y canalla del momento (al menos extramusicalmente, porque seguíamos con el tufillo de moñas). Yo vivía en Orcasitas, uno de los barrios con fama más chunga de Madrid, y al salir de mi portal me encontraba con la peña mirando mis cromos en el quiosco de abajo, entre otros de las Spice o Marta Sánchez. Otro día me sorprendían con la, también genial idea, de que habían organizado un concurso en los 40 para que los chavales mandaran una letra, a la que yo pondría música. Todo esto sin consultarme ni de pasada y yo, como un completo gilipollas, no paraba de quejarme pero seguía tragando. Simultáneamente, Jose y yo cada vez nos encontrábamos más lejos a nivel creativo y empezábamos a estar hasta los huevos el uno del otro. Tomamos la decisión de pedir la carta de libertad a PolyGram dejando en el aire la incógnita de si seguir en otra discográfica o mandar el grupo a tomar por culo. La duda se solucionó cuando me enteré de que mi compañero había fichado en solitario por otra discográfica sin decirme nada, así que no hubo mucho que decidir.

12.-¿Qué fue de él? ¿Cómo te sentiste?

El otro chico siguió sacando discos en solitario con varias discográficas bajo el nombre de Lorca. Yo me hundí por la ruptura tan sucia del grupo, por la ruptura con mi entonces novia, y porque estaba desengañado y asqueado de la industria y de la música. Me encerré en casa a beber, a leer a Bukowski, a escribir poesía y a vivir de los derechos de autor que me empezaron a llegar por el éxito de los discos en América del Sur. Una actitud infantil de perdedor que me costó que nadie quisiera grabarme cuando volví a intentarlo, pero en esa época era así de gilipollas y supongo que me enganché a sentirme desgraciado.

13.-¿Qué aprendiste?

Que el mundo del arte es una puta mentira creada para que se forren unos pocos a costa de unos muchos. Que los números uno no se ganan, se compran. Que si dejas de meterte rayas con los de la industria sales de su juego. Que lo que menos importa es el talento y lo que más la falta de principios y escrúpulos, y que follar sin condón puede provocar que un día te levantes meando sangre y con los huevos como melones.

14.-¿Qué decidiste hacer entonces? ¿Qué has hecho desde entonces?

Cuando remonté después de mi absurda depresión empecé a componer de nuevo. Hice tres o cuatro intentos por discográficas pero me venció la constante humillación por parte de cretinos que tienen el sentido musical en el culo y dejé de tenerlo como una prioridad. Seguí cobrando derechos de autor y currando en esto y aquello para subsistir. Ahora sigo en las mismas, me meto en curros de mierda pero bien pagados durante 5 o 6 meses y cuando acabo sigo adelante con mi vocación. Grabando maquetas, tocando en garitos pequeños y ganándome seguidores. Cuando se vuelve a acabar la pasta vuelvo a currar en curros extramusicales y otra vez vuelta a empezar.

15.-¿Problemas? ¿Momentos? ¿Anécdotas?

El año pasado estuve currando en una cadena de montaje, montando a destajo piezas de máquinas recreativas durante doce horas al día. Era el mayor de allí con diferencia, el resto eran chavales de 18 o 20 años. Cuando les contaba mis batallitas de vodkas con Alejandro Sanz y apariciones en el ex programa televisivo “Crónicas Marcianas” los tíos se miraban entre ellos con cara de “menudo zumbado es este nota”. No les culpo. Un abrazo si alguno lee esto.

16.-¿Proyectos?

Bueno, este año ya he editado un EP con tres temas y dos videoclips. Claro, debido al dineral que cuesta una distribución en condiciones sólo se han enterado mi perro y mi prima, pero aún con eso se vendieron las 500 copias de la tirada en un par de semanas. Ya estoy grabando lo siguiente. La putada de las discográficas es que te imponen un ritmo y un número de temas y eso frena la creatividad. Mi idea es, según acabe de grabar una canción, colgarla en mi página web. Así el público tiene una renovación constante de repertorio y yo ofrezco lo que hago día a día. Muchas veces en los discos se meten canciones compuestas en otros momentos de la vida del autor y choca escuchar temas de depresivo desamor detrás de otros de festiva esperanza. Cuando haya sacado diez o doce sueltas las vendo en un CD con su portada para quien quiera el soporte físico y vuelta a empezar.

17.-¿Es cierto lo que una vez me dijiste? ¿Estás componiendo una canción sobre los “Diarios secretos”?

La canción no es sobre los “Diarios Secretos”. Ni siquiera sobre Sig. Es sobre ti y esa forma tan cojonuda que tienes de contar esa vida tan cojonuda que tienes. Eres la primera persona que conozco que está dando pasos hacia donde quiere y le está saliendo todo bien (aunque de vez en cuando seas un puto llorón que no aprecia lo que tiene). Y, posiblemente, la primera que consigue un curro tan cojonudo como el de columnista de 20 Minutos sin despertarme una enloquecedora envidia y haciendo que me alegre sinceramente. La canción está quedando cojonuda. Está mal que lo diga yo pero me la suda, ya se encargarán otros de decir que es una mierda. El curro me impide ir más deprisa y voy más lento porque me ocupo yo de todos los instrumentos, pero la grabación está en marcha y es un regalo que quiero hacerte desde hace tiempo.

Muchas gracias Salva Dávila. Todo un honor que me hayas concedido esta entrevista.

Vídeo musical realizado por Marquitos, con su PC, utilizando el flash.

Los comentarios están cerrados.