BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Nunca debí eyacular en la boca de Satanás

Nunca debí dejar que, aquella turista, me chupara la polla mientras yo veía una película porno (me excitaba mirar fijamente a la película porno, no a ella): aquella noche me condené: por utilizar a esa turista como un objeto: boca succionadora: por eyacular en su boca sin mirarla a los ojos: le dije que, si no me dejaba sacarle fotos chupándome la polla, la echaba de mi apartamento: me deshumanicé por completo: y me reí de ella cuando ví que tenía la boca llena de semen: mayonesa:

Ahora, tres años después: tengo grasa, sida y pus en el cerebro: y me sale por el oído: ahora todo lo que toco, miro y logro se convierte en basura: ahora, no logro sentir amor: sólo desprecio por todo aquel a quien miro: asco por mi mismo: es la maldición de Satanás: estar siempre solo y sicótico, atrapado en esta casa de paredes blancas:

Dejo de escribir: bajo las escaleras: para almorzar: no debería de comer nada: debería de abandonarme: debería dejarme morir en una esquina: siempre que bajo las escaleras pienso que no me van a conducir al piso de abajo: sino que, de pronto, va aparecer el infierno: donde merezco estar:

En la cocina, saco del congelador una bandeja de albóndigas: la bandeja es una patera: las albóndigas, inmigrantes negros: saco uno a uno, negros de esa patera: y los tiro sobre la sartén… a las costas de la isla donde vivo llegan, cada día, cientos de negros muertos de hambre: yo nunca hago nada por ellos: me da igual que mueran: sólo me importa terminar mi libro:

Manuel, de Chile, me mandó ayer una foto para que escriba un relato con su cara: y, desde que se la vi, su cara me ha perseguido día y noche: su cara me da miedo: su palidez enfermiza: la tristeza de sus ojos: sus rizos: estoy seguro que, a sus espaldas, la gente se ríe de él por sus rizos: y no es justo: Dios le puso rizos: ¿Por qué Dios? ¿Para reírte de él?: Dios es un cabrón a veces: pone rizos a la gente: quiero escribir una historia bonita sobre Manuel: alguna mentira que le haga sonreír o ser feliz por unos instantes: pero no puedo: como yo, Manuel está maldito por Satanás: nunca antes le había visto, pero sé que Manuel es mi hermano: somos lo mismo: también a él la desgracia le perseguirá por el resto de sus días: tiene el brazo fracturado: eso es señal de que su alma ya está pensando abandonar su cuerpo ¿Cómo decirle que también está maldito? A estas alturas de su vida ya se habrá dado cuenta ¿Cómo escribirle un relato bonito cuando él sabe que está maldito? ¿Cómo mentirle? Su cara me da miedo: sé que algún día matará a alguien o realizará un crimen espantoso: por soledad: por amor: porque nadie lo amó como él necesitó: yo quiero a Manuel: pero nunca le ayudaré: dejaré que se muera: él no es más que otra alma atrapada dentro de un cuerpo: como todos, cuando estemos muertos, nos reiremos de nuestros problemas: también los negritos de las pateras se reíran de sus problemas: esa es mi disculpa metafísica para ser un hijo de puta.

Se han terminado de freír esos negros en la sartén: he hundido un cuchillo en sus vientres: ahora, las albóndigas se han convertido en cráneos: cráneos que ríen: sirvo salsa Tabasco sobre sus cráneos:

La sartén con aceite, donde acabo de freír las cabezas de los inmigrantes, me mira: chisporreando rabiosa: sé que Satanás (o uno de sus diablos) va a agarrarla por el mango y tirarme el aceite ardiendo sobre la cara: quieren desfigurarme la cara cuanto antes:

mis perros también quieren matarme: les he tenido que sacar fuera: los diablos planeaban poseerlos: ahora mis perros esperan fuera, para desgarrarme la garganta a mordiscos: rabiosos.

Mi casa está desordenada, sucia: en cualquier momento llegará la policía: me detendrán: la policía quiere detenerme y hacer que me ejecuten en la cárcel unos criminales:

-Usted no tiene derecho a vivir en este mundo -me dice el policía-. Mire como tiene su casa, mire como tiene su mente. Todo lo que usted toca está sucio. Usted no tiene derecho a escribir lo que quiera. Está prohibido escribir lo que quiera. Usted tiene que escribir lo que todo el mundo: tiene que escribir sobre cosas blancas: escribir que trabajar es correcto: que el sexo no existe: escriba sobre fuentes, sobre plantas: no escriba sobre humanos: los seres humanos ya no existen: no deben de existir: porque son sucios, como usted.

Huyo de la policía… me meto en la bañera: me cubro de espuma hasta arriba: la espuma que forma el jabón de baño son nubes: la luz que entra en mi cuarto de baño es azul: estoy en el cielo: me siento a salvo: cuando salga de esa bañera saldré limpio, sin sida, sin grasa, sin pus o pecado alguno.

Nota.- ¿Quieres que escriba un relato apartir de tu cara? Pincha aquí.

Los comentarios están cerrados.