BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Ayer, hoy y mañana

Tengo que dejar a Elena.

¿Qué va a pasar luego? La veré dándose besos con cualquiera. Ya no me dirá a mi solo:

-Te quiero.

¿Acaso yo no soy una persona cualquiera?

Definitivamente, tengo que dejar de pensar que soy el centro del universo.

No tengo personalidad suficiente para dejar a Elena

“Una mujer la puede tener cualquiera pero dejar a una mujer, eso, no lo puede hacer cualquiera”

Soy fácil. No sé decir no.

No puedo mentirte Elena, no eres la persona que busco ¡Pero tienes suerte! ¡Yo sólo soy un gilipollas que vive en las nubes! ¡No sabes que suerte tienes librándote de mí! ¡Deja de tomarme en serio!

……………………………………………..

La casualidad hizo que me cruzara con Ernesto en la calle principal de la ciudad.

Ernesto fue mi mejor amigo. Ocho años, inseparables.

-¿Qué tal? -me preguntó

-Bien. Muchas gracias ¿Y tú?

-No me puedo quejar.

-Bueno, pues que sigas bien.

-Igualmente Rafa.

Y cada uno siguió su camino, con prisas, como si allí nada hubiera pasado.

……………………………………………..

Una vez me besaste.

Lo hiciste como si nada.

Sin embargo, ese beso se deslizó por el hueco de mi garganta.

Y cayó, sin que tú quisieras, hasta mi corazón.

Te veo, hablamos por teléfono.

Nunca me atrevo a hablarte del tema.

Tu beso me pica. Mi corazón sufre alergia.

Estoy aterrorizado con que descubras que me tienes clavado en una cruz; viéndote pasar con tu sonrisa y vestido nuevo.

(foto Malevolia)

……………………………………………..

Hace unos días escribí:

“…desde que murió mi madre no he vuelto a comer gelatina de fresa: me he resistido a comprar un paquete, leer las instrucciones y hacer la gelatina: la primera vez que vi gelatina en mi vida fue cuando me la hizo mi madre: la gelatina me sorprendió: era como una piedra de agua que temblaba: pensé que estaba hecha de un material imposible, sobre natural: y quiero seguir imaginando que la gelatina de fresa es algo no terrestre que sólo podía hacer mi madre”

Y en los comentarios Bandini69 dejó un guión que mezclaba eso con la historia de Elena, la camarera, Arsenio Escolar, Hernán Zin y mi chulería con la literatura. A mi me hizo mucha gracia: grabé mis diálogos (a pesar de que soy un pésimo actor) y se los mandé a la tía buena de Rosa que grabó las suyas en su cocina de Madrid e hizo el montaje final ¡Muchas gracias Rosa! ¡Muchas gracias Bandini69!

Los comentarios están cerrados.