BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Qué asco doy

Los estudiosos, los enterados, dicen que la gente no se muestra en Internet tal cual es: no lo creo: es en Internet donde nos mostramos como realmente somos: como queremos ser: por lo menos yo.

En la vida real callo mil cosas: si veo una chica bonita por la calle: no hago lo que quiero: detenerla y decirle:

-Deja que me masturbe mirándote.

Pero en Internet si que me atrevo.

Y a los trolls de la vida (en tu trabajo, en la oficina, por la calle, hay trolls, lo sabes) ¿No sería maravilloso poder amenazarles con…?:

-Como te vuelvas a pasar conmigo, tomo tu IP y te baneo de esta oficina.

Internet empezó siendo, nada más, que un sistema de correo, pero ahora se ha convertido en otro mundo: otra vida real: en Internet tenemos otra novia, otra esposa, otros amigos, otra casa, otro trabajo, incluso gracias al Photoshop, otro aspecto físico.

A menudo pongo mi dirección (ezcritor arroba hotmail.com) en este blog. Siempre estoy deseando que me agreguen tías buenas: me gusta verles las tetas por la web cam y masturbarme un poco: sexo seguro sin sida: hace una semana me agregó una: y puso la web cam de golpe: estaba en sujetador:

-Hola

-Hola ¿Quién eres?

-¿Qué importa? ¿No quieres masturbarte?

-Sí. Gracias. Pero necesito que te quites el sujetador. Y verte la cara.

-Dame un minuto que estoy calentando a los otros de las otras ventanas.

-¿Cuánta gente tienes conectada mirándote en sujetador?

-Cinco.

-¿Es tu trabajo?

(No contesta, pasan 5 minutos)

-Espero no haberte molestado. Lo único que quiero saber es si haces esto a menudo: poner la Cam para que varios nos masturbemos mirándote.

-¡HIJO DE PUTA!

-¡No te lo tomes a mal! ¡Si me parece fenomenal! ¡Es simple curiosidad!

Y me cortó.

El Messenger es el confesionario del siglo XXI: la gente se conecta y me cuentan sus aburridas vidas: sus problemas, infidelidades, sueños… ¿Qué pasa? ¿Es qué tengo cara de sacerdote? ¡A mi no me importa la vida de nadie!

-Es que me siento identificado contigo, y con tu personaje Sigmundo.

-¡Pero si Sigmundo (yo) es un desequilibrado! ¡Gracias por advertirme! ¡Y ahora aléjate de mí!

Les escucho: me limito a hacerles llegar un “sí” o un “qué barbaridad” por cada dos o tres frases que escriben: así creen que les atiendo porque… ¿Qué me importan sus vidas? ¡Yo sólo me importo yo mismo! ¡Yo y mi libro! Además, la vida de todo el mundo es EXACTAMENTE IGUAL ¡Somos los pitufos! ¡Todos azules, iguales! ¡La sociedad de consumo lo ha conseguido! ¡Somos gilipollas lloricas!

Y no paran de hablar y, lo que es peor, mandarme textos para que los lea:

-Yo también quiero ser escritor, Rafael.

-¡Pero si este texto que me has mandado es una mierda!

¡Y se enfadan! ¿Qué quieren? ¿Qué les mienta?

-Me acabas de mandar la obra definitiva de la historia de la literatura. Ahora mismo voy a llamar a mi coleguita Arsenio Escolar con el cual hablo mañana y tarde (no puede vivir sin mi) para que cambie la portada del “20 minutos” de hoy y te saque en la portada: DESCUBIERTO GRAN LITERATO.

Suelo cortar el Messenger de golpe cuando hablo con hombres ¡Es que me ponen de los nervios! ¿No entienden que yo sólo utilizo el Messenger para hablar con tías buenas? ¿Qué quieren ser? ¿Mis amigos? ¡Sí hombre! ¡Para que me levanten a las tías! ¡Ni que no os conociera! ¡Hombres! ¡Huyo de ellos! “Todos los hombres son iguales”, dicen las mujeres: y tienen razón: yo ya me conocí a mi mismo ¡Y qué asco! ¡He tenido suficiente! ¡No quiero conocer a ningún hombre más en mi vida! Fijaos si estoy loco que ME MASTURBO: A MI MISMO: ¡A MI MISMO!: ¿No es una locura? ¿Hay algo más absurdo que masturbarse uno a sí mismo? Es una locura que esta sociedad ha aceptado y da por normal ¡Cómo no! ¡Vivimos en el siglo del egocentrismo, del onanismo! ¡Qué nadie folle! ¡Sobre todo que nadie folle!¡Seguro que en la antigüedad clásica encerraban en el manicomio a los que se auto masturbaban! La masturbación es sana ¡Y una mierda! ¡Es enfermiza! ¡Lo sano es follar! ¡Y yo no follo!

Hay algunas tías buenas, que me agregan al Messenger y a las que tampoco hablo: adolescentes: guapas: me sentiría rematadamente patético entablar conversaciones con ellas: únicamente para que me enseñaran las tetas: sobre todo me sentiría patético si hablara por el Messenger con alguien que escribiera así:

Soy un miserable: un animal que sólo sabe morder: te muerdo y como tu corazón: así crezco: así me convierto en ezcritor.

Los comentarios están cerrados.