Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

Entradas etiquetadas como ‘Ska Keller’

Ska Keller: 32 años, verde, políglota y la candidata más joven a presidir la Comisión

Tiene 32 años y es la candidata más joven a presidir la Comisión Europea. Es alemana, habla seis idiomas –entre ellos el turco y el español– y atesora una sólida formación académica. Ska Keller ganó las primarias del Partido Verde Europeo, las primeras de este tipo abiertas al voto a todos los ciudadanos europeos, por delante de históricos como el inestable José Bové, que saco 64 votos menos y con quien comparte candidatura amistosamente.

Keller es una figura ascendente en Alemania en los últimos tiempos. Nació en la antigua RDA y desde pequeña, casi aún siendo adolescente, comenzó a participar en política de base. Concienciada ecologista y especialista en cuestiones migratorias, Keller ha sido, durante la última legislatura, una europarlamentaria muy activa, con 120 preguntas parlamentarias y 77 discursos plenarios. Sus intereses: el comercio internacional y las relaciones entre la UE y Turquía.

Ska Keller, durante un acto político de su partido en Europa. (@Dontexisteurope)

Ska Keller, durante un acto político de su partido en Europa. (@Dontexisteurope)

Keller, por las entrevistas que he leído, mantiene un discurso muy crítico hacia la actual política de inmigración de la Unión Europea (recientemente estuvo visitando las fronteras de Ceuta y Melilla, donde denunció las condiciones de los CIEs; en Barcelona incluso le negaron el acceso a uno de ellos) y también hacia esa terca obsesión por la austeridad económica que ha caracterizado al Gobierno de la UE durante la legislatura que toca a su fin.

En este sentido, su programa tiene puntos de conexión con el de los socialdemócratas (SPD) o la izquierda (Die Linke), aunque la misma Keller apunta las diferencias: “Los Verdes tienen un discurso de empoderamiento, de contar con la participación política de la gente, mientras que Die Linke tiene una visión más asistencialista de la pobreza”. Keller trata, además, de dejar claro que no solo les preocupa la ecología: “Para nosotros la cuestión ecológica y social no están diferenciadas”.

Como dato frívolo, que recoge en CIDOB en su  biografía de Keller, la candidata verde está casada con el activista, también del partido ecologista, Markus Drake. De nacionalidad finlandesa, Drake pasó de anonimato a la fama efímera en 2001 cuando, durante una rueda de prensa, estampó una tarta en la cara del entonces presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn.