BLOGS

Un blog sobre el (des)uso de la lengua en la política, los medios de comunicación, la publicidad, la calle...

“Emprendeduría”, “membrecía”… y otras palabras sin demasiado sentido

A diario, un periodista se encuentra con textos, correos electrónicos o notas de prensa en las que aparecen palabras que no solo no existen, sino que, de hecho, no tienen ningún sentido desde el punto de vista lingüístico.

Yo trabajo a diario en temas de emprendedores y tecnología y me he encontrado con varias, pero hay dos que me ponen especialmente nervioso:

Emprendeduría

Cuando empecé a escribir sobre este sector, no me cupo demasiada duda a la hora de referirme a la acción y efecto de emprender: emprendimiento. Sin embargo, con el tiempo me fui encontrando con otras palabras un tanto… raras: emprendizaje, emprendeduría, emprendimentación (¡¡¡!!!!), emprendedurismoemprendiduría… He de decir que la única con sentido es emprendizaje; ¿qué pasa con las demás? Sin duda, la palma se la llevan emprendiduría y emprendimentación (esto ya es rizar el rizo a más no poder), aunque, por suerte, no son muy usadas. Sin embargo, sí se usa bastante emprendeduría.

Desde aquí nos remitimos a la recomendación de la Fundéu: emprendimiento. (Por cierto, lo de emprendeduría lo he oído, sobre todo, en Cataluña. ¿Algún catalán sabe si hay una explicación lógica a este uso?)

Membrecía

Sí, habéis leído bien: membrecía. Se usa (bastante) por parte de las incubadoras de negocios, que aluden con esta palabra al conjunto de personas que quieren ser miembros de su entidad. De entrada la palabra es incorrecta, ya que lo más parecido que existe en nuestra lengua es membresía. Sin embargo, esta palabra no se usa tanto en España como en países de América Latina, lo que me lleva a sospechar que en nuestro país se haya tomado de ahí y se haya cambiado la s por la c debido a que el hablante español pudo pensar que el latinoamericano estaba pecando de seseo.

En cualquier caso, ¿no sería más sencillo decir que una serie de personas “piden ser miembros” de una entidad? ¿No será mejor usar esa estructura que inventarnos una palabra? 

10 comentarios

  1. Dice ser Dorothy

    ¡Cómo eres! Con lo guay que queda poner palabras largas, que se usan poco y, a ser posible, esdrújulas, en una nota de prensa y te fijas en una minucia como que no existen… Las peores son las de restauraciones, cuando los responsables de prensa hacen traducciones libres de conceptos técnicos que los arquitectos e ingenieros les explican en otra lengua. Esas son mis favoritas.

    En catalán, la cualidad de ser emprendedor es ‘emprenedoria’, de ahí lo de emprendiduría.

    11 Octubre 2012 | 10:06

  2. Si es que la gente se inventa “palabros”. Cuanto más raros e incorrectos, mejor les suenan. Como usar “implementar” (finalmente aprobada por la RAE), cuando es mucho más sencillo y afianzado en el idioma el verbo “implantar”.

    http://corruPPto.elbruto.es

    11 Octubre 2012 | 11:08

  3. Dice ser Jacinco Benaveinte

    Los “palabros” de este tipo suelen ser “inventados” por gentes que no tienen ni idea de gramática, ni etimología, ni nada de nada. Lo malo de esto es que algunos “palabros” se quedan en el lenguaje ordinario. Por ejemplo “paralímpico” jajajaaj. Increíble. En castellano se dice paraolímpico y en aquel momento algún lumbreras lo “tradujo” directamente del inglés y ahora no hacemos otra cosa que el ridículo cada vez que usamos ese esperpento de vocablo. Aun me acuerdo de un tal Solana la primera vez que lo leyó en público que hizo una pausa pensando si aquello que había dicho era correcto. A todas luces no es correcto, pero no se podía decir que era un error y preferimos hacer el ridículo.

    11 Octubre 2012 | 11:25

  4. Dice ser .Partisano.

    emprendedor en catalan es emprenedor y la accion de emprender en catalán es emprenedoria (léase en catalán estándar empreneduria).

    de ahí el salto a emprendeduría por una mezcla en catañol. A ver si va a ser que están catalanizando España xD

    11 Octubre 2012 | 12:05

  5. Dice ser .Partisano.

    usar “implementar” (finalmente aprobada por la RAE), cuando es mucho más sencillo y afianzado en el idioma el verbo “implantar”.

    Nadie implanta un programa informático cuando escribe código sino que se implementa. Es un vocablo técnico

    11 Octubre 2012 | 12:07

  6. Dice ser andrés

    Aporto, si se me permite, una palabra que se usa mucho en mi lugar de trabajo: RECEPCIONAR. Por favor, abandonen todos esta burrada, y usen RECIBIR, que tampoco pasa nada por decir “hoy hemos recibido la obra acabada hace un mes”.

    11 Octubre 2012 | 12:16

  7. Dice ser ANTONIO LARROSA

    A mi me gusta decir clica sobre mi nombre en vez de pincha pues parece cosa de cuchilleros o cklic que es un anglicismo

    Clica sobre mi nombre

    11 Octubre 2012 | 12:30

  8. Dice ser telodigo

    pues es cansino este Antonio larrosa (de ocupación spammer -o basurapropagandista-) que para mear fuera, cualquier tiesto le vale.

    y profeso que por esta vez haré una escepción y me dejaré de anglicismos por definir tu profesión.

    hala.

    11 Octubre 2012 | 15:23

  9. Dice ser monocamy

    Pues he de decir que la RAE sustancia indirectamente la posibilidad de que se inventen palabras, con independencia de que esas palabras inventadas tengan, luego, cobertura formal (es decir, la cobertura atañe al hecho de inventarlas, no a las palabras en sí).

    Todas esas palabras no formales inventadas y usadas regularmente por uno mismo constituyen lo que la RAE denomina idiolecto. Y cuando el contexto no es individual sino colectivo (por ejemplo, que las palabras inventadas sean usadas particularmente por los miembros del entorno directo o consanguíneo) estaríamos hablando de idiolecto familiar.

    Pero el idiolecto, según creo, no se limita a aquéllas. Más bien al contrario, las palabras inventadas serían un “rasgo por añadidura” propio del idiolecto, que acoge en su conceptuación aspectos fonéticos, incluso (la forma peculiar de pronunciar una palabra que alguien tenga, por ejemplo, bien sea por la musicalidad o por acentuarla irregularmente. O el conjunto de expresiones formales que alguien peculiarmente usa, distintas de las que usaría otro).

    Es fácil entender este concepto si pensamos en los humoristas imitadores de personajes populares: cuando imitan a alguno de ellos, reproducen con la mayor fidelidad posible sus maneras de pronunciar, sus mañas, sus expresiones típicas e incluso sus errores gramaticales. Todas esas variables propias de cada personaje y que permiten reconocerlo de inmediato constituyen (son) el idiolecto.

    11 Octubre 2012 | 16:13

  10. Dice ser Ami Lie

    No soy una experta en la materia pero muchos de estos terminos vienen de esa manía de usar anglicismos y americanismos para que suene más fresco e interesante (que no “cool”).

    En los paises sudamericanos me parece más normal por su cercanía geografica y mercantil a los Estados Unidos, pero el español es muy rico en terminología. En algunos casos el uso de palabras como las de esta entrada son ridiculas.

    Y digo esto porque eso de emprendeduria suena mucho a “It´s a very enterprising person” y membrecia” probablemente derivaciones de “membership”

    11 Octubre 2012 | 16:40

Los comentarios están cerrados.