Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘muse’

Abolir el playback

Esta mujer de vuestra izquierda se llama Virginia Juge. Y aunque a nadie le suene lo más mínimo su nombre, se acaba de convertir en una de mis heroínas musicales.

No. No se trata de la última penúltima sensación indie (tampoco tiene pinta). Virginia es la ministra de comercio justo de Nueva Gales del Sur (Australia), y acaba de proponer legislar en contra del playback. Y yo desde las antípodas digo: te amo, Virginia.

El detonante del cabreo de nuestra rubia amiga ha sido el playback de otra rubia: Britney Spears, cuyos conciertos han sido definidos por Juge como “actuaciones de Mickey Mouse”. La postura de la ministra es clara: si en un concierto va a haber playback, tendrá que avisarse claramente en la entrada.

Yo quiero ir un paso más allá: luchemos por abolir el playback. En todas sus vertientes. Porque provoca vergüenza ajena ver a los grupos en la tele haciendo como que tocan. Porque da grima verles con las guitarras sin enchufar y tratando de acompasar los movimientos de la boca con la letra, como si así fuese menos penoso. Es un insulto a la música. Y apesta. Así que desde aquí os propongo una recogida de firmas en forma de comentarios para luchar por tan loable causa. Me comprometo a hacérselas llegar a González-Sinde.

Y para terminar, Muse. Porque los ingleses son abiertamente anti-playback. Tanto, que cuando alguna vez les las han obligado a hacerlo -es lo que tiene ser grandes-, se han inventado alguna triquiñuela para boicotearlo con gracia y estilo. En esta ocasión, el cantante Matt Bellamy y el batería Dominic Howard intercambiaron sus funciones.

La groupie acosadora de Matt Bellamy

Imagina la escena: eres un músico famoso que duerme en un hotel durante una gira. De pronto, abres un ojo y te encuentras, sentada frente a ti en la cama, a una fan con cara de loca que lleva varias horas observándote en silencio, escrutando cada uno de tus movimientos mientras duermes y contando las babas que resbalan de tu boca. Y claro, al despertar y verla, el susto es tan salvaje que no sabes si gritar, pegarle con la lámpara en la cabeza o mearte encima del sobresalto.

Esta bonita anécdota le ocurrió en París al cantante de Muse, Matt Bellamy (sí, el de la foto es él, me ha venido al pelo), durante su gira de presentación de “Origin of Symmetry” en 2001, según contó ayer a NME. Él no hizo nada. Ni gritar, ni arrearle con la lámpara, ni imagino que mearse encima, sino que se mostró todo lo diplomático que supo para poder sacar de allí a la intrusa. O al menos eso dice él.

El fenómeno de las groupies que persiguen a sus ídolos hasta llevárselos al huerto da para una extensísima serie de posts, y ha dejado nombres que ya forman parte de la historia del rock and roll: Marianne Faithfull compartió cama con Mick Jagger y Keith Richards (años después llegó a afirmar que el segundo era mucho mejor amante que el primero, lo que a Jagger no le debió hacer mucha gracia). Cynthia Plaster Caster hacía moldes de los penes erectos de músicos como Jimi Hendrix, los componentes de MC5 o Jello Biafra, de Dead Kennedys (se dice que previa felación, pero eso entra dentro del terreno de lo no corroborado). Pamela Des Barres se acostó con Jimmy Page, Mick Jagger (que se apuntaba a todas), Keith Moon y Jim Morrison, entre otros. Bebe Buell se pasó a tantos por la piedra (Stiv Bators, Rod Stewart, Elvis Costello, de nuevo Mick Jagger, Jimmy Page, David Bowie, Iggy Pop…) que cuando tuvo una hija podía haber sido de cualquiera. Pero el hecho es que el padre era Steven Tyler, con quien mantuvo una fugaz relación de la que salió la bella Liv Tyler, elfa de El Señor de los Anillos y protagonista de un videoclip, el “Crazy” de Aerosmith, que en mi adolescencia me ponía palote…

Groupies que hacen cosas raras ¿Qué tienen en la cabeza? Premio a la mejor respuesta.