Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘garageband’

GarageBand da el salto al teléfono móvil

Soy usuario de Mac desde hace unos cuatro años, cuando adquirí el Macbook desde el que escribo estas líneas. Desde entonces, no recuerdo una sola vez que el ordenador se me haya colgado, ni haber tenido virus alguno. Ambas circunstancias ya justificarían por sí solas el desembolso (unos 900 euros) que hice en su día por este pequeño y prodigioso cacharro. Y sin embargo, ninguna de las dos ventajas que me ofrecía la máquina de Steve Jobs fue decisiva a la hora de decidirme por ella.

Lo que me llevó a comprar un Mac fue la inclusión, de serie en todos los equipos de la manzana, de un programa con el que poder grabar mi propia música de manera extremadamente sencilla e intuitiva, el GarageBand. Nunca fui ningún enamorado del software musical, por lo que aprender a manejar Nuendo, Protools o Cubase se me antojaba demasiado complicado. Pero aquel programita y su simpático icono de la guitarra parecían estar enfocado a inútiles como yo. De fácil manejo, pero capaz de proveer resultados más que dignos, GarageBand se ha convertido para mí en una herramienta indispensable a la hora de construír canciones en el ámbito casero.

Hoy, todos los amantes de GarageBand están de enhorabuena. Desde ayer, la plataforma está disponible para los teléfonos iPhone 4s, iPhone 4 y iPhone 3Gs en forma de app adquirible por 4 euros en la Apple Store. El programa llega, eso sí, con una interfaz más comprimida, adaptada a la pequeña pantalla de los teléfonos, aunque manteniendo intacta su esencia y la posibilidad de incluír infinidad de teclados, guitarras, bajos y baterías con un resultado más que notable. También con el objetivo de seducir a los que nunca hayan tocado un instrumento gracias a sus “smart instruments”, que permiten elegir entre una extensa biblioteca de acordes predeterminados. El nuevo Garage Band para iPhone también da al usuario la posibilidad de conectar una guitarra con un adaptador que se vende aparte.

La tecnología ha hecho que el mundo de la música ya no sea lo que fue. A menudo, para mal. Otras veces, para mucho mejor.

Sigue este blog en Facebook.