Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘carried to dust’

Sonidos de la frontera

Tucson, al sur de Arizona (EE UU), no es un lugar cualquiera. Se dice que es el emplazamiento que lleva más tiempo habitado de todo el hemisferio norte. Un inmenso valle rodeado de colosales montañas que le proporcionan un singular y apacible clima durante todo el año, y del que sólo dista una hora en coche a la frontera con México. Un lugar en el que dos culturas extremadamente opuestas colisionan, se funden.

Allí, en Tucson, surgió en 1990 una banda que, bajo la denominación de Giant Sand, se propuso precisamente deconstruir los característicos sonidos de la frontera entre ambos países y combinarlos con el rock. Tras publicar su primera referencia con un sello alemán, dos de los integrantes de la banda, Joey Burns y John Convertino, formaron un proyecto paralelo bajo el nombre de Spoke, que más tarde cambiarían por Calexico, un híbrido entre California y México de lo más apropiado para definir sus intenciones.

Hasta aquí la parte biográfica, porque de lo que realmente hemos venido hablar es de música. Así pues, ¿a qué suenan Calexico? Pues a todo lo citado y a algo más. Según los discos, se puede apreciar una mayor predilección por los sonidos de la América profunda (sobre todo en sus dos primeras entregas). Fue a partir de su tercer trabajo, Hot Rail (2000), cuando la banda comenzó a plantearse expandir su punto de mira, abarcando terrenos antes lejanos a su propuesta como el jazz o el funk. Y así, elementos instrumentales dispares como las trompetas, los saxos, los acordeones o los violines comenzaron a cobrar un protagonismo central en su sonido, haciéndolo mucho más rico en matices y dando como resultado una auténtica obra maestra como Feast of Wire (2003).

Tras el paso momentáneo por el indie-rock de corte más convencional que supuso Garden Ruin (2006), en el que prescindieron de los mariachis y de parte de la complejidad instrumental que les había caracterizado, la banda ha decidido apostar por recuperar la fórmula que mejor les sienta. Al menos esa es la sensación que queda tras una toma de contacto con Carried to Dust, que verá la luz de manera oficial el próximo 9 de septiembre. En él, colaboraciones de gente como Sam Bearn (Iron&Wine) o Amparo de Amparanoia. Para definir su nuevo disco, nada mejor que una frase del propio Joey Burns, vocalista de la banda, y dejaros el vídeo de su primer single, Two Silver Trees.

“Siento que la principal tendencia del disco es el movimiento. Hay un montón de imaginación en la música, y creo que eso puede verse en toda su extensión”.