Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘alicia’

Jack White y Alicia Keys

No sé qué tiene Jack White, pero todo lo que toca lo convierte en oro. El guitarrista y cantante de The White Stripes y líder de The Raconteurs ha logrado combinar dos elementos que habitualmente no suelen ir de la mano: el respeto y la admiración del público aficionado al rock independiente y el éxito mainstream más masivo. Lo primero, a base de discos gloriosos y directos vibrantes y llenos de autenticidad al frente de ambas bandas. Lo segundo, gracias al éxito internacional de The White Stripes y temas de indudable gancho como Seven Nation Army, que les auparon en lo más alto de las listas de medio mundo. Tanta repercusión les ha llevado a protagonizar momentos de super banda, como aparecer en un capítulo de los Simpson, tocar en los premios MTV o llenar estadios con una propuesta que, a priori, no parece la más comercial. Y es que, a veces, la buena música se abre paso por méritos propios.

Os cuento todo esto porque el bueno de White se ha marcado otro tanto al escribir y grabar a dúo junto a Alicia Keys Another Way To Die, uno de los temas centrales de la nueva película de James Bond, Quantum of Solace, que llegará a España el próximo 21 de noviembre. ¿El resultado? Un poderoso hit en el que se nota la mano compositiva de White, pero que conjuga perfectamente las influencias soul de la dulce voz de Keys (quien ya ha declarado su intención de contar con White para su próximo disco), con su gusto habitual por la crudeza de las guitarras y el regusto blues. Un tema no especialmente comercial ni pegadizo, pero sí lo suficientemente asequible para formar parte de esta banda sonora. Y una vez más, una diana en la imparable carrera del joven crack de Detroit, que vuelve a demostrar que sabe jugar con maestría cualquier carta que le echen.

Jack White & Alicia Keys: “Another Way To Die”:

Para los más curiosos, queda decir que la inicialmente elegida para grabar el tema no fue Alicia Keys, sino Amy Winehouse. Ésta grabó su propia versión con el productor Mark Ronson, pero sus continuos escándalos provocaron que los responsables del proyecto rescindieran su contrato cuando el tema ya estaba casi terminado. El rebote de Amy fue tal que prometió hacer pública su versión del tema, afirmando incluso que dejaría a la altura del betún a la de Keys. Así, durante unos meses se especuló con la posibilidad de que ambas versiones, la oficial y la oficiosa, vieran la luz simultáneamente, provocando un debate comparativo que podía haber sido hasta curioso. Sin embargo, llegado el momento, Amy no ha dado señales de vida. Igual ni se acuerda.