BLOGS
Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Portishead planean nuevo asalto

Cuando todavía no nos hemos recuperado de la impresión del sobresaliente (y duro, y complejo, y estimulante) Third, la banda de Bristol ha anunciado que está trabajando en las canciones del que será su cuarto disco, que verá la luz a lo largo del próximo año.

La noticia ha saltado a raíz de unas declaraciones de Geoff Barrow, teclista de la banda, a la omnipresente BBC británica. Barrow apuntó que en breve volverán al estudio de grabación y que ya están pensando en la promoción que acompañará al nuevo álbum. Y es que se da, en este punto concreto de la carrera de la banda, una situación curiosa: no tienen contrato discográfico. Tras publicar sus dos primeras referencias (más el directo de Nueva York) bajo el amparo del sello londinense Go Discs y lanzar Third con la todopoderosa Island, los miembros del grupo se han quedado compuestos y sin novia. ¿Un grave problema? Desde luego que no. Cuando un grupo tiene una base de fans tan sólida como la suya se puede permitir lo que le salga del higo. Miren si no a Radiohead. Así que alguien les acompañará en su aventura, de eso no cabe duda.

En su día comencé a perfilar un post, que no llegó a ver la luz, sobre las impresiones que me había dejado la primera escucha del último trabajo de la banda de Beth Gibbons. Debo confesar que la sensación incicial fue de desconcierto. El sonido de sus primeros compases se me antojó extraño, casi como si se tratara de una versión aún por masterizar. No había apenas rastro de las coordenadas sonoras que, una década atrás, les habían situado en lo más alto de las listas de medio mundo y les había coronado, junto a sus conciudadanos Massive Attack y Tricky, como los reyes de un nuevo género bautizado como trip-hop por algún crítico avispado. No había un “Roads”, ni un “Numb”, ni un “All mine”. Ni nada que se le aproximara apenas. En Third, se suceden, una tras otra, composiciones poco recomendables para oídos impacientes, más oscuras que nunca, llenas de recovecos por explorar y de claustrofóbicos secretos por descubrir. Temás que suenan clásicos y modernos al mismo tiempo, estructurados de manera impredecible y guiados magistralmente por la siempre desgarradora (y al mismo tiempo seductora) voz de Gibbons.

Como ocurre con muchos otros discos, las canciones de Third me fueron atrapando poco a poco hasta extremos casi obsesivos. Y cuando me quise dar cuenta, ya estaba rendido a un disco no apto para el consumo masivo ni para las radios comerciales. Ni siquiera para los fans de Dummy, a pesar de sonar paradójica e indudablemente a Portishead. Con Third, la banda parecía decirle al mundo: “sí, hemos tardado once años en sacar disco, y hemos hecho lo que nos ha dado la gana. No es trip-hop. Y si no os gusta, nos la trae floja”. Pues chapó, chavales.

Ahora parece que no está en los planes de Portishead esperar otros once años para volver a sorprendernos. Se sienten inspirados para hacer dos discos en menos de uno. Y lo cierto es que así debería ser el arte, lejos de obligaciones contractuales que provocan que muchos grupos saquen discos aun cuando no tienen nada que decir. Pero claro, ya se sabe cómo funciona todo esto.

2 comentarios

  1. Dice ser JohnBurrows

    Roads es una de las mejores canciones de la historia.

    17 Diciembre 2008 | 21:25

  2. Dice ser cursos

    que bien saber de nuevo sobre esta banda..se hechaba de menos..

    19 Diciembre 2008 | 14:48

Los comentarios están cerrados.