BLOGS
Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Ciegos tras un concierto

Hoy me ha impactado bastante una noticia que cuenta cómo una treintena de jóvenes rusos han perdido de forma irreparable parte de su visión (algunos hasta el 80%) tras un festival de dance celebrado cerca de Moscú. El causante de la ceguera masiva fue un láser empleado por la organización del evento. La mala suerte hizo que el haz de luz, que se enfoca hacia el cielo, se reflejase en las gotas de lluvia, que caía a mares durante la fiesta, quemando las retinas de los asistentes.

Sin ánimo de frivolizar sobre la gran putada que han sufrido estos jóvenes fiesteros moscovitas, la noticia me ha llevado a pensar en algunos esos extras seudopirotécnicos que abundan en muchos conciertos.

La iluminación

Partiendo del respeto al trabajo que realizan los técnicos de iluminación, muchos de los cuales desempeñan una labor realmente encomiable y digna de elogio, hay quien cree que el público asistente a un concierto disfruta más cuanta más contaminación lumínica por segundo dispare sobre sus caras. Y así, hay veces en las que uno se ve obligado a mirar al suelo o cerrar los ojos para no quedarse ciego durante unos segundos a causa de los reiterativos fogonazos de luz sobre tu retina.

El humo

Es posible que, en algún concierto, ese pestilente humo sobre el escenario le dé cierto regusto épico a la cosa (en el último de The Soundtrack of Our Lives, al aire libre y con viento, quedó hasta bonito), pero lo más habitual es que estorbe, tanto a la vista como a las fosas nasales del que intenta ver un concierto.

Los visuales

Algo que en los 80 estuvo muy de moda como parte de las performance tan habituales en los grupos de la new wave vuelve hoy a pegar fuerte, apoyado en el desarrollo de las nuevas tecnologías. A veces uno se puede quedar completamente hipnotizado ante las repetitivas secuencias de imágenes que bombardean al espectador. Desde luego, su potencial reside mucho más en los espectáculos de música electrónica, donde cobran todo su sentido (mirar constantemente a la mayoría de los djs puede ser un poco coñazo), que en lo conciertos clásicos de rock. Y aunque muchos son un poco aburridos, también hay grandes artistas en la materia. Con todo, me da la sensación de que las posibilidades del formato están por explorar.

Los fuegos artificiales

Lo occurrido en 2003 durante un concierto del grupo de heavy metal Great White en un pequeño club de Warwick, Rhode Island, cuando 95 personas murieron por un incendio causado por fuegos artificiales, generó un encendido debate sobre la posible prohibición de su uso en los conciertos de EE UU. La verdad es que hay que tener poco seso para meter pirotecnia en un local cerrado y pequeño. Cuando los he visto en algún concierto (siempre algo masivo en plan Green Day, por ejemplo) no me han terminado de convencer. Casi me parece un recurso vistoso para que los más catetos hagan “oooh”. Eso salvo en el caso de Kiss, que llevan 30 años usándolos. Pero claro, Kiss sólo hay unos.

El megatrón

Esto es ya el colmo de los colmos. Sólo lo he visto en una sala, el Macumba de la estación de Chamartín, una de las mejores de España en cuanto a sonido y peores en cuanto a porteros, unos peligrosos maromos de los que hablaré algún día. El invento en cuestión consiste en un cacharro que echa un potente chorro de aire frío, lo cual puede ser de lo más agradecido cuando el calor aprieta…

¿Qué os parece esta dimensión no musical de los conciertos? ¿Prescindible, fundamental o simplemente indiferente?

8 comentarios

  1. Dice ser mery

    estoy contigo Enrik. Los mejores conciertos son en salas pequeñas.De todos modos creo que lo importante en este caso, es plantearnos hasta que punto son peligrosos este tipo de eventos ilegales.Lo ocurrido en Moscú me parece una mezcla de mala suerte e imprudencia.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Tomahawk

    Buenas Dani!Lo primero de todo, los pobres rusos, tuvieron mala suerte, xq anda que no habrá habido veces con luces láser y lluvia,para que encima, les pegue en los ojos…Sobre las cosas que has dicho, lo de la iluminación, y debido a los conciertos a los que acudo, lo que mas me jode, son las luces parpadeantes a toda velocidad, que si miras todo el rato, te dan atakes epilépticosjajajajaSobre el humo, a mi me gusta, siempre huele bien 😀 aunke las fotos las jode mucho…pero weno, todo es esperar al momento adecuado.Los visuales, si tienen algo que aportar al concierto, de PM, si no..que se los guarden en casa, xq no hacen más que distraer y no ayudan a disfrutar del concierto al 100%, mientras que si ayudan al concierto, le da un ambiente increible.Y por último, xq del megatrón no me he encontrado nunca (creo), los fuegos artificiales, como los visuales, si tienen algo que ver…genial, véase además de Kiss, los genios alemanes Rammstein, ya que todo el gurpo en si y su parafernalia, está basada en el fuego, y si alguien les ha visto en directo, verá que usan el fuego de manera increible :DUn fuerte abrazo!

    14 Julio 2008 | 23:10

  3. Dice ser Mohíno desde el espacio exterior

    Bueno, amigo Heads, lo de salir ciego de un concierto no es cosa rara. E incluso llegar ya ciego al mismo.

    15 Julio 2008 | 10:15

  4. Dice ser Crear Blog

    La verdad es que yo tambien me he quedado flipando con lo de los rusos, pero viendo las imagenes me doy cuenta que este tipo de laser tambien se usan en muchas discotecas de españa … esperemos que no pase algo similar.

    15 Julio 2008 | 12:44

  5. Dice ser enrike

    A mi parece muy bien que se usen fuegos artificiales y recursos para animar un concierto, me parece un “extra” y creo que queda genial. Pero con 2 dedos de frente x supuesto. Por poner un ejemplo, en el Electric, Metallica uso fuego y fuegos artificiales y a mi me molo.De todas formas yo me quedo con los conciertos en salas pequeñas con los artistas dejandose la piel y haciendo el cafre sin más…

    16 Julio 2008 | 13:19

  6. Dice ser Fugitivo

    Me conformo con escuchar el concierto, no me llama mucho la atención eso de los efectos visuales…Sólo en algunos casos creo que si aportan algo, ya sean efectos visuales o pantallas para seguir el concierto un poco (sobre todo en festivales y cosas asi; por cierto, completamente de acuerdo con los anteriores comentarios, las salas pequeñas mucho mejor)Las pantallas que pusieron en el concierto de Dj Shadow y Cut Chemist estaban bien para enterarte un poco de lo que hacían (por lo menos en mi caso, si no no me empano de nada)Gran blog tío, acabo de descubrirlo y me ha flipado leer cositas sobre Beatsteaks o Unfinished. Solo una duda, no fuiste a Mars Volta?? Les vendí mi alma, loco.Saludos y enhorabuena por el blog!!

    17 Julio 2008 | 23:35

  7. Dice ser Dani

    Hola Fugitivo. Gracias por las felicitaciones. Escribí un post sobre Mars Volta a raíz del lanzamiento de “Bedlam in Goliath”:https://blogs.20minutos.es/entradagratuita/post/2008/02/11/cuando-…-Fui al concierto y fue realmente impresionante, aunque por momentos podía parecer que estabas viendo un ensayo, una especie de jam session de virtuosos: Tocan tan exageradamente bien, se alargan tanto con los temas (creo recordar que fueron más de dos horas de concierto) que casi parece que están tocando para sí mismos. Eso si hubiera que sacarle alguna pega, porque fue un concierto realmente espectacular. Su batería es la cosa más brutal que he visto en mucho tiempo. 100% recomendable.Un saludo!

    18 Julio 2008 | 12:39

  8. Dice ser Margarita

    Mi peor (y única) experiencia con el Megatrón fue en el Feeling, de Barcelona (que nadie me pregunte si sigue abierto, lo ignoro completamente), durante la ola de calor de 2003, lo pusieron tan fuerte que lanzaba pequeños cristales de hielo, además del aire. Tortuoso. Además no cuenta como sala de conciertos, así que no viene al caso 😀

    18 Julio 2008 | 15:11

Los comentarios están cerrados.