BLOGS
Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Bo Diddley, descanse en paz

El lunes por la noche falleció Bo Diddley, una de las grandes figuras del rock and roll, a causa de un fallo cardiaco. Lo hizo en su casa de Archer (Florida), a los 79 años de edad.

Diddley, nacido como Ellas Bates en 1928, comenzó tocando el violín de niño. Su peculiar manera de percutir las cuerdas de la guitarra bebía precisamente de aquel instrumento, lo que le llevó a dar forma a un estilo crudo e inusualmente rítmico que fue bautizado como el “Bo Diddley beat”. Las calles y mercados de Chicago fueron su escuela hasta que Chess records le dio la oportunidad de grabar un single con dos temas, I’m a man y Bo Diddley, inspirada en una canción de cuna.

Acompañado de su inseparable guitarra rectangular, desarrollada por él mismo, Bo Diddley ha pasado a la historia por su contribución decisiva en la transición del blues al rock and roll y por haber sentado las bases de todo un estilo a base de clásicos como Who Do You Love, Before You Accuse Me o Hey Bo Diddley. Junto a nombres como Little Richard, Fats Domino o Gene Vincent, Didddley contribuyó de manera decisiva a llevar a lo más alto una manera de entender la música y la propia vida que no entendía de razas ni clases sociales. Y es que el público blanco fue el principal seguidor de un artista que luchó por abrirse paso en una época en la que no era nada fácil ser negro en Estados Unidos.

Pese a no ser el nombre más popular de su época, la influencia indiscutible de Diddley ha trascendido a lo largo de las décadas. Músicos como Keith Richards o Richie Sambora han manifestado su profunda admiración hacia el viejo Bo, que en su día se prestó encantado a colaborar en los discos de bandas como The Clash y Grateful Dead. En 1987 ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll, y en 1988 recibió un Grammy honorífico a toda su carrera.

Nada de ello le hizo abandonar la guitarra. Siguió tocando hasta el último momento y compaginando la música con los proyectos sociales que llevaba a cabo en su comunidad, centrados fundamentalmente en el apoyo a los jóvenes con problemas de drogas. También actuó para los afectados por el huracán Katrina, dos años antes de que su estado de salud empeorase de forma irreversible tras un concierto en Iowa en mayo de 2007. Pese a todo, el destino le guardó una última ocasión de actuar. El pasado mes de noviembre, durante una actuación de Jesse Robinson en homenaje a su carrera, Bo subió al escenario y cantó su última canción.

Ha muerto un grande. Descanse en paz, Bo Diddley.

5 comentarios

  1. El se ha largao… pero sus riff se quedan entre nosotros…larga vida a su memoria!!!!

    06 Junio 2008 | 07:30

  2. Dice ser Dani

    Vaya, ya pensaba que nadie se iba a dignar a comentar este post. Jeje. Gracias por tu comentario, murmullo. Cuánta razón llevas.Un saludo!

    06 Junio 2008 | 11:03

  3. Dice ser niño caos

    DEP

    06 Junio 2008 | 11:17

  4. un huevo de comentarios al puto Curt Cobain de los cojones… y cuatro a este DIOS!!!….Claro.. el valiente campeon la diñó joven y es OTRO PUTO IDOLO tan necesario para los medios de comunicacion!!!La especie humana merece cien cambios climaticos!!!..Cagonto!!!!y saludos tambien para usted Dani…

    12 Junio 2008 | 16:26

  5. Dice ser Alex

    No pues es bueno que ya descanse en paz el mr bo diddley me gusta su guitarra rectangular esta bien cura.

    20 Agosto 2009 | 09:27

Los comentarios están cerrados.