Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘viaje’

Viaje a la guerra del Congo

Salto de conflicto, de país, de continente. Atrás queda, momentáneamente, Afganistán. La pobreza extrema, la esclavitud infantil, el brutal sometimiento de la mujer, la ineptitud y soberbia de las fuerzas extranjeras, la corrupción de los políticos locales, el extremismo fratricida de los talibán.

Y una guerra que va de mal en peor, que lo hace volver a uno con una sensación de absoluto abatimiento, de que en el futuro no se vislumbra ni un ápice de esperanza.

En apenas tres horas parto hacia la República Democrática del Congo, pasando por Kenia, Ruanda y quizás algún otro destino en el camino de regreso. Viaje que realizaré hasta principios de septiembre.

Desembarco en Bukavu para luego subir por los Kivus con la intención de descubrir los ecos aún latentes de un conflicto que a lo largo de una década causó más de cinco millones de muertos. A pesar de la escasa atención de la prensa, el más sangriento desde la segunda guerra mundial.

Y un tema, como eje de todas las historias que saldré a buscar: la violación como arma de guerra. La realidad de esas mujeres que han vivido un horror cuyas dimensiones resultan imposibles de atisbar.

Robert Fisk y el espíritu de este blog

A lo largo de los seis meses que llevo haciendo este blog, no he ocultado la admiración que siento por Robert Fisk, una de las voces más lúcidas, independientes y comprometidas con la verdad que nos llegan desde Oriente Próximo.

Fisk, que trabaja como corresponsal para The Independent, es autor de dos extraordinarios libros: Pity the Nation y La gran guerra de la civilización. En esta última obra, que os recomiendo encarecidamente, recorre los acontecimientos más relevantes de los últimos treinta años de historia de la región, partiendo de sus encuentros con Bin Laden y de la invasión soviética de Afganistán, hasta llegar a la última guerra de Irak.

Ayer, mientras buscaba información para mi próximo e inminente viaje, encontré en Internet una entrevista que Amy Goodman, presentadora del programa de radio y televisión Democracy Now!, realizó a Fisk el 22 de septiembre de 2005.

Amy Goodman es otra periodista brillante, valiente, acerca de la que ya escribí aquí en alguna ocasión, y a quien tuve el privilegio de seguir durante una temporada en su estudio de Nueva York. Otro inspirador ejemplo que dignifica nuestra profesión, que la devuelve a su esencia. Como ella misma me dijo: “El deber del periodistas es ir a donde está el silencio”.

En el vídeo, Fisk, que conoce la guerra como pocos reporteros, expresa una idea que es muy semejante a la que sirvió de punto de partida para este blog. Y lo hace con fuerza y determinación. Sin dudas, una experiencia reconfortante, alentadora, escuchar a un maestro como él decir estas palabras…

Amy Goodman:

“Has cubierto las invasiones israelíes de Líbano, la revolución iraní, la guerra entre Irán e Irak, la invasión soviética de Afganistán, la guerra del Golfo, la guerra en Argelia, el conflicto entre Palestina e Israel, la invasión y ocupación de Irak…”

Robert Fisk:

“Suficiente, suficiente, suficiente…”

“Si vas a una guerra, tomas conciencia de que no se trata principalmente de una cuestión de victoria o derrota. Se trata de muerte, y de la provocación de muerte, y sufrimiento, en la mayor escala que te sea posible. Se trata del absoluto fracaso del espíritu humano”.

“Pero no mostramos eso, porque no lo queremos mostrar. Y en este sentido, los periodistas, las crónicas televisivas, las cámaras de televisión, son letales. Porque se alían con los gobiernos para permitiros tener más guerras. Porque si os mostrasen la verdad, no permitiríais que hubiese más guerras”.