Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘vaadeo’

Mercenarios: la historia del vídeo de los abusos de la empresa británica Aegis en Irak

Se trata de la conocida como “carretera irlandesa”, que conduce del centro de la ciudad de Bagdad al aeropuerto. Una de las arterias más peligrosas de la capital iraquí, donde los miembros de las empresas extranjeras y de los altos mandos de las fuerzas de ocupación recibieron miles ataques.

Hecho este que quizás podría justificar una actitud defensiva de los miembros de la empresa británica Aegis, pero no el festival de disparos gratuitos y agresiones a civiles que se ve en el vídeo.

¿Quiénes fueron sus autores?

Si se escucha con atención, bajo la canción Mistery Train de Elvis Presley, que apareció en el montaje orginal del vídeo, se pueden apreciar voces de acento irlandés o escocés.

La vinculación de las imágenes con la empresa británica Aegis no es una mera especulación, ya que el vídeo apareció publicado en la página web iraquí de la compañía. Apenas tuvo lugar el escándalo, fue retirado.

Esto permitiría atisbar dos escenarios hipotéticos. Primero, que se trató de una venganza de algún trabajador de la empresa. O que estos hombres gozan de tal nivel de alienación e impunidad, al no poder ser juzgados en Irak por sus crímenes, que consideran que su realidad cotidiana no resulta inmoral, y por eso la muestran al resto del mundo sin sentir culpa alguna, y hasta con cierto grado de ironía, de ligereza, con música de Elvis Presley.

¿Cuál fue la respuesta de la empresa?

En un primer momento apareció la siguiente leyenda en la página web www.aegisiraq.co.uk: “Este sitio no pertenece a Aegis Defence Ltd, pertenece a los hombres en el terreno que son el corazón y el alma de la compañía”.

Y un mensaje del director de la empresa, el tan cuestionado Tim Spice, acusado de tráfico de armas en Sierra Leona en 1998: “Estoy preocupado por el intereses de los medios en la página web. Recuerdo a todos de su obligación contractual de no hablar o asistir a los medios sin el consentimiento de la dirección en Londres”. “Desistan de postear nada que pueda ser perjudicial para la compañía ya que podría resultar en la pérdida o reducción de los contratos con el perjuicio que esto acarrearía para todos”.

Investigación e impunidad

A pesar de todo esto, un portavoz de Aegis negó en un primer momento que hubiese pruebas que vinculasen al vídeo con la empresa. Sin embargo, después de la investigación del gobierno británico, la firma anunció con orgullo que esta había concluido que “las imágenes habían sido grabadas durante las operaciones legítimas de Aegis en apoyo a la fuerza multinacional en Irak, y que los incidentes se habían producido dentro del legítimo uso de la fuerza”.

La subsiguiente pesquisa del ejército de EEUU, que no condujo a acción legal alguna, permite afirmar a la empresa británica “que las especulaciones hechas con respecto al vídeo son completamente infundadas”. Tim Spicer, acostumbrado a lidiar con tormentas mediáticas desde hace años, señaló que “Aegis es uno de los principales contratistas del gobierno de EEUU, con un ejemplar historial de acción en circunstancias sumamente difíciles, que respeta los protocolos más estrictos y la ética”.

Omite en este comunicado los resultados de la auditoria oficial de abril de 2005, que mencionaba en el post de ayer, en la que se lo acusaba de no entrenar a sus hombres correctamente y de no seguir las normativas impuestas a las empresas de seguridad.

La versión iraquí

En la carrocería de los todoterreno de las empresas que transportan a funcionarios, altos mandos militares y empresarios por Irak se lee en árabe y en inglés: “Peligro. No se acerquen. Uso permitido de fuerza mortal”.

El capitán Adnan Tawfiq, funcionario del Ministerio del Interior iraquí, afirma que han recibido numerosas quejas de familiares de personas a las que los convoyes de las compañías dispararon en las carreteras. “Cuando las empresas de seguridad matan a alguien siguen conduciendo y no hacen nada. A veces las llamamos por teléfono pero niegan lo sucedido. Las familias no reciben dinero ni compensación”.

En la próxima entrada, la sombría historia de Tim Spicer, reconocido mercenario en África y Asia, y la descripción de otros crímenes de los que es acusada Aegis, como matar a un soldado de EEUU…