Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘the beast of kandahar’

La bestia de Kandahar

Desde principio de año han circulado en foros y blogs militares imágenes de una aeronave de características desconocidas que según decían fue fotografiada en los cielos de Afganistán (instantáneas que originariamente publicó la revista francesa Air & Cosmos). De haber llegado la información a manos de los pseudo periodistas que se dedican al show de los vampiros, psicofonías y demás especulaciones, habrían declarado sin dudar que estábamos frente a una nave extraterrestre.

Pero no, se trata de vida humana, inteligente, a veces, según desvelaron finalmente el pasado 4 de diciembre las Fuerzas Aéreas de los EEUU. Otro avión no tripulado que se estrena sobre los campos de batalla. Otro paso más en la desbocada carrera de la industria militar por poblar los cielos de estos ingenios robóticos. Creado y desarrollado por Lockheed Martin, se llama RQ-170 Sentinel aunque lo han rebautizado como “La bestia de Kandahar”.

En 2006 fuimos testigos en este blog del uso por parte de Israel de aviones no tripulados en Gaza y Líbano. Justamente la guerra que el Estado judío protagonizó contra Hezbolá aquel año podría ser considerada la primera en que los drones se emplearon de forma masiva. Un efecto propagandístico nada desdeñable, que impulsó a las fuerzas armadas de todo el mundo a querer contar con ellos en sus flotas. Atracción que los ha convertido en las estrellas de cuanta gran feria aeronáutica se organiza. Ahora se usan desde la frontera entre EEUU y México hasta las aguas del Índico en busca de piratas.

A diferencia del MQ-1 Predator y de su primo el MQ-9 Reaper – cuya génesis y despliegue también hemos seguido de cerca -, el recién descubierto y confirmado RQ-170 Sentinel carece de armamento. Como señalan las siglas “RQ”, su principal labor es la de reconocimiento. El diseño angular, similar al de un bombardero B-2 Spirit aunque más pequeño, lo incluye en la categoría de los furtivos.

La pregunta que muchos analistas ahora se hacen es por qué razón quieren los EEUU un avión invisible en un país como Afganistán, que carece de radares. En Ares, el famoso blog de Avion Weekly, deducen que será empleado para espiar el desarrollo de armamentos de Irán, Pakistán y China.

Lo que queda claro es que los planes de Robert Gates de redirigir el gasto militar de EEUU en la dirección contraria a proyectos faraónicos como el F-22, siguen adelante. Del mismo modo en que ya poca duda queda de que el papel de los pilotos en las aeronaves está perdiendo preponderancia a medida que avanza la tecnología. Se estima que pasarán a tener un rol secundario, en la distancia de los mandos a control, cuando vea la luz la primera generación de aviones no tripulados de combate.