Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘misiles israel’

Un vídeo estilo Bollywood de Israel para vender armas a la India

Lo de organizar ferias internacionales para vender armamentos, al mejor estilo Fitur pero con azafatas que promocionan misiles y aviones no tripulados en lugar de viajes al Caribe, suele tener algo de por sí bastante surrealista para los que vemos esta industria multimillonaria desde la distancia.

Si cambiamos la perspectiva, y nuestro punto de observación se sitúa en el que suele ser habitual en este blog, el de las víctimas de la guerra, seguramente el adjetivo no sería “surrealista” sino otro.

Pero sobre el universo de las ferias, desde la bienal Defence Systems & Equipment International Exhibition (DSEI), que tiene lugar en Gran Bretaña y que es la más grande del mundo, hasta una de las más reciente, la International Defence Exhibition (IDEX), que se organizó el mes pasado en Abu Dhabi con hombres vestidos según la tradición árabe en lugar de azafatas, ya escribiremos en otra ocasión en este blog.

Por ahora, centrarnos en el vídeo lanzado por la empresa israelí Rafael para promocionar sus misiles en Aero India 2009, exhibición organizada por el Ministerio de Defensa indio en la ciudad de Bangalore entre el 11 y el 15 de febrero.

Un vídeo que, sabiendo por haber vivido en ese país cuán nacionalistas son en general sus ciudadanos, no creo que los haya hecho salir corriendo a comprar los misiles Derby, Phyton 5 , Popeye o Spyke que se producen en Israel, cuarto exportador mundial de armas.

“Dinga dinga, dinga dinga, dee”

Los vídeos promocionales cada día se utilizan más en el sector de la “defensa”. Ya vimos en este blog aquel de Xe, la empresa anteriormente conocida como Blackwater. La mayoría resultan extremadamente pletóricos de testosteronas, con música de rock de fondo y tiros y patadas en todas direcciones, o de un humor ramplón, cateto, que no arranca ni un esbozo de sonrisa.

Sin embargo, la producción de la empresa israelí Rafael se lleva la palma. Así la describe Noah Sachtman, coautor del blog Danger Room:

Cada elemento del film promocional está equivocado. Los saris, las bailarinas “indias” que parecen demasiado askenazíes y suculentas. El hombre sin afeitar, de nariz aguileña, vestido de cuero que parece un refugiado de la película Licencia para peinar. Después, por supuesto, está la implicación de que las fuerzas armadas indias son como una mujer sin ayuda que “necesita sentirse segura y protegida”.

Antes de que alguien ataque a Sachtman, dejar en claro que no tiene nada en contra de Israel. Al contrario, su crónica durante los 22 días masacre en Gaza junto a los soldados que manejaban los aviones no tripulados, mostraba bastante entusiasmo por la labor que realizaban los muchachos en el bombardeando a control remoto a los habitantes de la franja.

Stephen Trimble, del blog The Dew Line, cita la respuesta que Assy Josephy, director de exhibiciones de la empresa Rafael, cuando se le preguntó acerca del vídeo:

“En Israel tenemos a judíos de la India, así que sabemos acerca de los números de canto y baile de Bollywood. Los israelíes son muy conscientes en general de la cultura india. Y este vídeo espera crear familiariedad entre India, Israel y Rafael”, dice.

Pero no es esta la primera ocasión en que Rafael exhibe algo por el estilo. Josephy dice que Israel ha proyectado vídeos así en varios países con temas adaptados a la cultura local y sus localizaciones. “En Brasil hicimos un vídeo de fútbol. En París el vídeo tenía un tema que incluía a Napoleón y a la resistencia. En Polonia tenía temas relacionados con Chopin y Copérnico. En Inglaterra era sobre Shakespeare,” dice Josephy.

Para quien espere algo digno de Slumdog Millionaire, señalar en Viaje a la guerra la cutrez imperante en esa escenografía compuesta por coronas de jazmines y misiles. Subrayar también ese estribillo cursi, digno de Eurovisión: “Juntos, para siempre, te llevaré en el corazón. Juntos, para siempre, nunca nos vamos a separar”.

Y un interrogante: ¿qué significa ese coro machacón de “dinga, dinga; dinga, dinga; dinga, dinga, dee”? ¿Es acaso la frase que los directivos de Rafael esperan que los indios repitan mientras observan cómo sus misiles se estampan contra Lahore o Karachi? ¿O la que exclamarán sorprendidos frente al televisor cuando los vean caer desde los F16 hebreos sobre Beirut, Gaza o Teherán?