Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘enciclopedia de la violencia masiva’

Una enciclopedia de la violencia

Robert Fisk ha criticado en numerosas ocasiones la falta de perspectiva temporal de la prensa. Su incapacidad para mirar hacia tiempos pretéritos y establecer vínculos que nos ayuden a comprender la génesis de los conflictos que sufrimos en la actualidad.

“Uno de estos problemas es que los periodistas no llevan libros de historia en sus bolsillos. El otro es que tampoco nuestros líderes lo hacen”, sentenció en relación al debate parlamentario de 1920 en el que el primer ministro británico Lloyd George se puso de pie y afirmó ante la Cámara de los Comunes: “Si las tropas británicas abandonan Irak, habrá una guerra civil”.

“No leemos historia. Nuestros periodistas no leen historia. Por Dios, ni yo ni nuestros líderes lo hacemos”, añadió Fisk, dando una lección de humildad, ya que debe ser uno de los reporteros más versados en el pasado de la zona en la que lleva tres décadas como corresponsal.

En este sentido, la cita que ofrece de Wiston Churchill de 1937 sobre el potencial expansionismo del aún no creado Estado de Israel, resulta tan inquietante como premonitoria: “Apretados en su estrechos límites, ¿no se van a abalanzar sobre los territorios de tierra sin desarrollar que hay a su alrededor?”

Retrato de un siglo violento

Ante estas carencias tan evidentes, es de aplaudir la publicación en Internet de una Enciclopedia de la Violencia Masiva, en que las referencias no serán de los internautas como en Wikipedia, sino de expertos en la materia.

Dejando a un margen etiquetas como “genocidio” y “masacre” – que siempre dan lugar a airados enfados nacionalistas y trifulcas dialécticas -, esta Enciclopedia “on line” recoge de forma sistemática cada uno de los episodios de violencia masiva de los últimos cien años.

Aunque aún está en fase de construcción, resulta desalentador descubrir la extensísima lista de naciones que la componen.

Toda una comprobación de que el siglo XX, además de haber sido el del gran salto tecnológico de la humanidad, también lo fue de sangre y barbarie. Calificativos que en buena medida se relacionan, ya que las guerras son grandes propulsores del desarrollo científico e industrial.

Ojalá este esfuerzo puesto en marcha en 2004 por el Centro de Estudios e Investigaciones Internacionales de París, y lanzado hace unos días, nos ayude a comprender mejor nuestro pasado y, en consecuencia, a leer de manera más acertada, libre e inmune a manipulaciones, las claves de nuestro presente.