Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘embargo armas’

Eritrea y las armas de Al Shabab

El régimen del presidente Isaias Afewerki ha aislado progresivamente a Eritrea del resto del mundo. Rechaza casi toda la ayuda humanitaria y para el desarrollo que se le ofrece desde el extranjero. A pesar de la aridez del territorio que se encuentra, se cierra al comercio internacional y busca sustentarse con sus propios recursos (lo que genera la carencia de productos básicos entre la población).

Según Reporteros sin fronteras, se trata asimismo del país con mayor censura del planeta, situado en el puesto número 176 del ranking, inclusive detrás de Irán y Birmania. “¿Qué es la prensa libre? No hay libertad de prensa en ningún sitio”, declaraba el presidente Isaias Afewerki a Jonah Fisher, periodista de la BBC, que sería expulsado del país en septiembre de 2004 (siendo así el último corresponsal extranjero que trabajaría en Asmara).

Con apenas cinco millones de habitantes, es también de una de las naciones no en guerra con más refugiados. La semana pasada, doce jugadores de la selección nacional del fútbol pidieron asilo político al encontrarse en Nairobi, Kenia. Si a todos estos elementos les sumamos una sociedad militarizada hasta el paroxismo, no es de extrañar que se conozca a Eritrea como la Corea del Norte de África.

Sanciones

La reciente resolución del Consejo de Seguridad que impone sanciones a Eritrea por el envío de armas a Somalia, aísla aún más al régimen del presidente Isaias Afewerki (que llegó al poder en 1993, cuando la antigua colonia italiana ganó la independencia de Etiopía). Se trata del primer país castigado por la ONU después de la serie de resoluciones contrarias a las aspiraciones nucleares de Irán.

La propuesta surgió de Uganda, pues son sus soldados – que forman parte junto a tropas de Burundi de la misión de paz de 5.000 hombres de la Unión Africana para Somalia conocida como AMISOM – los que sufren los ataques de la milicia integrista de Al Shabab, a la que Eritrea ha estado armando (y según cuenta Gregory A. Pirio en una entrevista de Eduardo Molano en Nairobi, también “entrenando”).

Ya en 2007, un grupo de monitores de la ONU había detectado que “un Boeing 707 de carga, propiedad de la empresa Aerogem Aviation Ltd, con base en Ghana, había realizado 13 viajes entre Asmara y Mogadiscio, a veces llenando planes de vuelo falsos”. Vuelos cuyo verdadero destino sería confirmado por la International Civil Aviation Organization.

Otra de las medidas que se ha articulado para evitar el arribo de armas es brindar más medios a AMISOM para que controle el espacio aéreo con la ayuda de las vecinas Yibuti y Etiopía. Localizar en el aire y evitar el aterrizaje de aviones cargados de armamento para los islamistas.

La intención principal de Eritrea al armar a Al Shabab es desestabilizar a Etiopía, país con el que protagonizó un enfrentamiento bélico entre 1998 y 2000 que costó la vida a más de 80 mil personas. Una comisión creada a posteriori decidió que la disputada región de Badme pertenecía a Eritrea. A pesar de ello, las tropas etíopes aún no se han retirado.

Podrá parecer sorprendente que un país paupérrimo y postergado como Eritrea tenga recursos para enviar armamento y entrenar a fuerzas extranjeras. Sin embargo, esta ha sido la lógica de la geopolítica en el Cuerno de África y en los Grandes Lagos a lo largo de las últimas décadas tanto se tratase de la contienda en Sudán o en la República Democrática del Congo.

Foto: AP