Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘ehud olmert’

Huir de Gaza, desaparecer a toda costa

Otra historia que se repite. Ayer, los cortes de luz, la falta de agua, medicinas y alimentos. Hoy, la estampida humana provocada por la presión de Israel sobre los habitantes de Gaza, idéntica a la que presencié en julio de 2006, cuando esta concatenación de tragedias humanas y sádicas prácticas políticas acababa de comenzar tras el secuestro del soldado Gilad Shalit.

La desesperación empujaba a la gente a tratar de huir de Gaza. Niños, mujeres, ancianos. Enfermos, heridos. Se acercaban cada día al puesto fronterizo de Rafah, supervisado por la UE, controlado por la Autoridad Nacional según el acuerdo firmado con Ariel Sharon en 2005, pero dominado de facto por Israel.

Miles de personas que pugnaban por huir. Masas que se amontonaban, que se empujaban, imbuidas en el tórrido calor, para escapar del horror de la mísera vida, bajo las bombas y el embargo, del infierno de 365 kms2 llamado Gaza.

Los observadores de la UE estaban indignados, fuera de las declaraciones oficiales, por la actitud del gobierno de Israel, que abría y cerraba la frontera a su antojo, que jugaba con esa gente que, teniendo pasaporte extranjero, deseaba irse de una vez por todas de esa Gaza que prometía ser próspera y libre tanto durante el comienzo de los Acuerdos Oslo, como en el 2005, tras la “desconexión” de los colonos israelíes.

Cuando la presión fue tanta, como está sucediendo ahora, se abrieron varios huecos en la verja y la gente corrió hacia Egipto. Una mujer moría como consecuencia de los disparos de un helicóptero hebreo.

Los túneles de Hamás

Leo en la prensa israelí los detalles sobre la noticia. No me sorprende descubrir que los titulares muestran preocupación, no por el drama palestino, sino por el posible ingreso de “armas y terroristas”. Aunque lo cierto es que se trata de una alarma infudada. Gaza está plagada de armamentos, desde AK47 hasta RPG, ya que entran por esos túneles que pude recorrer.

Eso túneles angostos, asfixiantes, que reptan por las entrañas de la tierra hasta Egipto desde el interior de las casas palestinas. Esos túneles por los que comenzó el primer gran castigo contra Gaza, la Operación Lluvia de Verano, ya que a través de uno de ellos salieron los miembros de los Comités Populares de la Resistencia que secuestraron a Gilad Shalit para cambiarlo por las mujeres y niños que están en prisiones israelíes.

Un secuestro que dio la excusa a Ehud Olmert para cerrar la franja a cal y canto, y para recrudecer los ataques que ya llevaba varios meses articulando a pesar de la tregua de Hamás. Recordemos la horrorosa y gratuita muerte de la familia Galia.

¿La oscuridad como metáfora?

Ayer me preguntaba si la oscuridad de Gaza, oculta del mundo bajo el manto de la penumbra producido por la ausencia de corriente eléctrica, no sería una metáfora del deseo de no ver, de no sentir la más mínima empatía, de negar la realidad, ante el sufrimiento de tanta gente inocente (como algunos de los comentarios vertidos en este blog dejaron “ver”).

Pero lo cierto es que no hacen faltan sombras ni vendas para que haya quien se muestre insensible ante el sufrimiento palestino. Es más, al ser testigo de la falta de proporción que suele caracterizar desde siempre a la respuesta israelí, creo que en algunos – lo repito, ¡algunos! – hay un deseo inconsciente de llevar a los palestinos al punto de claudicar ante la falta de apoyo del mundo, ante la histórica injusticia que padecen, de empujarlos a que lo dejen todo y se marchen.

Como comentaba alguien en este foro: “Los palestinos perdieron la guerra, Israel conquistó el territorio, que se marchen con sus hermanos árabes y que nos dejen en paz”. O como subrayaba hoy un lector del Jerusalem Post: “¡Excelente, que se vayan!”.

Parece que en eso están.