Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘charles taylor’

Caza y captura de los criminales de guerra

Hoy comienzo una nueva sección en este blog, mientras ya empiezo a preparar todo para partir hacia Kabul. Un apartado al que volveré recurrentemente, como el dedicado a los mercenarios y a los periodistas que murieron para contar, y que se centrará en loscriminales de guerra.

Sé que los conflictos armados son en sí mismo hechos tan terribles que quizás para muchos de vosotros intentar discernir y juzgar los actos criminales de las acciones aceptables resulte en sí mismo un ejercicio fútil.

Pero creo que después de las barbaridades cometidas contra los civiles durante la segunda guerra mundial, se crearon elementos jurídicos como la Declaración de los DDHH y la Cuarta Convención de Ginebra, que no podemos permitir que sean ignorados.

La Corte Penal Internacional

El punto de partida de esta sección serán los juicios y órdenes de búsqueda y captura de la Corte Penal Internacional (CPI). Una estancia del derecho internacional impensable hace apenas unas décadas y que es un logro que debemos celebrar: ya que está actuando de forma eficiente para llevar al banquillo a quienes han cometido brutales delitos en conflictos armados.

Eso sí, también iré más allá, porque si hay un defecto de la Corte de la Haya es que sólo se atreve con los pesos medianos de esta historia: dictadores caidos en desgracia, señores de la guerra y lugartenientes de países pobres, que carecen de grupos de presión a su favor o de apoyo mediático.

Personalmente sigo aspirando a que personajes del alto rango, como Ehud Olmert, al que las acusaciones de corrupción sacuden una y otra vez su posición como Primer Ministro de Israel, se sienten algún día frente al banquillo. Sin dudas debe dar explicaciones por las repetidas matanzas de civiles que sus decisiones provocaron en Líbano y Gaza, desde la familia Galia hasta la segunda masacre de Qaná.

Canibalismo en Sierra Leona

Avanza el juicio contra Charles Taylor, antiguo presidente de Liberia, acusado de asesinato, violación y empleo de niños soldados durante los diez años que duró la guerra en Sierra Leona que culminó en 2002.

Moses Blah, su antiguo vicepresidente, declaró esta semana en el juicio como testigo. Según su testimonio, viajó a principios de los años 80 a Libia. Allí recibió entrenamiento militar junto a otros 180 hombres para preparar la insurrección que provocaría una guerra civil de 17 años y que llevaría a Taylor al poder de Liberia en 1997.

En un campamento cercano a Trípoli aprendieron a usar subfusiles AK 47 y misiles tierra-aire bajo el patrocinio de Gaddafi. Entre quienes viajaron a Libia estaba Sam Bockarie, uno de los rebeldes de Sierra Leona, dirigente del Frente Revolucionario Unido (FRU), a los que Taylor apoyaría en su guerra por los diamantes de sangre.

Blah, conocido como un hombre tranquilo y silencioso, asumió el poder en Liberia en 2003, después de que Taylor fuera obligado a exilarse. Aunque los brutales crímenes cometidos en Sierra Leona son por todos conocidos, como la costumbre de cortar las manos a los civiles y las violaciones masivas, Blah dio detalles francamente perturbadores.

Dijo que uno de los comandante rebeldes tenía el hábito de “comer carne humana” y que los combatientes que se sumaban a su unidad sólo podían hacerlo si estaba preparados para tomar parte en actos rituales de canibalismo. En una visita al comandante Nelxon Gaye, descubrió que estaba cocinando en una olla unas manos que luego comió con casava hervida.

Aún deben declarar más de 40 testigos en el juicio, que progresivamente está recreando el horror vivido en Sierra Leona. Un horror que que Gervasio Sánchez describe de forma lúcida en su libro Salvar a los niños soldados a través del trabajo y la experiencia de Chema Caballero.

El “Terminator” congoleño

La próxima entrada de esta sección estará dedicada a Bosco Ntaganda, líder tutsi conocido como “Terminator”, en caza y captura. Acusado de promover violaciones masivas de mujeres y de reclutar niños soldados en la República Democrática del Congo, destino al que también espero acercarme en los próximos meses.

Mientras tanto, os dejo un vínculo a una página de referencia, Crimes of War, donde podéis encontrar información exhaustiva y noticias de última hora, así como al blog War Crimes del Foreign Office Association.