Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘al jazeera’

… y la consagración de Al Jazeera y de Ayman Mohyeldin en Gaza

Así como la BBC cometió un grave error al negarse a publicitar el pedido de ayuda para las víctimas de Gaza, y como consecuencia ha visto una vez más erosionado su prestigio, se puede decir que a Al Jazeera en inglés le ha sucedido todo lo contrario: la cobertura que realizó de los 22 días de ataque israelí sobre la franja ha sido su consagración como cadena internacional de noticias.

Una consagración que no es casualidad, ya que desde que se pusiera en marcha el 15 de noviembre de 2006, la cadena con base en Doha, Qatar, se mostró como un proyecto sólido, distinto, indispensable.

Un grupo de periodistas de primer nivel y con una larguísima trayectoria a los que se les dio la libertad y los medios necesarios para desarrollar lo que tanto falta en estos días, sobre todo en televisión: buen periodismo.

Al frente, Nigel Parsons, con más de 30 años en medios como BBC World Radio Services y Associated Press Television News. Entre las estrellas, Sir David Frost (mítico entrevistador de la BBC), Dave Marash (corresponsal de “News Nightline” de ABC, que dejó la cadena en enero de 2008) o Riz Khan (presentador de BBC y CNN).

Donde nadie está

Ya en los primeros minutos de transmisión, que tuvieron conexiones en directo a Gaza, Darfur, Irán, Somalia, Zimbabue, Congo y Brasil, Al Jazeera en inglés dejaba en claro que iba a opacar a sus competidores, especialmente en la cobertura en América Latina, África y Oriente Próximo.

Y así ha sido. Ayer, por ejemplo, Yvonne Ndegue realizaba un reportaje sobre un campamento perteneciente al LRA que las fuerzas militares ugandesas y congoleñas acababan de capturar en el Congo. Después aparecía Haru Mutasa en directo desde Harare, para dar la última hora sobre las negociaciones en pos de un gobierno de coalición en Zimbabue.

Minutos más tarde mi buena y admirada amiga, Teresa Bo, entrevistaba a militares estadounidenses en Kabul para preguntarles sobre el último bombardeo a civiles. Para finalizar, imágenes de la toma de Baidoa por parte de la fuerzas de Al Shabab en Somalia, y una apasionante crónica de Tony Birtley desde el frente mismo de la guerra en Sri Lanka, que parece estar llegando a un punto terminante.

Noticias con contexto

Otra virtud, además de que están donde nadie más está, es que realizan piezas largas, explicativas, didácticas. No caen en el “show de las noticias” de los telediarios en España, o de la CNN o la BBC, con piezas de minuto, minuto y medio, que poco valor real tiene para el espectador, ya que carecen de contexto, y no son más que estímulos fragmentados, que aportan datos, información, pero que no forman, no ayudan a comprender.

En este sentido, hay que destacar también los documentales, y series de programas especiales que separan a los bloques informativos. Series como On War, de Josh Rushing, o la que Rageh Omaar preparó con biografías del Shah Pahlevi y del Ayatolá Jomeini en ocasión de los 30 años de la revolución en Irán.

O reportajes recién estrenados como Talking With The Enemy, sobre el intercambio de prisioneros entre Israel y Hezbolá, con Robert Fisk diciendo que “Israel perdió la guerra de 2006”, o The Broken Dream Of Gaza, que sirven para poner en perspectiva noticias de actualidad.

La voz del sur

El tercer elemento que seduce de Al Jazeera en inglés es que muestra otra perspectiva de la realidad, alejada de los maniqueísmos y servidumbres que tantas veces intoxican a los medios occidentales. Emplea las últimas tecnologías y los formatos más modernos y atractivos para contar la historia desde otro prisma. En cierto modo muestra cómo se ve el mundo desde abajo, desde el sur, algo que intentó también la cadena venezolana Telesur, pero con poco acierto dada su falta de orden y profesionalidad.

Esto no quiere decir que en los debates y análisis editoriales falten puntos de vista contrapuestos. Al contrario, lo que no hacen es poner sólo a hablar a Mark Regev, el portavoz del gobierno israelí, como una y otra vez hizo la BBC en los últimos días, sino que lo confrontan con algún líder palestino, o con algún periodista de la talla de Robert Fisk, Gideon Levy o Naomi Klein.

Elogio de Ayman Mohyeldin

Con respecto a Gaza, Al Jazeera le ganó de mano a la censura israelí, que impidió el acceso de periodistas extranjeros, y se transformó en la única cadena en inglés que estuvo en la franja. Fue nuestros ojos y oídos durante 22 días. Y gracias a la labor del equipo que allí se encontraba pudimos conocer de cerca a los supervivientes de la matanza de la familia Samouni, o conocer de primera mano los testimonios sobre el empleo de fósforo blanco (cuántas realidades más hubiésemos podido descubrir si Israel hubiese abierto las puertas a los periodistas).

Del equipo en en la franja destacó sobre todo Ayman Mohyeldin, joven reportero, de 29 años. Hijo de madre palestina y padre egipcio, criado en EEUU, estudió Relaciones Internacionales en Washington, y dio sus primeros pasos como periodistas con la CNN en Irak.

En la ciudad de Gaza, por las noches aparecía en lo alto de un edificio para dar la última hora. Un acento neutro, una dicción impecable y, sobre todo, una presencia que transmitía confianza, serenidad, en medio de la locura de la guerra.

Gideon Levy escribió en Haaretz que es “su héroe”. Y dice que Ayman se lamentó en su momento de que de Al Jazeera no se pueda ver en EEUU, donde están los amigos con los que se crió. Lo que quizás sepa ahora que todo ha terminado, es que se ha ganado la admiración y la amistad de cientos de personas en todo el mundo.