Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘14 kilometros’

Una película que tenéis que ver: “14 Kilómetros”

Ayer comenzamos a intercambiar información y reflexionar sobre los muros que nos dividen, tema central del libro que acabo de comenzar a escribir y al que dedicaré las próximas entradas del blog. Como sucedió con mi última obra, Llueve sobre Gaza, vuestra colaboración me ha abierto los horizontes, me ha brindado infinidad de ideas.

La verdad es que al principio me sentí un poco sobrecogido por tantos datos, pero ya se me está ocurriendo una línea para ordenarlos. Como sugiere Rocío, el punto de partida debe ser la caída del muro de Berlín, después de la cual muchos dimos por hecho que, debido al libre flujo de capitales y la globalización, las barreras arbitrarias para el movimiento de personas pasarían a ser un anacronismo. Gracias a todos por tomaros la molestia de buscar la información, por ser cómplices de esta iniciativa.

Cine sobre los muros de la indiferencia

Hablando de muros… justamente ayer fui en Madrid al estreno de un film que los tiene como esencia, como razón de ser, como hilo conductor. Una magnífica película que os recomiendo encarecidamente que vayáis a ver. Se llama 14 Kilómetros.

Si os soy absolutamente honesto, salvo en contadas ocasiones, el cine español nunca ha despertado en mí demasiada pasión. Y no es porque a la gente de este sector le falta creatividad o calidad técnica, sino porque pertenecen a esta sociedad, y también padece algunos de sus principales problemas: la falta de rebeldía, de capacidad para cuestionar la realidad, de necesidad de enfrentarse al poder. Un cine que casi siempre me deja indiferente, con una acusada sensación de vacuidad.

Por eso la sorpresa ayer, al ver 14 Kilómetros, fue mayúscula. Y por eso el entusiasmo con el que hoy os recomiendo que las vayáis a ver, que no dejéis pasar la oportunidad de ser testigos de una joya, de un cine hecho en España pero universal, bellísimo, profundo.

Nos os adelanto demasiado de la trama. Sólo os digo que trata de un grupo de jóvenes que parten desde Níger hacia España para tratar de alcanzar sus sueños. Unos jóvenes – Adoum Moussa, Iliassou Mahamadou Alzouma y Aminata Kanta -que ayer estaban sentados a mi lado en el cine, y que no son actores profesionales.

Algo que, cuando funciona bien, como en las películas de Carlos Sorín Historias mínimas, o las de Abbas Kiarostami y Satyajit Ray, le da una enorme fuerza a la narración, ya que se percibe que el pozo humano del que los protagonistas sacan la inspiración no es de cartón piedra, no es consecuencia de un método interpretativo, sino real.

Gerardo Olivares y la sabiduría narrativa

A Gerardo Olivares, el director, tengo la suerte de conocerlo personalmente hace ya unos siete años. He visto muchos de sus documentales, que se caracterizan por una factura impecable. Su largometraje Caravana es fantástico.

Pero ayer me sorprendió la capacidad que tiene, ante un argumento que fácilmente podría haber caído en el melodrama, en el exceso, para mantener una mirada en su punto justo, equidistante, prístina, que no enfatiza sensaciones, que no manipula al espectador, lo que demuestra sabiduría y madurez como narrador.

Me pareció un gran acierto la íntima relación entre forma y contenido, la coherencia entre la evolución de lo que se cuenta y cómo se lo cuenta. Al principio comienza con planos fijos, elegantes, y luego pasa a la cámara en mano, al plano con mucho ruido y grano, a medida que la historia va tomando dramatismo, hasta llega a usar el modo de visión nocturna durante el viaje en patera de los protagonistas. Trascurre de los deslumbrantes amanceres en el río Níger y de los planos aéreos sobre el desierto, a la falta de aliento, a correr por las calles de Tánger huyendo de la policía marroquí.

Hay un antecedente con el que se vincula 14 Kilómetros, la película de Michael Winterbottom, In this World, por la que siento una gran debilidad y que he visto al menos en una veintena de ocasiones. En este sentido, también fue una apuesta fuerte la realización de 14 Kilómetros: ya que un referente tan extraordinario podría haber echado sombras sobre la obra de Gerardo Olivares, la podría haber empequeñecido. Pero lo cierto es que en el encuentro entre ambas producciones, no sólo la iguala en la factura, en la sobria narración, sino que en algunos aspectos la supera.

En definitiva, por su sabiduría narrativa, por su contención, por su hondo calado humano y por todo lo que dice de esos malditos muros que nos dividen: ¡tenéis que verla!

PD: En los 52 años de vida del Festival de Valladolid, 14 Kilómetros ha sido la primera película española que se ha alzado con la Espiga de Oro. En el guión cuenta con varias colaboraciones de lujo. Un grande del periodismo, Enrique Meneses, a quien ya manifesté mi admiración en este periódico en varias ocasiones, y cuyo libro Hasta aquí hemos llegado, también os recomiendo. Asimismo, al guión hizo su aportación otro amigo y magnífico escritor, que conoce el mundo de punta a punta y que ha hecho saltar la banca con su Pasión India: Javier Moro.