En el Reino Unido nos encantan los penes

Por Tom

En el Reino Unido nos gustan mucho los genitales masculinos. Yo no era consciente pero parece que, históricamente hablando, nos han molado las pollas los penes desde mucho antes de de llegara al colegio y empezara a decorar todas las superficies disponibles con las más artísticas que podía imaginar. ¡Y yo que me creí tan original!. Bueno, daño a mi ego aparte, resulta que mis profesores no fueron los primeros en tratar con gente haciendo esos por todos lados.

Aunque os parezca arbitrario, ese tipo de dibujos tienen mucha relevancia estos días y tiene todo que ver con la visita al Reino Unido del diablo naranja. Sí, el polémico presidente yanqui está de visita en el Reino Unido y, al parecer, no podría ser menos bienvenido.

(EFE/ Andy Rain)

Aparte de las manifestaciones extendidas en contra de su existencia en general, la prensa está atiborrada de artículos ridiculizándole a él y todo lo que propone y representa. Su visita coincide fantásticamente con la metafórica muerte de Theresa May, añadiéndole otro clavo en su tumba política. A ver si tiene algo bonito de decir acerca del próximo Primer Ministro…

(EFE/Andy Rain)

Su visita ha consistido en llegar, saludar a los dos personas que estaban allí para recibirle (personal de tierra), un banquete con varios miembros de la familia real, esconderse de las hordas de manifestantes, twittear su descontento con el estado de las noticias y negar haber llamado “desagradable” a Meghan Markle, ver soldados en las gorras de piel de oso, y chocar los puños con la Reina.

Luego hay los políticos como Jeremy Corbyn, que de hecho forman parte de la manifa, la princesa americana que ha sido vocal en su contra y, por casualidad, está de baja por maternidad, y Sadiq Khan que están evitándole como su tuviera lepra. El pobre Harry no ha tenido suerte y disfrutará de una cena con el POTUS, a ver si podrán evitar referencia a los comentarios que hizo Trump sobre la madre de Harry hace unos años.

Bueno, me desvío del tema. ¡Penes! En el Reino Unido somos conocedores de ellos y las empleamos para una multitud de tareas. Más recientemente, para dar la bienvenida al estimado Trump y su séquito, que llegando a Stanstead al norte de Londres, habrá sobrepasado una enorme cortada en la césped y acompañada con las palabras “OI, TRUMP”.

De hecho, aparte de ser un maravilloso insulto a los visitantes, fue también usado para promocionar el negocio del cortador Ollie Nancarrow de 18 años y su negocio Born Eco. Regresamos unos años atrás y encontramos otro ejemplo de la gente empleando el mismo sistema para protestar los numerosas y grandes baches en las calles de un pueblo inglés. Un ‘artista’ bajo el alias Wanksy (un juego de palabras entre Banksy y wank – masturbarse en inglés) dibujó una polla alrededor de todos los baches en su zona hasta que prestaran atención el ayuntamiento. Fue tan exitoso que se repitió el proyecto en otros dos pueblo de Inglaterra.

No solamente en el suelo, Rory McInnes pintó una impresionante en el techo de la mansión de sus padres en 2008, donde estuvo durante un año. Sus padres no lo descubrieron hasta recibir una llamada del periódico tras verla desde helicóptero.En 2005 dos alumnos de un colegio en Southampton dibujaron otra en el campo de su colegio con herbicida, la cual fue visible desde el espacio.

Los falos también se emplean en protestas menos públicos y mas insidiosas. Como por ejemplo la dibujada en una tabla de madera y enviada a Chris Packham después de que apoyara a la causa de prohibir la caza de aves silvestres. Chris declaró que lo que más le gustó de la obra fue que la persona había claramente hecho una copia a escala de su propio miembro y lo vendió en eBay por 2.500 libras que donó a la causa Wild Justice en contra de la caza de aves silvestres.

Pero nuestra obsesión cultural no ha brotado así de repente en las últimas dos decidas, para nada. Quienes quieran ir a Dorset verán un gigante tallado en la caliza de la región dando zancadas por el campo llevando dos porras. El gigante está protegido como un tesoro nacional.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.