La fábula griega que necesitan saber en California

Por Vicky

Cuatro meses después del incendio más mortífero que se ha registrado en Grecia y en Europa desde 1900, el de la región de Atica, los habitantes de los barrios afectados recuerdan esos momentos y esta semana han mostrado su solidaridad con las víctimas del incendio en California.

Los jóvenes de Mati, la localidad que fue casi extinguida y que actualmente se parece a una escena de guerra, han preparado varios carteles con mensajes de apoyo y un vídeo en el que cuentan cómo es su vida después de esos trágicos días.

“Mi familia por parte de padre sigue allí, en San Diego. Estamos en contacto y nos preocupa que estén pasando por lo mismo que pasamos nosotros. Sabemos lo que es la decepción, el dolor, el miedo, lo que se siente al perder tu casa, al salir y ver que todo ha cambiado, al perder a las personas que están cerca de ti”, dice Kalli, nacida en California y residente de Mati.

Otra joven, Afrodite Hatzianastasiadi, expresa su decepción por cómo se llevó la situación aquél día: ”Sentimos un abandono total por parte de las autoridades locales, así que tuvimos que organizarnos y hacer cosas por nuestra cuenta, aunque fueran pequeñas. Es muy poco estético y psicológicamente difícil abrir los ojos y ver tierra quemada y pasar por ahí cada día. Pero estamos dispuestos a hacer que la zona quede mejor de lo que estaba, tenemos mucha energía y esta experiencia nos ha enseñado mucho”.

A pesar de que en el fondo sabemos que lo material no vale tanto y que lo importante es la vida, es difícil olvidar lo que dejas atrás porque para muchas personas cuando dejan una casa, un parque o la plaza mayor del pueblo es como perder años de su vida. He tenido suerte no haber perdido ni familia ni amigos en los incendios de Rafina, pero si he tenido que contar “muertes” materiales.

Recuerdo aquella tarde cuando llamé a mi familia para ponernos al día y me contestaron que estaban “en casa de la tía”. Con tranquilidad les dije que me llamaran al volver a nuestra casa, pero me respondieron que aquella noche no iban a volver.

Ellos al igual que mucha gente se refugiaron en casas de familiares y amigos o donde pudieron alejarse de la pesadilla. Avisados del tráfico que se había generado en las carreteras principales, tuvieron que coger carreteras secundarias y yendo al sentido contrario. Y es que la diferencia entre la vida y la muerte podía ser un giro a la derecha o a la izquierda. Sin noticias sobre el estado de su barrio y escuchando a explosiones (de los coches) cada cinco minutos; este fue el resumen de su noche en la casa de mis tíos. El resto es una historia más o menos conocida.

Varios coches calcinados tras el incendio registrado en Argyra Akti, cerca de Nea Makri. (PANTELIS SAITAS / EFE)

¿Cómo se vive el día después?

Según mi familia y mis amistades el ambiente daba mucho miedo y algunos tardaron días en conciliar el sueño por las noches. Había focos pequeños controlados, casas que todavía echaban humo y cables eléctricos que chispeaban. Al mes volví a Grecia para pasar unos días con ellos. He tenido que borrar de mi mapa mental algunas casas del vecindario, mi colegio y la mayor parte del paisaje verde que rodeaba mi barrio. También aprendí a diferenciar cuando cambia de corriente el viento porque al hacerlo se olía todavía a quemado. Los días de tormenta de verano teníamos que cerrar las ventanas (a pesar del calor) porque el ambiente se volvía insoportable.

Ante este panorama no esperes mucho. No me hizo falta visitar Mati y Neos Voutzas para entender las dimensiones de los daños. Me bastaba con ver a la gente que seguía callada cada vez que el tema salía a la conversación y sus miradas tristes. Siempre llegan mensajes de apoyo, gente que se acuerda de ti y te da ánimos pero lo único que quieres saber al final del día es el ‘por qué’.

Cuatro meses después los griegos no han recibido ninguna explicación de lo ocurrido, solo las condolencias por parte del gobierno. Mientras tanto, se ha hablado de corrupción política, de errores por falta de organización, de insuficiencia de protección ciudadana y muchas promesas. El incendio de Mati no solo ha llevado consigo vidas, sino además toda la confianza y todo aquello que se daba por hecho para la seguridad de los ciudadanos.

En realidad los jóvenes de Mati han preparado este vídeo para animar a los californianos de cara a los días que les esperan. Una nota mental: que la mejor preparación es tener una mano que sostener en los momentos difíciles.

Incendio en Grecia
Vista de un móvil en el lugar donde se encontraron 26 cadáveres calcinados, tras el incendio registrado en Mati. (Efe)

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.