En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Entradas etiquetadas como ‘sherlock’

El éxito del ‘Sherlock’ más victoriano

Es elemental que Sherlock nunca defrauda. Y el especial navideño que emitió la BBC el día de Año Nuevo –en España se podrá ver el 7 de este mes en TNT– está pensado para deleitar a los fans que han esperado pacientemente su regreso desde el final de la tercera temporada, allá por el año 2014.

Lo que viene siendo una eternidad para los amantes de la peculiar e inolvidable pareja detectivesca que forman a la perfección Martin Freeman, en el papel de Watson, y Benedict Cumberbatch, en el de Sherlock Holmes.

'Sherlock'

La expectación que rodeaba al episodio La novia abominable era tal, que en Reino Unido superó los 8,4 millones de espectadores, convirtiéndose en lo más visto de ese día. Los lapsos de tiempo entre una temporada y la siguiente pueden ser interminables, pero la devoción de los seguidores por esta joya televisiva sigue tan intacta como el primer día. Los datos lo avalan. Incluso si hablamos de un episodio independiente de la trama original.

Después de haber visto el especial navideño, sólo puedo poner un pero, que a la vez es una exigencia a los Reyes Magos si me están leyendo en estos momentos. No lo puse en la carta, pero ¡QUIERO MÁS SHERLOCK HOLMES! (¿Por favor?).

El capítulo ha sido tan hipnótico y entretenido, con tantas referencias a entregas anteriores y guiños a los seguidores y a las novelas de Arthur Conan Doyle, que la cuarta temporada -que llegará previsiblemente a finales de año o a principios de 2017- se me antoja ahora demasiado lejana. Y eso que el especial navideño pretendía ser un oasis temporal en medio del parón. Pero nada es suficiente si hablamos de Sherlock, una serie que siempre nos deja con ganas de más.

En esta ocasión, la ficción británica de Steven Moffat y Mark Gatiss se desprende del aire contemporáneo que caracterizó a las tres primeras temporadas para trasladar la acción a la época victoriana, en un claro homenaje a Arthur Conan Doyle. El título del episodio, por ejemplo, se cita de pasada en uno de sus libros, en concreto en El ritual de los Musgrave.

Pasado y presente, trance y realidad… todo ello se entremezcla en una historia donde la relación de los Holmes cobra gran protagonismo, donde nada es lo que parece. Los productores nos regalan al John más fiel al libro y también la famosa y célebre frase que aún no habíamos escuchado: “elemental, mi querido Watson”.

Sus guiones funcionan con puntualidad británica, y La novia abominable lo demuestra con creces. Hablamos de entretenimiento y diversión de calidad con una pareja de actores que cautiva y borda los personajes. Sherlock es televisión, pero de la buena. Por desgracia, la próxima vez que les veamos en el 221 B de Baker Street será, casi con seguridad, en 2017.