En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Entradas etiquetadas como ‘justin theroux’

Por qué ‘The Leftovers’ es ya una de las mejores series de 2015

¿Qué pasaría si un día desaparece el 2% de la población mundial? ¿Si en cuestión de unos pocos segundos 140 millones de personas se esfuman delante de tus ojos sin dejar ni rastro? No hay explicación. Simplemente, PUF. Entonces, la vida se desmorona. El duelo se alarga tanto que acaba por convertirse en tu propio hogar.

Con esta perturbadora premisa y bajo la firma de Damon Lindelof se presentó el año pasado The Leftovers, uno de los estrenos más comentados de la temporada anterior. Todo lo que haga el creador de Perdidos merece una oportunidad, aunque algunos losties resentidos (la espinita de los osos polares sigue clavada profundamente) cogimos la serie con desconfianza. ¿Más preguntas sin respuesta? “No, gracias”, oí decir a más de uno. (Lo que os estáis perdiendo ahora, majos).

La serie, al igual que el libro de Tom Perrotta en el que se basa, no busca dar respuestas a las desapariciones. Indaga en el dolor, en la inseguridad y en el sufrimiento de unos personajes rotos por la pérdida. Es desgarradora, un dramón con mayúsculas, y la banda sonora de Max Ritcher juega en otra liga.

Pero tuvo sus fallos. Afortunadamente, todos los errores de la primera temporada se quedaron en el pasado. La segunda ha superado con creces todas las expectativas. Si cada final de capítulo deja al espectador con el corazón en un puño y la mandíbula desencajada, sólo puede significar una cosa: estamos viendo una gran (pero grandísima) serie. Una de las mejores de este 2015.

Los nuevos capítulos, a falta de dos para que acabe -en España se emiten los lunes en Canal + Series-, me han dejado una sensación de perplejidad constante, nos encontramos ante un verdadero puzzle emocional. Desconcierto en bandeja de plata.

Nuevos personajes, nuevas tramas y un nuevo escenario: Miracle, el único pueblo de todo el planeta Tierra donde no desapareció nadie, el único rincón “seguro”. Me declaro fan de la vuelta de tuerca que le han dado a las historias de Laurie y de Tommy, tratando de desestabilizar desde dentro la secta de Los Remanentes que tanta pereza me daba en la primera temporada. (¿Qué clase de problema tienen con el silencio y la nicotina y por qué nadie me lo ha explicado?)

Pero si la trama de Laurie me gusta y la de Matt (personajazo) aún más, el desequilibrio emocional de Kevin -capaz de pronunciar 50 ‘fucks’ por minuto- me tiene hipnotizada. Hemos asistido a la cúspide de la enajenación mental del protagonista a través de un viaje que evocaba en muchas ocasiones a Perdidos (no voy a hacer spoiler, pero ese capítulo ocho con el pozo… sin palabras). La historia se intensifica con cada episodio. Y aunque quedan sólo dos para el final, para mí, cada uno de los capítulos de esta temporada, que no nos han dejado ni respirar, han demostrado ya que The Leftovers es una de las mejores series de este 2015.