En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Entradas etiquetadas como ‘homeland’

La segunda reinvención de ‘Homeland’

Tras el descalabro de la tercera temporada, pensé que Homeland necesitaba poner punto y final cuanto antes.  No había manera de revivir la historia de Carrie Mathison, me decía. Es el fin. Eso pensaba hasta que me sumergí de lleno en la cuarta temporada: tan frenética, tan diferente, con un ritmo vertiginoso y una trama ágil al más puro estilo 24. La  serie fue capaz de salir del fango para protagonizar un resurgir mayúsculo. Y lo consiguió alejándose de lo que algún día fue y abrazando un estilo distinto. Sorprendió.

homeland3

La cuarta entrega se reinventó de manera exitosa tras la (necesaria) muerte de Brody, y la quinta temporada, que dijo adiós el pasado 20 de diciembre, se ha reinventado de nuevo al trasladar la trama a Berlín. Le ha dado un nuevo enfoque, una nueva perspectiva (y una nueva peluca a Carrie que no ha dejado indiferente a nadie).

Pero, sobre todo, nos encontramos ante la temporada más actual de las cinco que se han emitido. ¿Su éxito? Poner el foco en los conflictos internacionales más apremiantes: la amenaza yihadista que se cierne sobre Occidente, la intención de atentar contra una de las capitales europeas más importantes, la crisis de los refugiados sirios, las tensas relaciones con Rusia e Israel, las filtraciones de documentos al más puro estilo Snowden, los efectos del gas sarín…

Homeland ha bailado al compás que dictaba la actualidad. Por momentos, incluso, de manera escalofriante, como en el episodio 10, en el que se mencionaba un atentado en la capital gala tan sólo unas semanas después del 13-N: “No queremos otro atentado como el de París”. Se referían, sin embargo, al perpetrado en la sede de Charlie Hebdo hace casi un año, pero fue difícil pasar por alto el breve lapso de tiempo entre el trágico suceso de la sala Bataclán y la emisión del capítulo.

homeland4

La serie ha sido capaz de retratar a la perfección la falsa calma que se apodera de los ciudadanos europeos ante la amenaza terrorista. Y de la falsa normalidad que adoptan los gobiernos: “no les vamos a dar la satisfacción de crear el pánico en nuestros ciudadanos siempre que lo deseen”.

Pocas ficciones han conseguido ir tan de la mano de la actualidad como Homeland, uno de los puntos fuertes de una temporada que se ha cocinado a fuego lento.

Comenzó con un ritmo más templado que la entrega anterior, le costó arrancar, lo que provocó la estampida de muchos seguidores. Desde luego, se han perdido una gran temporada y, con ella, la consolidación de uno de los mejores personajes de la serie.

homeland5El retorcido doble juego de Allison -que en muchas ocasiones me recordó a The Americans– consiguió arrebatar el protagonismo a la reina del thriller y los pucheros, esa que ahora se pregunta -al igual que todos nosotros- qué será del futuro de Peter Quinn, otro de los personajes que tiene hipnotizada a la audiencia aunque no sé por cuánto tiempo. Los guionistas se han marcado un Jon Snow en toda regla al dejar en suspense su futuro.

Habrá sexta temporada de Homelandpero no sabemos si el sicario que mata a los “tipos malos” estará presente. Aunque la última escena me huele a adiós definitivo, no quiero despedirme de Quinn (ni, por supuesto, de Rupert Friend, que se ha enfrentado a secuencias francamente duras). Si finalmente es así, lo único que me reconforta es que al menos ha sido un final doloroso pero digno para un personaje que ha sabido cautivar desde su aterrizaje en la serie.

La ficción ha sabido reinventarse por segunda vez y, aunque no ha alcanzado el ritmo frenético de la cuarta entrega, la quinta me ha mantenido pegada a la pantalla inconsciente. Quiero más capítulos de la ficción de Showtime. Eso sí, si es con Peter Quinn entre sus filas, mejor.