Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Archivo de octubre, 2012

Más calor, más barbacoas: la meteorología y la cesta de la compra

Los supermercados, grandes superficies, tiendas de ropa, zapaterías y hasta las heladerías, viven con un ojo en el cielo. Ahora que el otoño ha llegado, pero el verano se resiste a dejarnos y nos regala el famoso veranillo de San Miguel, muchos empresarios casi desean que entre el frío y la lluvia de una vez. Y que sea para quedarse. Está en el corazón de su negocio aprovisionarse de material, mantener un stock acorde con la previsión de ventas. Y el pronóstico del tiempo atmosférico, de la temperie, es absolutamente decisiva para tomar estas decisiones.

El otro día leía que uno de las grandes superficies de EEUU, Tesco, recibe 3 informes meteorológicos diarios. Y con cada uno de ellos actualiza su previsión de stock. En tiempo real. Diez grados más que los actuales suponen un 300% más en carne para barbacoas. 45% más de lechuga. 25% menos de coles. Y si no la tienes o si te sobra, es dinero que pierdes. O por no poder afrontar la demanda o por no vender las existencias que has comprado.

 

Pantalla de Tesco_Connect. Big Data y meteorología para optimizar procesos.

Pantalla de Tesco_Connect. Big Data y meteorología para optimizar procesos.

 

Afinar con el almacén es la clave de muchos negocios, en los cuales tienes que guiarte por parámetros para responder a la demanda de manera óptima. Y en este sentido estar bien informado del tiempo, sea el inmediato (meteorología) o el estacional (climatología) es vital. Tesco tiene el sistema TescoConnect, que almacena todos esos datos y los comparte con todos los proveedores. Los grandes centros tienen unos 12.000 productos distintos que suministran 700 empresas diferentes. Las simulaciones que hacen para controlar y optimizar su stock son dignas de la NASA. Tardan 3 días en ejecutar una simulación histórica de su stock para optimizar situaciones futuras.

Entiendo que aquí, en nuestro país, empresas como Carrefour, El Corte Inglés, Alcampo, Mercadona, etc. tendrán algo parecido, eso que se ha dado en llamar Big Data, el aprovechamiento de cantidades de datos ingentes para ser aprovechados en la optimización de procesos. ¡Y, si no lo tienen, deberían! Si alguien está enterado de ello, os agradecería alguna referencia, me parece muy interesante y un posible nuevo modelo de negocio para empresas de meteorología.

 

Los americanos nos copian y nombran sus borrascas

The Weather Channel, canal  de meteorología estadounidense de gran relevancia, ha decidido nombrar las grandes tormentas que se produzcan en EEUU este invierno. Como lo oís. Al igual que la NOAA hace con los huracanes desde los años 40 del siglo pasado, TWC comenzará este año a poner nombres como Brutus, Khan, Gandolf, Orko o Zeus. Aquí tenéis la lista completa.

En la cadena aseguran que de esta forma se ayudará a identificar cada una de ellas de mejor forma, y aumentar la sensibilidad de la sociedad y su preparación ante sus efectos adversos. Cada tormenta adquirirá personalidad propia y será posible su seguimiento de forma más directa. Incluso afirman que, en el mundo de las redes sociales en donde vivimos actualmente, el hecho de bautizarlas será una facilidad más para los medios de comunicación.

 

Nombres de borrascas y anticiclones hoy en Europa. Fuente: IM Berlín.

Nombres de borrascas (rojo) y anticiclones (azul) el pasado sábado en Europa. Fuente: IM Berlín.

Curiosamente ponen de ejemplo a Europa, donde dicen que esto ya se hace desde hace un tiempo. Deben referirse al Instituto de Meteorología de la Universidad Libre de Berlín, que, efectivamente, nombra las borrascas, y del que ya hemos hablado aquí en otras ocasiones. Y han confundido Alemania con Europa… O no. Los nombres no se pondrán nunca antes de tres días de que la borrasca afecte a una zona poblada, para tener la completa seguridad de que tendrá efectos en ese área.

Pues eso, que se me ocurren algunas preguntas… ¿Son unos adelantados a su tiempo? ¿Innovadores? ¿O es una simple acción de marketing para ganar relevancia y protagonismo este invierno?

Ahí lo dejo, espero vuestros comentarios con impaciencia.

 

Reflexiones tras la catástrofe

Tras la tempestad viene la calma, y, con ella, debería venir la reflexión. El pasado viernes fue un día muy triste en la historia de nuestro país. Diez personas perdieron la vida en Málaga, Almería y Murcia por diferentes motivos relacionados con el episodio de lluvias intensas. Hay tres desaparecidos y muchas familias deshechas. Docenas de personas sufren heridas y muchas más lo han perdido todo, absolutamente todo, debido a las inundaciones.

Tras sacudirme la tristeza y el asombro por las imágenes que hemos visto, la reflexión que me queda es la siguiente. Ni con todos nuestros satélites, ni con todos nuestros superordenadores, ni con nuestros grandes avances tecnológicos, hemos sido capaces de evitar esta situación. La naturaleza sigue siendo más fuerte que nosotros, y a la primera oportunidad que se le presenta nos lo demuestra con tiranía.

 

Desesperación el viernes pasado en Vera, Almería (EFE)

Desesperación el viernes pasado en Vera, Almería (EFE)

 

Como todos sabéis, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET ahora, antiguo INM) es la responsable en nuestro país de velar por nuestra seguridad en aspectos meteorológicos y climatológicos. Es la responsable de emitir avisos para alertar de riesgos meteorológicos. Los colores indican el nivel de riesgo para la población. Y los criterios están claros.

La reflexión principal deja sitio a otras preguntas que se me vienen a la cabeza, y que os expongo para debatir.

– ¿Qué hubiera pasado sin avisos?

Efectivamente, a toro pasado la destrucción ha sido mucha y es muy fácil señalar culpables. Pero pensemos que, quizá, sin esos avisos, el número de víctimas sería mayor. El suceso de Gandía, con un desplome o downburst (como este en Camp de Turia en Septiembre de 2004 que tuve la oportunidad de documentar) que arrasó la feria local, tirando al suelo una noria y diferentes atracciones se produjo con la zona desalojada, sin estar abierta al público, precisamente por esos avisos. Sin duda, de no haberse emitido los mismos, la catástrofe allí hubiera sido horrorosa. Pensemos en esto.

– ¿Se emitieron con suficiente anticipación?

Los avisos o alertas rojas, de riesgo meteorológico extremo (fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto), se emitieron demasiado tarde, en mi opinión. Y no sólo en la mía, sino en la opinión de muchos otros. Desde el jueves 27 por la mañana la situación era muy clara, y así lo indicaba en mi blog. (“Las inundaciones de zonas bajas y barrancos pueden ser repentinas -flashfloods- y muy peligroso atravesar vaguadas“). Otros meteorólogos oficiales de la AEMET, de sobrada reputación, incluso llamaron a título personal a familiares para que tuvieran precaución (Ver la Nota final). Meteorólogos de diferentes medios, SSW, y aficionados a la meteorología (que no por aficionados saben menos de esto), también anunciaron lo que se nos venía encima. A las 22:11 del jueves (aún faltaban 10 horas para el primer desastre de Málaga), ESTOFEX avisó de forma clara: Life-threatening flash flooding is likely!”  (“Son posibles inundaciones rápidas con peligro para la vida”), que al fin y al cabo, y desgraciadamente, fue lo que pasó.

Cuidado, que quede claro que, aún con las alertas rojas emitidas la noche anterior, la catástrofe podría haberse producido. Que nadie se engañe, pero nos queda la duda de si de podía haber hecho algo más.

¿Qué protocolo se establece para cada nivel de alerta?

Cada nivel de aviso lleva consigo un procedimiento a desarrollar. Un procedimiento que es costoso, en personal, en medios terrestres, en movilización de efectivos. Esa movilización supone dinero. Mucho, en la mayoría de los casos. ¿Están afectando los recortes a esas movilizaciones? Si alguien es capaz de contestar a esta pregunta, por favor, estaríamos muy agradecidos. Por cierto, los radares de Murcia y Valencia dejaron de funcionar ese día, manteniendo “a ciegas” la zona cero. Son una herramienta imprescindible para el seguimiento de estos episodios severos. Pero si cuando se producen, no funcionan, ¿para qué los queremos? Hoy funcionan perfectamente. Hoy que no llueve.

– ¿Llegan estos avisos al gran público?

A pesar de que la propia AEMET nos dice que estos avisos se difunden a Protección Civil y las autoridades estatales y autonómicas y por su servicio radiofónico, ¿llegan realmente a la sociedad? Porque la misma tarde del viernes en todas las televisiones pudimos ver las alertas rojas…cuando ya el daño estaba hecho. Creo que en este sentido los canales de comunicación pueden mejorarse, y mucho, usando canales más ágiles, como las redes sociales, un medio directo e inmediato de comunicación. Twitter en este sentido podría haber sido una herramienta muy útil. Muchos hicimos el seguimiento en directo de todo el episodio, alertando con horas de antelación las zonas afectadas. Si a nivel particular pudimos llegar a miles de personas, ¿qué no haría la AEMET, con el apoyo de todas las instituciones oficiales? Ese día se hubiera alertado de forma más directa, más operativa. ¿Para cuándo vuestro canal de twitter AEMET? ¿Para cuándo?

– ¿Quién evita la irresponsabilidad de la población?

Dicho todo esto, los incidentes más graves son imposibles de prever. Se producen en un instante, una rotura de un muro, un cuace desviado o lleno de escombros, un arroyo sin desbrozar o, más grave, urbanizaciones o cámpings situados en zonas inundables. Al final ese es el punto donde se producen las víctimas. Y se producen en segundos, normalmente. He llegado a ver fotos y vídeos de personas subidas en un puente a punto de derrumbarse haciendo fotos, otras nadando en una calle a contracorriente de la avenida de agua… Las personas también tenemos nuestra responsabilidad, debemos ser prudentes, usar el sentido común. Pero no lo hacemos. Incluso con el mejor servicio meteorológico del mundo, con el más intachable, ocurrirían desgracias. Somos así.

– ¿Emitirá la AEMET algún comunicado explicando la situación?

Eso esperamos todos. No me cabe la menor duda de que en este momento trabajan en el informe oficial, siempre han emitido uno tras episodios como este, y este caso es muy grave. Esperemos que no sólo expliquen la situación desde el punto de vista técnico, sino también las decisiones tomadas en cada momento y si existen responsabilidades a depurar.