BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Las nubes más altas y que brillan por la noche: las noctilucentes

Una de las manifestaciones más espectaculares de nuestras compañeras atmosféricas, las nubes, son las llamadas nubes polares mesosféricas, también conocidas como nubes noctilucentes (nocti, de noche, y lucentes, de lucir, brillar). Definitivamente, son las nubes más altas, mucho más que nuestros queridos y más visibles cirros. Son nubes que se forman por vapor de agua presente en esas capas más cercanas al espacio, entre los 76 y los 85 kilómetros de altura. Una barbaridad de altura considerando que los más altos cumulonimbos (las nubes de tormenta) llegan hasta los 24-26 Km de altura, como mucho.

Antes de detallar lo que son, mirad que maravilla. Es una foto tomada desde la Estación Espacial Internacional (ISS)

Nubes noctilucentes sobre la planicie del Tíbet, el pasado 13 de Junio. Foto: NASA

Nubes noctilucentes sobre la planicie del Tíbet, el pasado 13 de Junio. Foto: NASA

La altura de estas nubes hace que, en ciertos momentos, tengan una característica única. Brillan de noche. Aparecen como capas luminiscentes en los cielos nocturnos de las zonas polares. El sol, pese a no ser visible ya y haberse ocultado ya por el horizonte y dejar sombras en el terreno, aún llega a iluminar el cielo sobre nuestras cabezas, y es ahí donde se encuentra ese vapor de agua condensado. A esa altura son cristales de hielo, por supuesto. Y ahí se produce el maravilloso efecto. La luz hace que esos cristales, esos cirros mesosféricos, luzcan e iluminen el cielo, como una neblina fantasmagórica azulada. Desde la ISS pudieron disfrutar de este espectáculo hace unas semanas. Si te apetece conocer detalles más técnicos visita este link de la NASA.

Una demostración más de nuestra atmósfera y su interacción con el Sol, la estrella que nos da la vida. Un verdadero espectáculo que yo ya he puesto como fondo de pantalla 🙂

 

9 comentarios

  1. Dice ser Ambientólogo

    Que yo sepa, los cumulonimbos tienen como tope de crecimiento el limite físico con la estratosfera, la tropopausa (situada aproximadamente a 12km de altura) no pueden alcanzar los 24 ya que existe una inversión térmica que impide el desarrollo vertical de la nube. Por cierto interesante lo de las nubes noctilucentes.

    30 Julio 2012 | 10:53

  2. Dice ser gualtrapas

    Muy bonitas. ¡Me parece una burrada eso de que se formen a 80km de altura!

    ¿Se forman en algún sitio en particular, al igual que las auroras en latitudes cercanas a los polos?

    30 Julio 2012 | 10:58

  3. Dice ser Daniel L.

    muy bonitas, se parecen mucho a los chemtrails.

    30 Julio 2012 | 11:08

  4. Dice ser seo company

    I was very pleased to find this site

    30 Julio 2012 | 11:14

  5. Dice ser Carla

    Impresionante, lastima que no podamos verlas desde aquí. Pero tampoco están mal estas noches de de verano llenas de estrellas. Sobre todo si las compartes con buena compañía y un buen vinito.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    30 Julio 2012 | 11:24

  6. Dice ser Sicoloco del castin de Foolyou

    A “SEO COMPANY”

    Si has llegado hasta aqui y sabes de que va este blog es que lo has leido y si lo has leido es que sabes español y si sabes español ¿porque comentas en ingles?

    30 Julio 2012 | 11:30

  7. Emilio Rey

    Para Ambientólogo: la altura de la tropopausa es variable. En verano se sitúa más alta que en invierno, y en los trópicos es más alta aún. No es raro ver topes nubosos por encima de 20Km en esas latitudes (70.000 pies): http://www.theweatherprediction.com/habyhints2/536/ y http://en.wikipedia.org/wiki/Cumulonimbus_cloud
    En nuestras latitudes hay tormentas que pueden llegar a los 16Km de echotop, una barbaridad.
    ¡Saludos!

    30 Julio 2012 | 11:48

  8. Thanks for sharing such an interesting information.

    30 Julio 2012 | 17:04

  9. Dice ser Marlon

    y se ven más en verano por la duración del día y la inclinación de la tierra?

    30 Julio 2012 | 21:54

Los comentarios están cerrados.