BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Las otras tormentas: los haboob o monstruos de arena

En el consultorio de ayer (pregunta 23) me preguntaban sobre varias tormentas de arena que se produjeron este pasado verano en los Estados Unidos. Efectivamente, estos fenómenos, llamados Haboob (en árabe “viento fuerte“) porque son muy comunes en Arabia, son realmente un verdadero espactáculo de la naturaleza, lo cual no les quita peligrosidad, desde luego.

Se producen en ambientes secos, desérticos. Además de en la península arábiga, los podemos encontrar en el desierto del Sahara (en Sudán, sobre todo), en zonas del norte de los Estados Unidos, en las llanuras del centro de Australia, etc. Lo verdaderamente curioso de estas tormentas es la diferente génesis de las mismas según la zona del planeta. En EEUU suele ser a partir de una tormenta ordinaria, de las de truenos y rayos, o de la presencia de un frente frío sobre el desierto (en Australia) o bien de un choque de masas de aire, seca y húmeda, en Africa.

En todos los casos hay una fase de la tormenta en la que se producen fuertes corrientes descendientes (downburst o desplome), que al chocar con el suelo y encontrar polvo muy seco provoca que se levante por el aire. Esto lo podemos ver en muchas ocasiones en nuestras latitudes, a menor escala, claro. Llega una tormenta y se levanta una polvareda tremenda que nos ciega, si estamos en una zona de tierra o campo. En pleno desierto, esto se puede traducir en una pared de muchos kilómetros de largo y más de un kilómetro de alto. Un verdadero muro de polvo y tierra en suspensión que se traga todo lo que encuentra a su paso, viajando hasta a 50 Km/hora de velocidad y dejando la visibilidad prácticamente nula.

Seguramente os suene haberlo visto en la tele este verano, y si buscáis en internet veréis muchas fotos y vídeos. Pero aquí os dejo una foto y un vídeo que seguramente no sean tan conocidos.

La foto de satélite, para ver la verdadera extensión de este fenómeno. Se trata de un colosal haboob avanzando al sur por el Mar Rojo en Mayo de 2005. A la izquierda Egipto, y a la derecha Arabia Saudí. Se puede ver la extensión brutal de la tormenta, de miles de kilómetros de longitud.

Haboob en el Mar Rojo. Foto NASA - Wikimedia Commons.

Haboob en el Mar Rojo. Foto NASA - Wikimedia Commons.

Y para terminar un vídeo que me hace llegar mi amigo Sergio en su habitual entrega de Lo Mejor de La Semana, una recopilación de joyas que circulan por el inmenso mar de internet. Gracias, porque nos vas a hacer disfrutar este viernes con una sonrisa… Esto es lo que pasa cuando te casas y no has tenido en cuenta una buena previsión meteorológica… 😉

 

 

 

4 comentarios

  1. Dice ser Álvaro

    Hola, Emilio, un saludo y como siempre felicitaciones por el blog.

    Los de la boda se han casado a pesar de todo, como se suele decir, contra viento y marea jajajaja, ¡qué bárbaro!, estaba allí el señor Hurakán de testigo 🙂

    Bueno, pues ahora que veo ese vientazo tremebundo, te iba a hacer una consulta: en esta semana por la zona de Madrid, está habiendo unos vientos de lo más antipáticos, con rachas bastante fuertes, según he mirado los distintos mapas meteorológicos, rondan entre los 25 y 50 kilómetros por hora, y lo curioso es que desde hace unos 10 años, quizá un poco más, cuando llega el mes de diciembre, y sobre todo hacia mediados y hasta pasada la Navidad, se van repitiendo estos vientos tan fuertes, ¿por qué puede ser?

    Lo curioso del tema es que con vientos tan rápidos, que imagino que en distintas alturas de la atmósfera serán de distintas velocidades, a veces ves a las nubes viajar a una velocidad del rayo, y otras veces se quedan ahí estancadas, al menos es el efecto visual que tienes, quizá la masa al ser tan grande se va moviendo y uno no lo nota.

    Total, ¿hay alguna forma de saber si en esta época del año se está repitiendo este fenómeno ventarrón??

    Un saludo cordial y gracias de antemano.

    Álvaro

    16 Diciembre 2011 | 13:10

  2. Dice ser antaresmj

    Nunca he visto ninguna tormenta de arena en la realidad, pero si en documentales y la verdad es que son impactantes. Muy buena la foto de satélite. No imaginé que pudieran llegar a ser tan grandes.

    Muy bueno el post de hoy.

    16 Diciembre 2011 | 14:04

  3. Dice ser antonio larrosa

    Cuando hice la mili en Africa a este fenómeno le llamaban Simoun o sea que a la boda esa debieron querer invitar a algún simón y lo debieron escribir mal.

    Clica sobre mi nombre

    17 Diciembre 2011 | 12:26

  4. Menuda nube!! Pero esta a diferencia de las normales puede matarte, lo primero que debes hacer es protegerte la cara para poder respirar, y luego no dejar que la arena te entierre, estaría bien una guía de qué se debe hacer ante este fenómeno.

    17 Diciembre 2011 | 15:56

Los comentarios están cerrados.