BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

El gran restaurante atmosférico: la corriente en chorro o jet stream

Hoy comienza Noviembre, es fiesta y todos tenemos más tiempo. Por eso este post es un poco más largo, y además os propongo un juego. Vamos a jugar a imaginar. Imaginemos nuestra atmósfera como un gran restaurante en donde se sirven todo tipo de platos. Platos fríos, calientes, algunos muy sabrosos y atrayentes, otros más indigestos, etc. E imaginemos, que en vez de camareros, esos platos llegan sobre bandejas móviles, como en algunos restaurantes asiáticos.

Bien, el otro día os hablaba de una de esas bandejas, la más importante, una espectacular y planetaria bandeja transportadora de temperies. Es la corriente en chorro, también conocida por su traducción inglesa, jet stream, una gigantesca corriente de aire en las capas altas de la atmósfera, allá por los 12.000 metros. Los vientos que allí arriba se producen pueden ser del orden de 250 kilómetros por hora, incluso más. Como verdaderos huracanes. Esta cinta arrastra y transporta sobre todo borrascas, mal tiempo. Al igual que en un restaurante asiático, se van sirviendo platos de lluvia, viento y tormentas.

Entre sus características está la de soplar, en nuestras latitudes, de oeste a este, es decir, viene casi siempre del Atlántico, y sobre todo, de variar su latitud, es decir, a veces se sitúa más al norte, sobre la vertical de Islandia y países nórdicos, y otras baja y sirve sus tormentosos platos más al sur, por tierras ibéricas.

Pues bien, esto es lo que va a pasar a partir de mañana. Por fin, tras semanas en las que el paso al jet lo bloqueara una anticiclón (salvo ya un adelanto la semana pasada), la corriente en chorro se decide a serpentear y bajar de latitud, y ya nos tiene preparada un menú a base de los mejores manjares de “mal tiempo“.

Pero mejor, veámoslo. Vamos a usar mapas de previsión que nos indican dónde se va a situar la corriente en chorro. El mapa siguiente, de GRAD-IGES y que representa el estado actual de la atmósfera, ya da un indicio de cambios. Que no cunda el pánico que os lo explico

Corriente en chorro hoy martes 1 de Noviembre

Corriente en chorro hoy martes 1 de Noviembre

Las flechas finas indican la dirección de los vientos en una de las capas más altas de la atmósfera, donde la presión atmosférica se sitúa en 200 mb –milibares– (o 200 hPa –hectoPascales-) que es lo mismo. Eso, en cristiano, equivale a unos 11.800 metros sobre el nivel del mar, aproximadamente. Es decir, la altura a la que vuelan los aviones transoceánicos (33.000 pies) y que usan para ir montados en la cinta y ahorrar combustible. Las manchas violetas indican la velocidad del viento allí. Cuanto más oscuro el color, más viento, medido en metros por segundo, ojo. Como guía de la escala, 20 m/s (lila claro) equivale a unos 72 Km/h. Y 100 m/s (negro) equivale a 360 Km/h…Una salvajada.

Para hacerlo más claro, he pintado una flecha más grande, en gris, que indica, más o menos, por dónde circula el jet stream ahora mismo, por dónde esa bandeja móvil de servir borrascas está despachando su especial comida. Como veis, está ligeramente desplazada al norte, y más lo ha estado en días pasados. Por eso, el tiempo no era tan malo los días anteriores, y sólo alguna borrasca perdida se descolgaba y nos afectaba, pero de forma aislada, sin continuidad.

Bien, vamos a ver el mapa previsto con la posición del jet el próximo jueves y dónde se servirán los mejores manjares borrascosos

Corriente en chorro prevista para el jueves 3 de Noviembre

Corriente en chorro prevista para el jueves 3 de Noviembre

Claramente vemos que el chorro se bifurca, y que la parte más intensa baja de latitud y nos afecta de lleno desde el oeste. Nuestro restaurante atmosférico quiere servirnos en bandeja sus borrascas, y lo vamos a notar, ya desde mañana mismo, con un cambio de tiempo más duradero, con lluvia y viento más continuo.

En resumen, se nos vienen encima tres o cuatro días de lluvia, días típicos otoñales en este inicio del mes de Noviembre. Nada anormal, por otro lado. Pero quizá ahora tengamos más datos para saber por qué, en esta ocasión, el “mal tiempo” nos acompañará durante más días.

 

 

2 comentarios

  1. Dice ser Halls

    Muy interessante y amena la manera de explicarlo.

    01 Noviembre 2011 | 19:26

  2. Dice ser Rafael Romero

    Me parece estupenda la página de meteorología, sobre todo porque, al contrario que otras, acierta. Pero podría mejorarse. La Luna debe aparecer con la imagen del día en que se presente, es decir, como Luna Nueva, Cuarto Creciente, Media Luna, Cuarto Menguante o Luna Llena. Tanto ella como el Sol deberían aparecer semiocultos por nubes, del tamaño relativo que indique su acumulación, negras cuando presagien lluvia, brumas, gotas de lluvia, gotas de rocio, cristales de hielo para indicar escarcha, congelación o hielo, o copos de nieve para indicar tal tipo de precipitación.

    Las fechas deberían permanecer fijas, de modo que al bajar por la página para visualizar más datos éstas permanezcan visibles, para que se pueda relacionar la previsión con la fecha a la que se refiere. Las horas a las que se presentan las temperaturas no deberían ser fijas, sino indicar aquella en la que se espera que se produzcan las extremas, aproximadamente, lo cual está relacionado con la hora del amanecer el efecto acumulativo de la radiación solar, si hace sol, a lo largo de la tarde, hasta que aquella pierde fuerza. Los mapas deberían ser dinámicos, reflejando la variación de las previsiones de temperatura, nubosidad, probabilid de precipitaciones y su forma, líneas isobaras y dirección del viento, por ejemplo de hora en hora, con triángulos en ambos extremos que, al pulsarlos con el puntero del ratón, pasen hacia delante o hace atrás en dicha presentación horaria o temporal que se decida hacer.

    El tiempo pasado debería superponer las predicciones realizadas (precipitaciones, nubosidad, temperaturas) con las realmente ocurridas, así como las lineas isobaras y las fotografías por satélite, con lo que quedaría patente la diferencia. Además se reflejaría el porcentaje de acierto de dichas predicciones, todo lo cual otorgaría confianza en ellas a los usuarios.

    06 Noviembre 2011 | 00:28

Los comentarios están cerrados.